Queriendo ser madre. Capítulo 44: Resultado de la Beta.

Aunque esta información ya os la dí en la entrada en la que os contaba el resultado de la beta la primera vez, creo que no está de más recordarla, es uno de los aspectos más buscados en internet cuando una está pasando por estos momentos.

Beta HCG (Hormona Gonadotropina Coriónica): Es una hormona presente solo en mujeres embarazadas desde que el embrión empieza a evolucionar a partir de décimo día de embarazo. Se utiliza para confirmar el diagnóstico de embarazo a través de un análisis de sangre. La hormona duplica su valor cada dos días. Un resultado superior a 5UI/ml indica embarazo y va aumentando: primera semana 15-1000 UI/ml, segunda semana 45-1600 UI/ml, tercera semana 400-15000 UI/ml, cuarta semana 15000-23000 UI/ml, de la quinta a la octava 23000-210000 UI/ml…y a partir de ahí empieza a bajar de nuevo. Los valores son orientativos y a pesar de lo que mucha gente cree, no tiene por qué existir relación entre una beta elevada y un embarazo múltiple. (información obtenida de aquí)

Y ya sin más empiezo a contaros como transcurrió todo esta tercera vez (aquí y aquí podéis leer las dos anteriores)…¡que se dice pronto!. Si, me mostraba positiva cada vez que rondaba mi cabeza eso de “a la tercera va la vencida”, pero de repente me encontraba con que también existe el otro dicho “no hay dos sin tres” fiel reflejo de como estaba mi mente, pasaba del si al no en cuestión de un suspiro y más aun desde que se me ocurrió la fatal idea de hacerme el test de embarazo y dio negativo, claro está. Fatal idea, pero que al fin y al cabo me ayudó a mantener los pies en la tierra y que sin apenas darme cuenta, mi fuerza y optimismo de días atrás se fue convirtiendo en la aceptación progresiva de una cruda realidad, y es que, si el test de embarazo salió negativo, vale, podía ser  porque me lo hice muy pronto, pero lo más lógico era pensar que no había embarazo. Creo que también tuvo mucho que ver el hecho de que UPMF perdiera toda la esperanza en el momento en que no vio las dos rayitas, y él que era el que alimentaba la ilusión, el que me levantaba de esos bajones tan grandes que me daban, fue también el que de una forma tranquila y sosegada fue guiándome hacía un triste futuro más que probable.

Aun así, esa paz que sentía me desconcertaba y lo único que quería es que pasaran rápido las horas para que al día siguiente, lunes 11/07/11 a primera hora de la mañana, pudiera obtener mi resultado de la beta. Las cosas habían cambiado en este año, ya si podía hacerme la prueba en el pueblo, solo tenía que ir al analista antes de las 11 de la mañana. Como entraba a trabajar por la tarde, pensé en levantarme tranquilamente y dando un paseo ir a salir de dudas. Pero mis planes se truncaron por completo; aun estaba en la cama cuando a las 9 de la mañana sonó mi teléfono, era una amiga y compañera de trabajo, la única que sabía lo que estaba pasando y que ese día era el decisivo, la pobre no sabía que decirme, llamaba de parte de mi jefa para decirme que por favor fuera en cuanto pudiera a suplir a su administrativo. Por un momento pensé -¿qué hago? este puede ser uno de los días más importantes de mi vida o se puede convertir en una pesadilla y mañana tengo que seguir viviendo y trabajando, además siempre se habían portado muy bien conmigo, hoy me pedían ellos un favor…le dije que en media hora estaba allí, llamé a mi madre inmediatamente para que me llevara puesto que nuestro coche se lo había llevado UPMF pensando en que no me haría falta y allí en el trabajo estuve metida casi toooodo el día hasta que acabé un informe pendiente y muy importante. Pasé todo el día entretenida y pensando que del día siguiente no pasaba, cuando al final de la tarde me comunicaron que ese sería desde ahora mi nuevo puesto de trabajo…tomaaaaaaaaa yaaaaaaaa!!! administrativa de la jefa!!! pero, ahora precisamente !!???

