Queriendo ser madre. Capítulo 21: Punción ovárica y fecundación.

El tiempo pasaba deprisa entre viajes a Sevilla, pinchazos en la barriga, el nuevo puesto de trabajo…en ese tiempo también teníamos en mente tirar abajo nuestra casa y quería diseñarla a mi gusto, lo que me ayudó a no pensar demasiado.

Los folículos iban creciendo y yo cada día me sentía más hinchada pero no me dolía nada, al contrario, estaba llena de felicidad, era cuestión de días…¡que cerca estábamos de cumplir nuestro sueño!. Mientras tanto fantaseábamos mirando al futuro; no sabíamos que tipo de vacaciones planear, ni siquiera si sería conveniente irnos de vacaciones en mi estado, jejej, cuando empezar con la mudanza, con la obra…¡en unos días podía estar embarazada! no me lo podía creer…Pero por otro lado tenía un miedo atroz a hacerme ilusiones y que algo saliera mal. 

Punción ováricaPor fin llegó el día 14/07/09, el día de la punción. La Punción Ovárica o punción folicular es una pequeña intervención ambulatoria, normalmente bajo sedación general, en la cual se extraen bajo control ecográfico y por un sistema de aspiración, los ovocitos que han madurado en la mujer durante la fase anterior de estimulación ovárica. Dura de 15 a 30 minutos. La muestra recogida pasa al laboratorio donde los especialistas recuperan los ovocitos maduros y los preparan para su utilización, si alguno de los ovocitos no tienen el grado de madurez suficiente, el tiempo de cultivo será mayor, y si son muy inmaduros se declaran no aptos para la fecundación. El semen también se obtiene en este mismo momento a través de masturbación con un periodo de abstinencia de 3 a 5 días. (información obtenida de aquí)

Llegamos temprano, a eso de las 8:30, para hacer el ingreso con tiempo ya que la intervención era a las 9:00. Como recomendaban para este tipo de intervenciones; por mi boca no entró nada desde las 12 de la noche anterior, no ingerí ni alcohol ni tabaco 24h antes, llevé ropa cómoda y nada de tanga, por supuesto tampoco joyas, prótesis dentales, gafas, lentillas…, me duché esa misma mañana antes de salir de casa y no me puse ni cremas, ni aceites, ni perfume, ni maquillaje…, vello púbico rasurado y fui acompañada por una sola persona, en este caso UPMF, que también era imprescindible en esta ocasión para dejar la muestra. Aunque os recuerdo que ya teníamos una muestra de semen congelado por si surgía cualquier imprevisto o no podía acudir ese día.

Antes de nada y por si a la salida me encontraba mal, nos dirigimos a recepción para abonar el depósito de 3500€ y entregar los consentimientos. Una vez hechos estos trámites, mi enfermera nos acompañó a una habitación y me entregó a mi el camisón y la bata para que fuera preparándome, y a UPMF el botecito de recogida de la muestra y las instrucciones de no empezar hasta que yo no me marchara y un número para llamarla a ella cuando hubiera terminado.

Pues allí estaba yo de nuevo, esta vez con mis ovarios llenos de folículos y mis folículos llenos de óvulos, con mis bragas en el bolsillo, dispuesta a arrasar en la fiesta del quirófano. En esta ocasión la música era pop español, en concreto “El canto del loco” y justo al entrar, pasó por delante de mis narices el anestesista simulando tocar la guitarra con un marchón…bueno y un gorro de Snoopy no podía ser menos, ¡más salao que era el chico! ¡¡¡guauuuuuuu la fiesta prometía!!!

Bueno pues…allí me cole y en la fiesta me planté, me tumbé en la mesa con el culo al aire, puesto que tenía que dejar el camisón libre para atarme los brazos, de esto no me percaté la vez anterior, debieron hacerlo después de dormirme…y me dormí mirando un reloj redondo de pared que estaba a mi derecha, justo por encima de la cabeza del anestesista, eran las 9:20.

A las 9:35 abrí los ojos, antes de tiempo, aun estaba en posición de batalla…aparté la mirada del reloj y la bajé hasta mi amigo el anestesista que me dijo -“hola Carolina, ¿estás bien?” a lo que le respondí, no me veía la cara, pero me la imagino como con un cuelgue -“si, estoy bien”, y me volvió a preguntar ¿tienes hambre verdad? y siguió diciendo ” te has pasado todo el rato diciendo salchichón, salchichón”, le respondí con una leve sonrisa de asentimiento, que enganchaba con una risa nerviosa difícil de controlar…parada en seco cuando en mi recorrido visual por el resto de la habitación me dí cuenta de que ¡¡¡estoy sin bragas!!! ¿pero esto que es? vaya estampa, toda despatarrada, sin bragas… y hablando con mi íntimo amigo el anestesista…¿¡de salchichón!?

Una vez recuperada la decencia, me devolvieron a la habitación en la que me reencontré con UPMF y en la que estuve descansando casi una hora bebiéndome mi rico zumo de naranja natural, hasta que llegó la doctora a informarnos de todo.

