Queriendo ser madre. Capítulo 42: Transferencia Embrionaria en la Seguridad Social

 Al día siguiente por la mañana, recibí la llamada del laboratorio de la embrióloga, me dijo que tenía 5 embriones de calidad media, no sabía cuantos saldrían a delante al final, pero  la Transferencia Embrionaria en principio sería al día siguiente. ¿¡Solamente 5 embriones!? ¡menos que nunca y con peor calidad! ¿y la transferencia al día siguiente!!?? ¡siempre habían dejado dos días entre la Punción y la Transferencia!. Mi cabeza inquieta empezó a dar vueltas sin parar; 5 embriones son muy pocos, la calidad mala, adelantan la transferencia porque seguro que creen que no van a aguantar, todo va a salir mal…Entre tanto llamé a UPMF para darle toda la información y él como siempre se ocupó de tranquilizarme, en su tono al hablar notaba el mismo pesimismo, pero en cambio se esforzaba en que sus palabras fueran en otro sentido “dijimos que esta vez iba a ser diferente en todos los aspectos, estamos juntos y eso nos da fuerza para afrontar lo que se nos venga encima…no adelantemos acontecimientos que nos hagan sufrir quizás sin necesidad, simplemente por pensarlo”…¡cuantísimo he agradecido siempre que con su apoyo me ayudara a mantener la cordura durante toda esta historia!.

En un momento de lucidez pensé que debería ir a mi centro de salud para comentar el tema con mi médico de cabecera y pedir la baja laboral…era miércoles, y la baja sería para jueves (día D), viernes y sábado ( las 48 horas de tranquilidad que recomiendan), así que me incorporaría el lunes. Para esta Betaespera tenía clarísimo que quería trabajar y llevar mi vida normal para tener mi mente lo más ocupada posible. Mi trabajo siempre ha sido un ir y venir de puestos, responsabilidades, horarios…pero en esa ocasión tenía un puesto tranquilo, un horario de tarde estable y aunque mis compañeras del alma no iban a saber nada, solo su compañía seguro que hacía que todo fuera más llevadero. Cuando llegué, mi médico me escuchó atentamente, él no sabía de mi historia, hacía poco que me lo habían asignado, pero no puso ninguna objeción, eso si, a por la baja tendría que ir mi madre al día siguiente, no se podía dar una baja laboral cuando esa misma tarde iba a trabajar, lo que si hizo fue recetarme la Progesterona, darme muchos ánimos y ofrecerse para lo que necesitase.

Y llegó el 30/06/2011 como siempre salimos bien temprano de casa por el problema de aparcamiento que hay en la zona del hospital, en muchas ocasiones habíamos aparcado en el parking de un conocido centro comercial y habíamos ido andando, pero al ser la Transferencia Embrionaria, cuanto más cerca aparcáramos para no andar mucho, mejor. Estrené un vestido de florecitas en tonos pastel con corte debajo del pecho precioso…me diréis tonta, pero a mi estas tonterías me dan fuerza y me suben el ánimo…algo nuevo iba a empezar, mi vida giraría de nuevo y todo tenía que ser perfecto y hacerme sentir bien.

Una vez llegamos al hospital, nos hicieron pasar a la misma sala en la que estuvimos para la Punción Ovárica y allí coincidimos casi con las mismas personas de ese día, y digo casi porque alguna se quedó en el camino, no conocía de nada a esa gente, pero me dio mucha pena. En esta ocasión no empecé a beber agua tan pronto, ya sabéis para que la cánula entre mejor, por la incomodidad que ello suponía si no me llamaban pronto, aunque reconozco que me preocupaba hacerlo demasiado tarde y que pudiera surgir algún problema con la dichosa cánula, así que una vez instalados, o mejor dicho sentados, porque en esta ocasión ni tuvimos que cambiarnos de ropa, saqué mi botellita y empecé a beber agua.

Al minuto llegó la embrióloga a explicarnos a todas en que iba a consistir la intervención…cómo si no lo supiera…y a decirnos que nos iría llamando una a una para explicarnos más en detalle en cada caso en particular. Nosotros entramos en segundo turno, estábamos aterrados, no sabíamos con que nos íbamos a encontrar, solo quería saber si podíamos seguir adelante. De repente, entre todas esas voces que había en mi mente y que me atormentaban con pensamientos que iban y venían fugazmente, oí –“pues bien, tenemos dos embriones para transferir, uno de calidad B y otro de calidad C y altas probabilidades de embarazo por tu historial” . Uffff ¡me desanimé muchísimo!, ¡de nuevo solo habían vivido dos!, si, ya se que no hacía falta más, que con uno que vaya bien basta, pero de nuevo no pude evitar pensar que igual que se “morían” antes, se podían “morir” dentro de mi, además la transferencia era un día antes de lo habitual, quizá aun no estaban demasiado maduros, la calidad no era óptima, no me quedaban para congelar…y si, altas probabilidades de embarazo, pero también de aborto…¿o es que eso no aparecía en mi historial? pues yo no podía olvidarlo ni pasarlo por alto…Sé que para muchas que me estáis leyendo ahora mismo os sonará a chino y entiendo que es difícil de entender este vaivén de emociones, dudas, sentimientos, pero os aseguro que fue así, en mi mente todas las imágenes están borrosas pero las emociones, esas “voces” a las que me refiero y que tanto me atormentaban, las recuerdo claramente.