Este cambio de condiciones laborales me hacían muy feliz, pero yo no podía dejar de pensar en lo que realmente podía hacer que mi vida cambiara definitivamente. Al día siguiente, 12/07/11 madrugué muchísimo para ir a la extracción de sangre antes de incorporarme al trabajo, pero el resultado de la beta no lo tendría hasta pasadas las 6 de la tarde. Me propuse tener una jornada lo más normal posible, centrada en mis nuevos quehaceres. Cuando salí a las 4 de la tarde me fui a casa con la intención de comer y echarme un ratito en el sofá intentando dar una cabezadita mientras veía un episodio de mi serie favorita y me bebía un litro de acuarius fresquito…pues ni comer pude y mucho menos dormir, así que por hacer algo, me puse en el ordenador a visitar un foro de embarazo fiv-icsi al que pertenecía y del que me quedaron grandes amigas que hoy en día mantengo y que incluso a alguna he desvirtualizado.

Llegaron las 6 de la tarde, empecé a vestirme tranquilamente haciendo hora para que llegara UPMF que lo hacía a las 6 y media. Él, totalmente desilusionado decidió marcharse a dar una vuelta con la bici…seguro que esto os ha sorprendido, pero para que os hagáis una idea de como todo cambió con ese negativo del test de embarazo, él no estaba dentro de mi mente y no podía entender que yo aun mantuviera alguna esperanza, que la mantenía, aunque muy pequeña, tan pequeña que antes de salir de casa me fumé seguidos mis dos últimos cigarros que me quedaron antes de dejarlo cuando empecé con el tratamiento y cogí dinero suelto para comprarme un paquete de tabaco a la vuelta convencidísima de que el resultado de la beta sería negativo.

Pues hay que echarle valor para salir aquí en el sur a las 6 y media de la tarde con casi 40º, pero mi corazón estaba frío como un témpano sin saber a que atenerse y allá que me dirigí, camino de la verdad. Cuando entré en la consulta me temblaba todo el cuerpo, a penas si pude saludar al analista, cuando este…no olvidaré su cara, lo recuerdo todo como en cámara lenta, alargó la mano y me entregó un sobre con el resultado de mi beta, mientras iba esbozando en su rostro una cada vez más notable sonrisa hasta que dijo -“FELICIDADES, VAS A SER MAMÁ“, aun resuenan esas palabras en mi mente y no puedo evitar emocionarme. Salí de allí, no voy a decir con felicidad, no, creo que eso no era lo que sentía, más bien estaba sorprendida y muy muy asustada, en segundos, mientras abrí el sobre ya en la calle, pasaron por mi mente todo lo sufrido en los dos años anteriores y cuando vi el valor de mi beta, supe que podía volver a pasar.

El resultado de la beta a 12 días postransferencia fue de 70 Ul/ml, de nuevo una beta baja, así que mi cerebro intranquilo empezó a marearme con mensajes que iban y venían; beta baja por posibilidad de bioquímico, beta baja porque es muy pronto, beta baja pero se va a duplicar…en definitiva, ¿por qué era todo tan complicado para nosotros? ¡¿por qué no estaba embarazada o no y ya está!? Mientras tanto no cesaba de llamar a UPMF para darle la noticia, cuando por fin atendió mi llamada…creo que fue la tarde que más calorías ha quemado con la bici, tardó un suspiro en llegar a casa, ¡pensé que había venido en helicóptero! e igual que se había desilusionado 2 días antes, de nuevo se vino arriba y no cesaba de convencerme de que estaba embarazada, que no cabían otro tipo de pensamientos.

Y tenía razón, tenía que tenerla y así teníamos que creerlo, pero al día siguiente miércoles 13/07/11, toda nuestra nube de felicidad que empezaba a formase, de nuevo se desmoronó cuando desde el trabajo en un descanso, llamé al hospital para darles el resultado de la beta tal y como habíamos quedado y palabras textuales de la enfermera que atendió la llamada : “esa beta es muy baja, estate tranquila que en unos días te bajará la regla, cualquier cosa que ocurra; si sientes dolores, un fuerte sangrado… te vienes por urgencias y de todas formas por protocolo, pase lo que pasé 5/09/15 te vienes a consulta”…esta visto que jodevidas había en todos los lugares y yo parecía que los atraía. Con todo mi berrinche llamé a UPMF para contarle lo que me acababa de ocurrir y fue él el que decidió que el viernes 15/07/11 me haría otra beta.

Pasamos esos dos días como pudimos; entre esperando que la regla hiciera su aparición de un momento a otro y deseando todo lo contrario, entre palabras tranquilizadoras de mi madre que tanto me reconfortaban y manos en la barriga dando calorcito de madre a mis dos embriones y pidiéndoles con todo mi corazón que no me abandonasen, entre velas y temperaturas…

Y por fin llego el viernes, lo hice exactamente igual que  el día anterior, la única diferencia es que en esa ocasión UPMF por supuesto me acompañó. Recuerdo como el analista se levantó de su silla y extendió la mano hacia UPMF mientras lo felicitaba -“ENHORABUENA, ESTÁIS MÁS EMBARAZADOS QUE EL OTRO DÍA“. Resultado de la beta 308UI/mI se estaba duplicando correctamente.

