Ocurrencias de Un niño de Cuatro Años

Ocurrencias de Un niño de Cuatro Años
Ocurrencias de Un niño de Cuatro Años

Ayyyyy (suspiro de madre nostálgica) seguimos con esta sección que tanto me gusta, me emociona y hace que se me caiga la babilla…¿¡pero os habéis fijado en el título!?, Ocurrencias de Un niño de Cuatro Años, cuatro años ya…cómo pasa el tiempo y parece que hace nada os contaba sus primeras palabras.

Palabras de bebé, porque releyendo estos posts, no lo puedo evitar y cada vez que escribo uno nuevo releo los anteriores, anda que no se nota la evolución y el cambio, a veces en muy poco tiempo. Sin duda fue una buena idea dejar estos tesoros por escrito.

Os dejo con algunas de esas perlas…

Ocurrencias de Un niño de Cuatro Años

Este niño ya sabe más que Lepe, es mundialmente conocido el hecho de que el colegio le gusta nada más que regular y aunque si es verdad que nunca me ha dicho que no quiere ir, últimamente deja caer de forma sutil: “Mamá mira como tengo el ojo”ahí ya antes de verle el ojo yo ya me he cagao…¿¡qué te pasa en el ojo hijo!?-exhalo conteniéndome el susto…“que lo tengo medio cerrado porque tengo un poco de sueño, solo un poco”ahora es cuando respiro aliviada y le digo…” mira mira, anda que mientras no lo lleves en la mano…ala a levantarse”.

Viendo que ya no me asusta con sus enredos, bueno dejémoslo en que no me asusta siempre, lo intenta con indirectas…“mamá tu estás bien!?” noooo, no es que se preocupe por mi salud, no, es que es un liante, veréis…“yo sí ¡¿y tu hijo!?”“ay mamá, yo no, me duele la garganta”-dice teatralizando mientras se va tumbando lentamente otra vez en la cama.

Y es que últimamente se las busca de tal forma que me engalía y acabo haciendo lo que él quiere y yo no quiero que él quiera…veréis os describo una situación para que lo entendáis. Le encantan las galletas María, pero hay días que come demasiadas galletas o me las pide antes de comer o merendar y claro, yo no quiero, pues empieza:

-mamá hoy A. no ha venido al cole.
-no, bueno mañana le preguntas qué le pasa.
-A. es mi amiga
-si hijo, qué bien y juegas mucho con ella!?
(la conversación sigue mientras me cuenta todas las virtudes de A.)
-hoy jugando a correr a A. se le ha caído su comida.
-vaya pobre, hay que tener cuidado.
-yo quería darle de mi comida, pero no le gusta el pan, a A. le gustan las galletas
-ah sí, que bien-ya le veo venir
-mamá me das una galleta que a mí también me gustan como a A.!?

¿¡no os dais cuenta lo liante que es!? jejejeje…al final siquiera por la gracia que me hace le doy la galleta, claro está.

A mí me tiene metida en su bolsillo y a su padre más, nos maneja y dispone de nosotros a su antojo…el otro día estábamos bailando UPMF y yo, llegó corriendo, como el que ve a su hija adolescente con un chico, y empezó a separarnos diciendo “yaaaaaaaa yaaaaaa ya valeeeee, vengaaaaaaa” … le faltó decir “qué corra el aire” jajajaja

Ya sabéis el interés que tiene por todo lo que tenga que ver con escribir y leer, pero quiere abarcar más de lo que su conocimiento le permite…ay yo me parto de la risa cuando me pregunta “mamá cómo se titula eso!?” cuando en realidad quiere decir “mamá, que significa eso”, lo curioso es que él sabe que no es la palabra correcta, no sé cómo, no debe sonarle bien, y ya me lo pregunta sonriendo y con cara de “mamá sé que no se dice así pero tu me entiendes”.

O siguiendo con el mismo tema, usa la palabra en cuestión del ejemplo de arriba en una expresión equivocada…“mamá que significa cuando tenga 10 años”, cuando en realidad quiere saber cómo será cuando tenga 10 años, pero aun no se vé capaz de expresarlo. Ahora está obsesinado con eso, tengo que decirle con detalle como será cuando tenga 5, 6, 7…90…y lo peor es que no solo quiere saber cómo será él, sino que también como estaré yo…ayyyy que depresión me da!!

Claro que siempre es mejor eso que soltarme “mamá tienes el culo gordo como la seño M.”…”no hijo la seño M. es muy simpática, guapa y si tiene el culo como mamá lo tiene perfecto” mmmmmm le digo suavona por no cag…en su padre y en la seño M. por tener un culo gordo.

Ahora que el que va de cabeza, nunca mejor dicho, con las preguntitas es aquí UPMF …“papá tú cuando eras pequeño tenías pelo!? ¿¡y porque ahora no tienes!? y y y ¡¿cuando se te cayó!? y por qué papá, eh por qué!? ¿¡por qué no te pones pelo papá!?-le bombardea realmente interesado mientras soba su calva cual vidente buscando respuestas en su bola de cristal.

Siempre lo digo, creo que cada edad tiene lo suyo, pero esta me encanta, con esa ingenuidad, esa inocencia, esa espontaneidad…que ojalá tarde mucho en perder. El otro día alguien le preguntó…”tú qué quieres ser de mayor!?” y él, sin pensarlo ni siquiera un segundo contestó seguro…“quiero ser un niño”

…y claro a mi se me cayeron dos lagrimones como dos melones de ver como mi hijo se me hace mayor…ayyyy qué nostálgica estoy últimamente!!