Según ella la punción había sido todo un éxito. Me extrajeron 12 ovocitos y la muestra de esperma también había mejorado bastante por lo que todo pintaba muy bien, ya estaba en marcha el proceso de fecundación. Hay dos métodos: La FIV convencional en la que se realiza la inseminación de los ovocitos con unos 100mil espermatozoides móviles por ovocito. Se mantienen juntos en el incubador hasta el día siguiente, donde se valora si ha habido o no fecundación. Microinyección espermática o ICSI que es la que me practicaron a mi y que consiste en la introducción, mediante una microaguja, de un espermatozoide en el citoplasma del ovulo. (información obtenida aquí). La Dra.T. me recomendó llamarla inmediatamente si sufría fiebre superior a 38º, nauseas o vómitos, dolor o hinchazón abdominal severo, sangrado vaginal severo o algún desmayo. Es normal tener un mínimo sangrado vaginal y dolor o pinchazos tipo regla, aunque yo no tuve nada de nada. Me recomendó reanudar mi actividad normal cuanto antes pero evitando situaciones que pudieran provocar aumento de la temperatura corporal y ejercicios violentos.

Pues la vuelta a casa fue tranquila, todo lo que estaba de nuestra mano lo habíamos hecho ya, tampoco era mucho, así que dejamos puesta toda nuestra fe y esperanza en aquel laboratorio confiando en que obtendríamos buenos embriones que transferirme.

Al día siguiente recibí una llamada del laboratorio para informarme como habían fecundado los ovocitos y que día y a que hora sería la transferencia de embriones. De esos 12 ovocitos extraídos, vivieron 9, fueron maduros para microinyectrar 6 y fecundaron 5. La transferencia sería el día 17/07/09…¡no veía el momento!

…continuará

Capítulo 20




Estoy segura de que te gustará leer:

 

Posts relacionados de interés

Si te ha parecido interesante, por favor, compártelo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Pin on Pinterest
Pinterest
Buffer this page
Buffer
Email this to someone
email
Print this page
Print

53 comentarios en “Queriendo ser madre. Capítulo 21: Punción ovárica y fecundación.

  1. Ay!! qué me había perdido este capitulo del salchichon!! jaja me he partido de la risa con la escena de tu anestesita y tu 🙂

    A mi me encantaria que me durmieran en las punciones… pero es que aqui las hacen a palo seco, bueno miento te pinchan en el cuello del utero para dormirtelo pero lo sientes todo , qué grima!

    • En IVI siempre me durmieron, pero en la SS no duermen y no lo veo necesario la verdad. Además te evitas episodios como el del salchichón jajajaja

  2. Qué pechá de reir con lo del salchichón, es que el hambre es muy mala jajaja! Deseando leer como fue el siguiente paso, supongo que el momento más deseado de todo el proceso. Un beso!

    • Jajajajajja pues tu verás, más de 12 horas sin entrar nada por esta boquita…el siguiente paso es muy importante, si.

      Un beso

  3. Me hace muchísima ilusión pero me huelo algo, si UBMF tiene 2 años y estamos en 2014 deberías haberte quedado o 2011 o 2012 y era 2009 así me temo lo peor :(( pero bueno hay que contarlo todo. Eso sí, alucino como te acuerdas de cada detalle, el gorro del anestesista, la hora, la canción…..jejejeje.
    Bss

    • No coinciden las fechas, verdad???…si, yo lo voy a contar todo, lo bueno y lo malo, ha sido mi camino hacia donde ahora me encuentro y creo que es importante dejarlo aquí plasmado.

      Memoria o mi afán de anotarlo todo??? jajajajaj

      Besossssssss

  4. Yo salí de una operación comentando a todo el que se me puso por delante que el anestesista era muy guaaaaaaaaaapo. El pobre hombre era normalito, regordete y poco atractivo, pero muy amable y me hizo sentir relajada, imagino que es eso lo que yo quería decir. También decía todo el rato: “Quiero brócoli, quiero brócoli…”

  5. Ay madre cómo eres… sin bragas y pensando en salchichón, los médicos se debieron reir bastante contigo!! Espero los siguientes capitulos, por la edad de UBMF y la fecha de la punción creo que todavía no podemos celebrarlo, bss!

    • Jajajajaj y tan pancha!!!pues seguro que rieron un montón ue ni las bragas les dio tiempo a ponerme, vaya tela…

      No, aun queda un poquito, pero lo importante es que llega…

      Besazos

  6. ¡Tú eres de las mías! Desde que ingresé al hospital para la inducción del parto hasta que la niña salió del agujero no paré de repetir que a mí lo que me dolían no eran las contracciones sino el hambre. ¡Salchichón, salchichón! ¡Ay! La maternidad nos trae unas ansias de comida…

    • Es que donde se ponga una tripa de salchichón con pan que se quite todo…ya ves ni pregunté por los ovocitos, jejejejej. Vamos yo no he comido tanto en mi vida como desde que me quedé embarazada hasta hoy en día, porque esto se prolonga y prolonga…

  7. Salchichón???!!! Y encima sin braguitas jejejjee Me parto contigo!! Eso de la sedación es lo más! Yo la probé en una ocasión y se ve que también decía cosas sin sentido. Ya queda menos para desvelar el final!!!

