Cómo hacer la betaespera más llevadera

Cómo hacer la betaespera más llevaderaAyyy sobrevivir a estos momentos no es nada fácil, pero si podemos hacer la betaespera más llevadera. Todavía me acuerdo y se me ponen los pelos de punta.

El salir airosa y cómo afrontar esa situación está claro que depende de la persona, aunque ya partimos de la base de que es un periodo de tiempo en el que prevalece la ansiedad y el estrés…Aun así podemos hacer que este periodo de incertidumbre, causado por tener que esperar una respuesta que escapa a nuestro control, sea lo más agradable posible.

Todo tiene un proceso, al principio nos mostramos más relajadas porque somos conscientes de que los primeros días aun es muy pronto para sentir nada.

Pero conforme pasa el tiempo, durante esos 12-15 días que dura la betaespera, entramos en un estado de ansiedad que hace que estemos permanentemente pendientes de cualquier signo que haga vaticinar nuestro futuro.

He pasado por tres betaesperas y cada una de ellas ha sido diferente.

En la primera todo era desconocimiento, sin duda fue la peor. Los bajones eran tremendos y no paraba de llorar y rezar…sí, rezar yo!. Sentía que no podía controlar nada y la cabeza me estallaba por momentos, no dejaba de pensar. Para colmo me pedí la baja laboral durante todo ese tiempo y solo salía para dar un paseo nocturno con mi marido. Con lo que poco me podía despejar.

La segunda ya sabía a lo que me enfrentaba y prometí controlar más mi mente. En cierta forma lo conseguí, me puse una coraza que apenas me permitía sentir. Pero no era fácil, el peso que llevaba a mis espaldas era tremendo. No podía evitar comparar con la primera y pensar que eso que sentía me llevaría al mismo desenlace.

La tercera fue la mejor, pero no en el sentido de ser un camino de rosas, quien ha pasado por esto sabe que nada más lejos de la realidad. Sin embargo, ya habían transcurrido casi dos años de la segunda, solo dejé de trabajar las 24 horas siguientes a la transferencia y el trabajo en esos días era complicado. El caso es que mantuve mi mente ocupada todo el tiempo, no dejé de llevar una vida normal, hablaba con mis amigos de todo menos del tema en cuestión. Y sobre todo, es que ya estaba cansada de pasarlo mal!!

Si algo tengo que destacar que tuvieran en común las tres betaesperas fue mi positividad. En todos los casos dí por hecho que estaba embarazada, me ilusionaba imaginando un futuro como madre y al final, tras tres traspiés, ese futuro imaginado se convirtió en presente real.

(Si queréis leer mi historia completa la tenéis ahí arriba en la pestaña de Queriendo ser madre)

Qué es la betaespera

Se denomina coloquialmente betaespera a los días que van desde la transferencia de embriones hasta que se realiza la prueba de embarazo. Es un periodo de tiempo de unos 15 días en los que el desgaste emocional es tremendo.

Son momentos de altibajos. Durante la estimulación ovárica nos sentimos felices y activas en la búsqueda de nuestro sueño. Nos sentimos atendidas y apoyadas en cada uno de los controles. Pero cuando llegamos a la transferencia, entramos en un momento vacío y de soledad en el que no podemos hacer nada y escapa a nuestro control. Y es cuando se pasa realmente mal.

Consejos para hacer la betaespera más llevadera

  • Es fundamental ser positiva. Visualiza tu objetivo, dalo por hecho. Sigue con tu vida normal y olvídate del tratamiento…qué fácil es decirlo, verdad!?. Al menos inténtalo. Sé realista, tu vida no es esa burbuja, no descuídes lo demás. Venga, al menos inténtalo, verás como así lo llevarás mejor.
  • Comparte lo que sientes con tu pareja. Compartidlo mutuamente, para él también es duro.
  • Olvídate de síntomas. Todas caemos en estar alerta a cualquier signo que nos haga adivinar que está pasando ahí dentro. Lo único que conseguimos con esto es aumentar el nivel de estrés. Controla tus pensamientos y sé consciente de que tanto si estamos embarazadas, como si no lo estamos, es difícil sentir nada tan pronto.
  • Pasamos mucho tiempo haciendo un gran esfuerzo tanto físico como mental (todo lo que conlleva el tratamiento), relájate y date un capricho…qué te lo mereces!!
  • Relájate o haz yoga. Así disminuirás la ansiedad.
  • Permítete ilusionarte. No me digas que aunque lo niegues hasta la saciedad, aunque huyas de tus pensamientos, no me digas que no sientes ilusión. Pues no lo niegues, es normal y no se puede evitar. Ilusionarte te permite ser positiva y como ya he dicho, creo que esto es esencial. Es absurdo estar preparándote para lo peor…ya habrá tiempo para sufrir. Mientras tanto a ser feliz.
  • Continúa con tu vida normal. No es necesario hacer reposo. Además dar paseos o hacer actividades sin esfuerzo ayuda a la implantación ya que favorece al irrigación del útero. Y te distrae, que es lo que queremos, no!? pues eso…
  • Mantén tu mente ocupada. Centrar tu atención en la tarea que estés realizando en cada momento.
  • Habla con personas ajenas al tratamiento.
  • Puede ser buena idea escribir todo lo que sientes. Haz un diario que luego puedes leer a tu hijo.

Quizás quieras leer mis betaesperas 😉

Otro día hablaré de los síntomas y mitos y leyendas que hay en torno a la betaespera.

Mientras tanto, ahora te toca a ti ¿¡Cómo viviste estos momentos!? Darías a quienes nos leen algún otro consejo para hacer la betaespera más llevadera!? Adelante…

Si te ha gustado, ¡compártelo!Share on Facebook20Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Pin on Pinterest0Buffer this pageEmail this to someone

15 comentarios en “Cómo hacer la betaespera más llevadera

  1. Ay, ya sabes que pronto (si todo va bien) estaré pasando por eso… En realidad estos dos años, cada mes desde los días fértiles a el día que me hacía el test eran pequeñas “beta esperas” y al final ya a base de pasar y pasar y pasar por eso aprendes a tomarlo con filosofía, a mantenerte ocupada y a no pensar en cada síntoma como un posible embarazo… A ver esta, porque realmente todo va a ser infinitamente más intenso con transferencia :-O

    • Annabel llevo tooooda la vida asando ese tipo de betaesperas, pero ya verás como la betaespera de un tratamiento de fertilidad es diferente, es como si fuera más posible, que realmente lo es. Te deseo lo mejor, verás como todo va bien ?

  2. Siempre que busco bebé me estreso un montón para saber los resultados. Hay chicas a las que les sale positivo en dos días y yo tengo que esperar dos semanas porque sino se me llena de negativos. Así que a la que tengo retraso cojo y me hago el análisis porque no tengo el cuerpo para esperar!! Me acuerdo que en mi segundo o tercer embarazo al buscar el resultado del análisis me dijeron que era negativo y en la hoja ponía positivo, digo ay casi nos confundimos y metemos la pata!

  3. Hola!!!! Yo no he pasado por nada así por tanto seguramente todo lo que me imagino se queda corto, pero tengo claro que la positividad es muy importante, ayuda para todo. Y poder despejar también, ya sea trabajando o con alguna actividad que nos guste y que no sea bajar por un barranco en canoa, jejeje. El caso es distraerse y estar tranquilos.
    Un beso enorme.

Deja un comentario