Entré a quirófano en segundo lugar, guardábamos el mismo orden, tuve hasta el final la esperanza de que en esta ocasión UPMF pudiera entrar conmigo, pero no fue así, de nuevo estuve sola en el momento más bonito y emotivo de toda esta historia. No sé, pensé que al ser todo más desenfadado…tanto que entré a la sala, por cierto la misma en la que me practicaron la punción, con la misma ropa de calle que llevaba, mi bonito y recién estrenado vestido de florecitas color pastel…¡no lo puedo entender! como podían exponer algo tan delicado??!! pero así fue.

Me mandaron a quitarme las braguitas en un WC contiguo a la habitación donde me iban a transferir y dejarlas allí. Me ayudaron a subir a un potro remangándome el vestido y cuando todo estaba preparado entró el Dr.V. con la embrióloga y empezó la Transferencia Embrionaria. A mi izquierda colocaron una pantalla en la que podía ver todo el proceso.

Así contado, parece que me estuvieran haciendo la intervención en un piso clandestino, pues no, fue en un hospital provincial de la Seguridad Social y a pesar de que no fuera ni parecido a los dos tratamientos anteriores en la clínica privada, ¿os podéis creer que lo recuerdo como algo bonito?, no me desagradó nada en absoluto en aquel momento, nunca critiqué nada, ni cuestioné la profesionalidad de quien me atendió, lo viví como algo normal, es más, ahora al contároslo estoy dándome cuenta de muchas cosas que en su día ni reparé en ellas.

Ayyyyyyyy pues allí me encontraba de nuevo, en aquella situación, sola, sin que UPMF pudiera agarrar mi mano para compartir la emoción del momento, mirando aquella pantalla en blanco y negro mientras mi corazón latía tan fuerte que podía sentirlo en todo mí cuerpo, viendo como dos pequeñas motitas blancas entraban en mí, suspirando por la plenitud y la tranquilidad que sentía al llegar al final de todo lo vivido días atrás…y una lágrima recorrió mi mejilla.

…continuará

Capítulo 41


 ¡¡Y ahora atenta!! Si tienes una historia que contar respecto a la busqueda de tu maternidad; bonita, difícil pero esperanzadora, inesperada, curiosa…en definitiva, ¿te gustaría contárnosla? …aquí te cuento todos los detalles.


Suscríbete y recibe todos los post en tu correo

50 comentarios en “Queriendo ser madre. Capítulo 42: Transferencia Embrionaria en la Seguridad Social”

  1. Ayyyyyyyyyy q ahora sí q sí llegamos a la parte preciosa… con la lagrimilla me tienes. Q emoción esos momentos, sobretodo sabiendo q ahora sí es el momento más esperado. Y la verdad, añadir q un aplauso para UPMF por estar siempre ahí, por tener siempre las palabras adecuadas, por maquillar su dolor para superar juntos el tuyo. Ayyyyy si es q os merecéis todo lo bueno q os pasó y q os pasa y q os pasará. Feliz día! Muack!

    • Jajajajaj ehhhhhh pero que aun queda lo peor…la betaespera!!
      Me alegro de que te emociones con mi historia…eso me emociona a mí.

      Besosssssssss

  2. ayyyy mira que es largo el capítulo y siempre se me pasa volao me has vuelto a dejar con la respiración cortá……..me he reido con lo del piso clandestino que ocurrencia y estoy impaciente por el siguiente paso, todas esas sensaciones de lo que antes ha salido mal o decepciones me recuerdan los sentimientos encontrados que tengo yo al enfrentarme a las cosas, intento ser objetiva y eso no es ni de lejos parecido a positiva, siempre hay algo que se tuerce cuando menos lo espero y confiar no es mi fuerte pero al igual que tú tengo a mi lado a la única persona que me da seguiridad, confianza y me despeja las nubes en mi cabeza, besos guapa

    • Gracias Estela por leerme con esas ganas, con ese interés…
      Hija, allí todo tan oscuro, tan cutre, hacinadas todas juntas en una habitación…me suena a ilegal totalmente, pero no…
      Ese era mi problema que si era objetiva, como suelo ser, en esas circunstancias no me valía, me hundía…así que solo me quedaba confiar y llevarlo lo mejor posible.
      Si, gracias a UPMF y a mi madre que siempre estuvieron ahí para mí

      Besazos

    • Hola anigv!!!! Bienvenida a mamá ríe!!! me alegro que te hayas enganchado a mi historia.
      Gracias, pero creo que somos lo que cualquier pareja en nuestra situación, siempre lo digo, teníamos un sueño y luchamos mucho, muchísimo hasta lograrlo…además de que soy muy cabezona cuando algo se me mete jejejejej.
      Gracias a tí por leerla…ahhhhhhhh pero espero verte por aquí más veces y no solo en QSM. No se si tienes blog, te debo una visita!!!