Bueno, pues hasta aquí las Ocurrencias de Un niño de Cuatro Años, en breve más puesto que he partido este post. Seguro que vuestros peques tienen ocurrencias similares, me contáis alguna!?

Os dejo otros posts anteriores de los avances que UNMF ha ido haciendo: Palabras de Un bebé muy feliz, Expresiones de Un bebé muy feliz , Esas cosas de Un bebé muy feliz, Ocurrencias de Un Niño de Tres Años, Ocurrencias de Un niño de Tres Años II y Ocurrencias de Un niño de Tres Años III

Posts relacionados de interés

Si te ha parecido interesante, por favor, compártelo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Pin on Pinterest
Pinterest
Buffer this page
Buffer
Email this to someone
email
Print this page
Print

22 comentarios en “Ocurrencias de Un niño de Cuatro Años

  1. Buenísimo tu hijo se merece un apartado especial. Y es que son todo expresiones directas y sin delicadeza ninguna pero una sinceridad absoluta.

  2. Pero ¿cómo es capaz de hilar la conversación para pasar de la niña que se ha caído a reclamar galletas? Oyoyoyoy ¡sí es que se las sabe todas! Ojalá a la mía se le pusiera al menos un ojo medio cerrado por el sueño ¡pero es que parece un búho!

  3. Voy a decirte que desde que he leído el título se me ha puesto una sonrisilla tonta y he comenzado a suspirar. Adoro a tu hijo y sus ocurrencias. La peque todavía no habla, aunque sinceramente, tengo unas ganas locas de que empiece, porque se le ve como yo, parlanchina y preguntona. La verdad es que los peques a esta edad están para comérselos y tu hijo de mayor será un embaucador, seguro!!!!
    ah! y cuando he leído lo que quiere ser de mayor, la sonrisa ha venido acompañada por una lagrimilla de felicidad, por esa inocencia que ojalá no perdieran! 🙂 🙂
    Saludos

  4. Jajajaja, si es que tienen unas cosas… Yo muchas veces pienso en apuntarlas, pero luego se me olvida. Ahora la mia está en el punto de que quiere dos hermanitos, Silvia y ricardo, y el otro día se empeño en comprar dos pares de zapatillas en miniatura en la Nike Factory “para sus hermanitos que iban a salir de mi barriga”. Todo el pasillo me miraba, yo ya no sabía donde meterme… Besicos a UNMF!

  5. Me encantan estos post, y ver como van evolucionando vuestros peques.
    No se porque les llama la atención tanto lo del pelo, porque a los mios les pasa lo mismo con su padre, jajajajajaj, no entienden cuando ni porque perdió el pelo.
    Un besote fuerte.

    • Estoy empezando a pensar que la cuestión no es el que les llame la atención la calvicie a los niños, la cuestión es por qué hay yantos padres calvos!? Jajajaj

  6. Los míos también tienen obsesión por el pelo de su padre, bueno, en realidad por la ausencia de él jaja

    Es cierto que cada edad tienen una cosa y de momento siguen siendo adorables!

  7. Ay, estos niños… a mi me encanta escribir este tipo de posts porque no quiero que se me olvide absolutamente nada.
    Me ha hecho mucha gracia las dudas que tiene UNMF sobre la calva de su padre jejejeje, lo de ¿por qué no te pones pelo? está genial, mira que si te va a aparecer UPMF con peluquín… jajajjajajja

    • Jajajajaj pues sabes que lomdibuja con pelo y le dice mira papá que guapo estás con pelo…ese cualquier día viene con peluca para agradar al niño jajajaja

  8. Jajajajjaja Es buenísimo! Vaya forma tiene de llevaros a su terreno. Me encanta! Y eso de que quiere ser niño de mayor… Normal que aparecieran las lágrimas… Jeje
    Bss

  9. Soy fan de UNMF!!!!!!
    Cada día me recuerda a más cosas de mi hijo, el vicio por las galletas María(¿les echan algún adictivo o algo?), el enrevesar la historia para acabar pidiendo galletas o esa curiosidad de la calva…
    Mi hijo le preguntaba constantemente a mi padre cuando tenía 3 años si había hecho la mili en un barco de piedra como los trogloditas y si en su infancia la vida era en blanco y negro como en las pelis antiguas, si todo a su alrededor era en blanco y negro.Mi padre era muy juvenil y se partía porque el lo debía de ver como un anciano que había vivido en la prehistoria.
    Jajajaj, lo de la profe me recordó algo que había olvidado. Cuando mi hijo empezó al cole me corté el pelo bastante y al ir a recogerlos al cole tras salir de la pelu mi hija me dijo que tenía los pelos tan “teribles” (no decía la r así que no eran terribles eran teribles) como la seño L y mi hijo me dijo que estaba tan fea con mi prima M, que la verdad es que lleva un corte de pelo bastante raro, siempre lo ha llevado, pero la comparación fue tremenda. Bajón total en un minuto,jejejejej.
    Me encantan estos post, disfruto muchísimo.
    Besos y tienes un minigenio en casa,jejeje.

    • Ayyyy las galletas, se las tengo que esconder, pero es que me lía me lía hasta que me saca lo que quiere.
      Jajajaja tienen unas cosas, qué ocurrencias! Y eso si a sinceros no les gana nadie jejejej

  10. Me encanta UNMF. Me recuerda a mi pequeño, con sutileza y gracia nos tiene ganados pero hace lo que le da la gana. Las ocurrencias son geniales peeo lo del culo gordo debe venir de serie en esa edad jijiji

Deja un comentario