Cómo hacer un rico Salmorejo en Verano. Cocina Feliz

Ayyyy ya me cansé de dulces, tartas…qué estamos en pleno lucimiento de palmitooooo!!! jejejej. No, no es que deje la repostería, pero con estos calores, ¿no apetece más algo fresquito? por ejemplo ¿un rico salmorejo!?

No os voy a enseñar cómo hacerlo, sino más bien como yo lo hago, porque si os digo la verdad nunca he mirado la receta original del salmorejo cordobés. Ni me acuerdo cómo surgió el hacerlo hace años, lo único que sé es que me sale riquísimo. Palabras de Un papá muy feliz que le encanta- “es el mejor que nunca he probado ni probaré en la vida y en el mundo mundial” (bueno vale, como andaluza que soy lo he exagerado un poquito jejejej)

¿Qué es el Salmorejo andaluz?

Es una crema fría originaria de Córdoba que se sirve como primer plato. La receta original es un triturado de tomate, pan, ajo, aceite de oliva y sal. Su consistencia final es como un puré o salsa que se sirve con pedacitos de jamón, huevo cocido o picatostes. (más información aquí)

Bueno, pues parece ser que doña Wiki lo hace más o menos como lo hago yo jejejej…seguro que a mí me sale mejor. Venga vamos al lío:

Receta de Salmorejo rico y fresco para el Verano

Qué necesitamos

Salmorejo

Ingredientes para hacer Salmorejo (para 2 personas)

  • Tomates muy maduros
  • Pan del día anterior
  • Ajo
  • Aceite de oliva virgen extra de la tierra
  • Cebolla (añadido mío)
  • Vinagre (añadido mío)
  • Sal

Ingredientes para acompañar

  • Huevos cocidos
  • Jamón

Cómo lo hacemos

Empiezo aclarando que yo lo he hecho para 2 personas, los platos en los que están los ingredientes en la foto son tamaño de juego de café, para que os hagáis una idea.

Es imprescindible que los tomates estén muy maduros, los metemos en agua caliente para escaldarlos y pelarlos más fácilmente. Una vez pelados los hacemos trocitos y los metemos en el vaso de la batidora.

Cogemos un trozo de pan, lo mojamos en agua, lo escurrimos muy bien, lo vamos añadiendo poco a poco al vaso y batiendo. Yo lo voy probando, no solo para ir viendo la consistencia, sino para comprobar que no sabe demasiado a pan.

Ahora el ajo, solo uno y si es de esos grandotes incluso medio, pero esto ya depende de lo que nos guste el ajo.

Una pizca de cebolla, es ese trocito blanco que hay entre los tomates y el ajo.

Lo batimos todo muy bien y añadimos aceite, vinagre y sal al gusto.

No olvidemos que es una sopa fría, así que lo reservamos en el frigorífico hasta la hora de servir.

 

Metemos el salmotejo en la nevera

Una vez en el plato, antes de llevar a la mesa, echarle un chorreón de aceite por encima y servir con el jamón y el huevo picadito a parte…

servir-salmorejo

…o bien, como he hecho yo puesto que era para nosotros dos, todo incluido. Y con está pinta, tenemos un excelente y fresquito entrante para este caluroso verano…qué os parece!?

salmorejo

Trucos y Sugerencias

  • Esto del salmorejo es muy relativo, depende del tamaño de los tomates, de las personas que vayan a degustarlo, por eso es ir probando y coger nuestras propias medidas. Cada vez os saldrá mejor.
  • Los tomates tienen que estar muy maduros para que salga rico y dulce, una sopa ácida no es agradable al paladar, no!?
  • Se recomienda pelar los tomates para no encontrarte con la piel, pero si nos da igual y lo batimos muy bien, no olvidemos que la piel tiene muchas propiedades…yo a veces ni los pelo.
  • El pan es mejor que sea del día anterior y escurrirle muy bien el agua para no aguachar el salmorejo.
  • Como he dicho más arriba, ir añadiendo poco a poco el pan e ir probando, si sabe mucho a pan no está bueno. El salmorejo tiene que saber a tomate.
  • En cuanto al ajo, quitarle lo del centro si no queréis repetirlo. A mí me encanta este plato pero me da pereza comerlo fuera de casa porque se me repite mucho.
  • Si reserváis en el frigorífico no olvidéis ponerle film si no queréis que todo se os impregne de olor a ajo.
  • Si es para comer en familia está bien servir directamente todo junto, pero si tenéis invitados podéis añadirle una pizca de aceite, sal y vinagre y dejar que lo aliñe después cada uno a su gusto.
  • Al igual que el jamón y el huevo, servir por separado y que cada uno se ponga la cantidad que desee.
  • Es muy importante comerlo frío y a poder ser, aquí en el sur jejejejej

¿Qué os parece el plato de hoy!? ¿habéis comido alguna vez salmorejo!? ¿¡os ha gustado? Animaos a hacerlo y me contáis …qué aproveche!! 😉

 

Posts relacionados de interés

Si te ha parecido interesante, por favor, compártelo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Pin on Pinterest
Pinterest
Buffer this page
Buffer
Email this to someone
email
Print this page
Print

10 comentarios en “Cómo hacer un rico Salmorejo en Verano. Cocina Feliz

  1. Que buena pinta tiene¡¡¡¡¡ yo nunca lo he hecho, pero había un sitio aquí en Madrid donde lo hacían delicioso, pero no lo he vuelto a encontrar tan rico, así que a lo mejor aprovecho tu receta y me animo a hacerlo.
    Un besote.

  2. Me encanta el salmorejo!!! lo probé en casa de mi suegra hace unos años y desde entonces me pirra. Siempre que llega el buen tiempo, la buena mujer, me prepara un bote solo para mi, pues a mi medio limón no le gusta nada. 🙂
    Saludos

  3. Mmmm, a mí me encanta, y mira que las sopas frías me salen bien pero este me sale regular y eso que uso aceite bueno, huevos caseros, tomate, ajo y cebolla casero…pues ni con ingredientes de primera, a ver me sale aceptable pero quiero mejorar, no sé en qué fallo.
    Un besín y feliz domingo.

  4. Me encanta el salmorejo! Un verano nos fuimos a Córdoba y lo comí todo los días! A mí no me sale bien, pero lo compro preparado ya (la cadena que comienza por M tiene uno que me gusta mucho!). Me encanta! Lo mejor del verano, gastronómicamente es el salmorejo! A mi peque también le gusta mucho!
    La receta es muy fácil, es lo de escaldar los tomates y el pan del día anterior lo que tengo difícil… En casa no comemos pan y los tomates pues suelo comprar los pequeños para ensaladas.

Deja un comentario