      Besosssssssssss

      • Claro, me verás más por aquí, además estoy pasando por mi primer embarazo y todo tu blog me ha gustado mucho. Yo tengo un blog pero abandonadillo pero será genial si te quieres pasar. Un beso!!!!

  3. Qué bonito, vaya momentazo. Una pena que tu pareja no pudiera darte la mano y ver la pantalla en ese momento…
    Siempre me he preguntado cómo puedes recordar cada detalle sin confundir fechas ni acontecimientos, pero con la intensidad que viviste todo es difícil olvidarlo.
    Un beso enorme

    • Creo que ese es el MOMENTO de la reproducción asistida, es emocionante, ver desde el segundo uno a tu bebé, desde que es célula…

      Es difícil olvidarlo, sobre todo este último tratamiento, que fue el bueno, no podría olvidar el proceso del que nació mi hijo…y los anteriores, te diré que tampoco los olvido por lo traumáticos.

      Besossssssss

    • De tontas nada, esas cosas son importantes, sentirnos bien con nosotras mismas con esos pequeños detalles…

      Besossssss,a ver si mañana voy a verte que he tenido una semana…

    • Ay muchas gracias, me emociona lo que me dices porque a veces no se si llego a vosotras como me gustaría.

      Muchas gracias por pasarte. Besosssssssss

    • Ayyyyyy Rosa si, llega lo mejor, lo más bonito, la historia a partir de ahora promete!!!

      Gracias por estar ahí cada semana. Besosssssss

  4. ¡No me lo puedo creer! Uno de estos bichillos seria UBMF ¿no? Por las fechas yo creo que me cuadra, aunque a lo mejor no acierto. Eso sí, lo que me parece de traca es que después de gastarte los dineritos en clínicas privadas, te acabasen llamando de la Seguridad Social y tuviese éxito con ellos. Aunque llegado a este punto, supongo que lo del coste ya era lo de menos. ¡Vosotros queríais un churumbelito al precio que fuese! (o que os pudiéseis permitir). A ver cómo avanza la cosa.

    • Jajaja a ver haz cuentas, si UBMF tienes 34 meses, x+y=z + 9 meses de embarazo…
      Pues si de traca,pero te aseguro que llegados a ese punto el dinero era lode menos, el destino quiso que así fuera…

  5. Voy a decirte que no publiques por la mañana porque te leo según dejo a Coquito en la guarde y voy anando, así me voy chocando con todo y cruzo sin mirar por seguir leyñendote!!!! que me tienes enganchada y soy un peligro por la calle…. ejjejee
    me encanta la historia, y ahora que llega lo bueno…mas!! sólo me da pena que UPMF no te pudiera compañar en esos momentos!! aunque algo me dice que eso irá cambiando… besos

    • Jajajajaja y no sería más fácil que lo dejaras para cuando llegaras a casa tranquilita!!!??
      La historia a partir de ahora es tan bonitaaaaa…que tienes que tener mucho cuidado los jueves cuando me leas jajajajaj
      A mi se mepartía el alma porque UPMF se quedaba allí con una impotencia…

      Besosssssss

  6. Que bonitooo. Te entiendo perfectamente con el ir y venir de emociones y que es lo que perdura en nuestra mente. Y con lo del vestido hiciste bien, es muy importante sentirse renovada y estrenar siempre ayuda jajajajaj. Todo es importante! Que alegria que ya está aquí!!!! Cuanto camino recorrido…….

    • Me alegro de poder hacerte llegar mis emociones y que me entiendas. Oye que si, que yo me sentía genial con mi vestido jejejej

      Cuanto camino habéis recorrido conmigo…y lo que os queda 😉

    • Nada de camisón de esos feos!!! yo iba estupenda con mi vestido y mi autoestima por las nubes…

      Ayyyyyy no me digáis que os da pena snifff…y si no se acabara!!!???

  7. Por fin!!! Que ahí tenemos ya a UBMF!!!

    Por cierto, yo también soy como tu con lo de la ropa, así que cuándo has descrito el vestidito nuevo no he pensado ni por un segundo que fueses tonta.

    • Me alegro que podáis entenderlo, a veces es difícil expresarlo y me queda la duda de si os llegará como yo quiero.

      Besossssssss

  8. A mí también se me salta una lágrima!!!! Madre mía. La recopilación en un libro es obligatoria, ya te lo digo. Y lo quiero firmado y dedicado por todo lo que me haces sufrir esperando a la siguiente semana…

    • Sabes que UPMF me ha hegalado la edición del libro!!!?? cuando acabe…Por supuesto,vosotras seríais las primeras en tenerlo.

      Besossssssss

    • Siiiiii, el más rubio jajajajaj. La historia tiene que acabar y menos mal…
      Vale, entiendo la indirecta…

      Besosssssssss

Deja un comentario

Responsable » Carolina Vargas Alarcón.
Finalidad » Enviarte nuevos contenidos.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de Mamá Ríe) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa. (https://www.webempresa.com/aviso-legal.html).
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.