    • Bueno yo andaba en otro mundo, jejejej feliz, pensando en mi salchichón…

      El milagro de la ciencia…eso es UBMF mi pequeño milagro de la ciencia, a la que le debo todo!!!

      Besosssssssss

  8. A pesar del tiempo y del dinero, se va acercando el final, y no veas como emociona leerte!!! Ains, ains!!!
    Lo del salchichón… jajajaja, pobreta!!! Eso de tenerte sin comer…

    • Uy qué bonito eso que me dices, me alegro que te emociones leyéndome!! pero aun queda para el final…

      No sabes el hambre que pasé!!! y a mi que los nervios me dan por comer…

    • Tendré que ponerle emoción!!!

      Depende de la técnica, con algunas mujeres funcionan mejor vitrificándolos, congelándolos, haciendo un ciclo natural…

      Me alegro que te vaya gustando.

    • Lo cuento como fue, ese momento fue divertido, incluso así se lo conté ese mismo día a UPMF y nos partíamos de risa. Está claro que estos tratamientos en general suponen un gran desgaste emocional…pero ese momento era feliz y divertido.

      Felicítale de mi parte, jejejej

  9. Jajajaja, salchichón, salchichón, jaajajaja. Y lo de la desaparición de las bragas, genial!!! Qué mono el gorrito de Snoopy. Y qué buen rollo y que todo saliera bien en aquel momento. Al parecer todo iba sobre ruedas. Tengo ganas de saber más.

    Un beso.

    • Ea es que me encanta el salchichón, así soy yo de sencilla…y hasta sin bragas!!! jajajajaj. Si,hasta ahora todo iba sobre ruedas y tan felices…

      Un beso.

  10. Otra vez nos dejas en ascuas, habrá que esperar una semana más para saber que pasó con los ovocitos.
    Lo del salchichón es muy bueno y encima sin bragas jajaja.
    En una de mis operaciones le dije al equipo médico que estaba como si me hubiera fumado un porro y eso que nunca he fumado ninguno 🙂
    La de cosas que habrán oído.
    Besote.

    • Otra vez, como dice mi teroso.
      Ya te digo, hablando de salchichón sin bragas…es lo más!!! jajajaja. Pues así me imagino que estaría yo como si estuviera emporraica viva jajajaja. Estos ya no se asustan de nada.

      Besosssssssssss

    • Mira pues me alegro de sacarte una sonrisa siempre, de eso se trata, no?! mamá ríe.

      Ayyyyyyy no creo que fuera con segundas lo del salchichón…tenía mucha hambre, eso si, pero también andaba muy escasa de otras cosas…uy uy

      Muacksssssss

    • Jajajaaj qué impaciente!!! el anestesista y yo hicimos buenas migas jejejej.

      Cómo será la próxima entrada!!?? ya veremos.

    • Jajajajaj hombre, lo suyo es el gorro de Snoopy, sobre todo para hablar de salchichón y sin bragas…momentazo total!!!

      Si, parece que la cosa no iba mal…por el momento 5 fecundados!!!

      Besosssssss

    • Ayyyyy qué salió mal!!???

      Nooooo, no he visto el sorteo, me paso sin falta mañana que ya es muy tarde…

      Besosssssssssss

  11. Ay ay ay!! quiero saber más!!!
    Los discursos cuando una está sometida a sedación, a veces son de traca!!! recuerdo a una diciéndonos que qué majos éramos todos (a lo Naty Abascal total), que iba a invitarnos a paella… hasta que se percató del anestesista, que estaba a su lado, y empezó “uy este… este qué majo es… es bien guapo… a este le invito a paella y a lo que sea” jajaja luego nadie se lo contó a la pobre, imagínate qué apuro pasaría! al leer lo del salchichón, inevitablemente me he acordado! qué dirías!!! jajajajaja

    • Jajajajaj a saber lo que dije además del salchichón…es que me encanta, no lo puedo remediar!

      Qué bueno! oye que tendrán los anestesistas??? más apañaos son!!!

  12. Ay que bieeeen ya estos capitulos mas feliceees!!!!
    Lo que me ha podido reiiiir jajajajajajaj sin bragas y pidiendo salchichón!!!! Jajajaja que espectáculo! Muero de risa!
    Ayyy que ya viene UBMF!!!!! Deseando leer mas! Besooos

Deja un comentario

Responsable » Carolina Vargas Alarcón.
Finalidad » Enviarte nuevos contenidos.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de Mamá Ríe) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa. (https://www.webempresa.com/aviso-legal.html).
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.