Una felicidad inmensa recorrió nuestro cuerpo, a la vez de que un miedo terrible nos impidió derramar ni una sola lágrima de emoción. Ese querer pero no atrevernos, nos acompañó desde ese momento y hasta casi el final del embarazo, sobre todo al principio, donde cada semana me recordaba a una ilusión truncada…pero el como afrontamos todos esas inseguridades y miedos es otra parte de la historia que ya os iré contando.

…continuará

Capítulo 43

¡¡Y ahora atenta!! Si tienes una historia que contar respecto a la busqueda de tu maternidad; bonita, difícil pero esperanzadora, inesperada, curiosa…en definitiva, ¿te gustaría contárnosla? …aquí te cuento todos los detalles.

Si te ha gustado, ¡compártelo!Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Pin on Pinterest0Buffer this pageEmail this to someone

49 comentarios en “Queriendo ser madre. Capítulo 44: Resultado de la Beta.

  1. No hay ni un capítulo que no deseo que llegue ahora mismo el siguiente… Así no hay manera!!

    Siempre me ha sorprendido lo bien que dejas ver las fechas y traslucir cada una de las emociones. Pero que sepas que me vas a provocar el parto a estas alturas, jajaja.

  2. Los pelos como escarpias me has puesto con este capítulo de tantas emociones juntas!! Que frase mas bonita la de tu analista, tanto, que hace que la imbécil que te atendió por teléfono del hospital quede como una anécdota para olvidar. Cuanto me alegro por vosotros!!

    • Jajajajaj desde luego que lo olvidé sobre todo cuando luego la vi con toda mi panza y le di con ella en los morros.

      Gracias por leerme. Besossssss

  3. Lo tuyo no es normal, debes tener un imán para la gente chunga, en serio. ¿Pero cómo pueden soltarte eso así, a bote pronto? Pero bueno, bien está lo que bien acaba… y esta vez acabó de maravilla, muy felizmente!!

  4. Me he perdido cuando has puesto la.fecha esa que te dijo la jodevidas agggg que rabia de siesa…..2015?……yo con las betas bajitas ufff también me asusto…..sabes a qué se debía? A que se implantó después de lo previsto? Ayyy me has dejado emocionada….tienes una forma de contar las cosas que me transformo en tí al leerte y lo vivo todo como mio….deseando leer tu siguiente capítulo

    • Noooooo 2015 noooo todo ocurrió en el 2011. A mi en las tres fivs me salieron las betas bajas y en las tres hubo embarazo, según me dijeron después es que implato tarde.
      Qué bonito lo que me dices!!! espero que no tengas que pasar por todo lo que yo he pasado.

      Besossssssss

    • Mucho muchísimooooooooo…pero mira, ya lo soy y volvería a pasar por todo esto mil veces, por lo pronto en breve pasaré otra vez…(shhhhhh esto es una exclusiva)

      Besossssssss

  5. Yo no es por nada,pero eso de que uno te diga que esta embarazada, y luego, con el mismo resultado de la Beta, que en el hospital te digan que es poca cosa y que te bajará la regla ¡es como para matar a alguien! ¡Qué poquito tacto y qué poquita empatía! Y por suerte ¡qué equivocados estaban en el hospital!

    • Pues si, o como para estar tres días llorando como casi estuve!!!…si, en los morros le dí después con mi panza, tomaaaaaaaaa yaaaaaaaaaa.

    • Jajajajaj pues la historia está a punto de acabar, espero poder seguir con las vuestras!!!

      Gracias por leerme siempre. Besossssssss

  6. 😀 😀 😀 Sííí y tan embarazadísima que estabas, por fiiiin!!!! Es normal que estuvierais con tanto miedo, cualquiera que estuviera en vuestro lugar sufriría lo mismo… Pero que haya valido tantísimo la pena lo compensa todo 😉

    un besito!

    • Ayyyyy pero me hubiera gustado tener un poquitomenos miedo, sobre todo al principio y haberlo disfrutado un poquito más!!!

      Besossssssss

  7. AAAYYYYYY!!!! Cada vez que leo uno post de estos tuyos no puedo evitar soltar alguna lagrimilla! No me puedo ni imaginar lo duro que tuvo que ser todo, pero sois unos valientes!!!! Esta parte de la historia es la mejor, a no! Que lo mejor estaba por llegar 😉

    • Ayyyyyy que ilusión me hace que me digas esto, por eso significa que logro llegar a transmitiros todo lo que sentí en aquellos momentos…

      Lo mejor es el final y lo que compartís conmigo día a día.

  8. Pufff que dificil es todo. Cuanto sufrimiento, cuantas emociones y dudas y miedos….me siento tan identificada contigo….imagino como debio ser ese embarazo. Lo mejor de todo es ese niño tan deseado y que al final conseguisteis vuestro sueño, no sabes la esperanza que eso me da y me anima a seguir luchando por muy cansada que esté. Tu historia es de lucha y perseverancia sin lugar a dudas, perseguir un objetivo hasta el final y aprender a llevar el camino lo mejor posible….y tu marido……que sería sin ellos???
    Deseando leer cómo llevaste el embarazo, muy feliz por ti y tu marido.
    Besos

    • Pues el embarazo fue un estado permanente de desconfianza y miedo. Por su puesto que lo mejor es que todo acabó bien, no importa como fue el transcurso, ahora somos tan felices!!!
      Es que no puedes darte por vencida, así es como no pierdes, claro está, pero tampoco ganas…merece tanto la pena!!! Yo no lo hubiera conseguido sin su compañía.
      Pues ves todo lo difícil que fue la busqueda!!?? el embarazo fue todo lo contrario…pero claro eso no lo sabía jejejej

      Besossssssss

    • Una ilusión enorme, pero mucho miedo!!! el camino recorrido no había sido fácil y pensar en volver a pasar por lo mismo…

  9. La madre que parió a la jodevidas esa!!! Para darle con el resultado en la boca.
    Ainsss

    La montaña rusa de emociones veo que siguió en el embarazo, no hubo algo de tranquilidad?? No quiero que termine muaaaa estos post me refiero. ..
    Un besazo! !!!

    • Más fea que era además!!! siiiiiiiii luego le dí, ya os contaré!!!
      Si que ubo tranquilidad y disfrute, pero tardó en llegar, la verdad!!!

      Besosssssss

  10. Por fin!

    Entiendo a UPMF, aunque supongo que se habrá arrepentido mil veces de no acompañarte el primer día.
    La enfermera borde sin palabras, pero a cambio tenías a un analista que se alegro no una sino dos veces de vuestro embarazo!

    • Siiiiiiii por fin!!!. Yo creo que UPMF estaba un poco saturado de todo y esa fue su reacción, en ese momento necesitó estar más alejado de todo y del daño que le podía hacer el resultado…claro que se ha arrepentido, muchas veces!!!

      Ay si, mi analista es un primor jejejeje

  11. Ayyy, Carol, mira que he hecho cuentas… Que sé que esta vez es la de verdad, la buena… Pues aún así, se me han saltado las lágrimas cuando el tonto que te llamó te dijo eso. A partir de ahí ya me he saltado líneas, la verdad, para saber antes de tiempo.
    Hasta la semana que viene 😉
    Muakkkkkk

    • Pero cómo que se han quedado estos comentarios aquí sin responder!!!???

      Oyeeeeeee como que te has saltado lineas jajajaaj eso es fullería!!! 😉

  12. Ayyyyyyyyyyy si sabía yo q necesitaría un porrón de pañuelos!!! Aquí estoy a moco tendido, sin palabras, emocionada por ti, contigo. Imaginando lo q tuvo q ser ese momento de confirmación en la segunda beta.
    Me abstengo de opinar de la jodevidas, sólo diré q a la hoguera con ella. Te diría tantas cosas q sería como otro post, pero lo vamos a dejar en q te admiro, tu valor, tu fuerza de voluntad, tu paciencia, tu fe, en esencia tu tú q pudo con todas las piedras q se interpusieron en tu camino. Eres una mujer maravillosa y bueno a UPMF se le perdona ese momento de bajón q también tiene derecho y siempre estuvo ahí al pie del cañón. Ahora sí q sí q ganas de q lo cuentes ya todo todito todo. Feliz día! Muack!

    • Pero bueno y estos comentarios que se me han pasado!!! qué apuro con vosotras!!
      A la jodevidas…en fin, yo prefiero no decir nada tampoco.
      Y a UPMF lo perdonamos vengaaaaaaaa vaaaaaaaaale jejejeje

      Besossssssssssss

Deja un comentario