20 meses

Hoy Un bebé muy feliz cumple 20 meses, ¡cómo pasa el tiempo! hace nada estaba pensando -“uy ya mismo cumple un año”-¡ y ya queda nada para los dos!.

Creo que los 20 meses es una edad importante; antes de llegar hasta aquí era una tontería mía, como una meta, como los veinte años, que hasta que llegas hay una enorme pendiente y una vez que los pasas, bajas, bajas y bajas, pues igual…¡una percepción paranoica de las mías!. Y ahora que hemos llegado, no es que mi bebé vaya a cambiar de un día para otro, pero si que estoy notando un cambio importante en estas semanas.

Ayyyyyyy lo que es un hecho es que ya tiene más dos años que uno. Cuando alguién le pregunta -“¿cuantos añitos tiene el niño?”- mi tesoro pone su dedito tieso y dice -“mno (uno)”, a  la  persona en cuestión solo se sale exclamar -“¡qué barbaridad!, ¡que hermosura de niño!”, cuando en realidad por dentro me está tachando de malamadre por tener a un precioso bebé rubio de un añito, cebao hasta las orejas cual marrano de bellota. Había pensado en enseñarle ya a decir que tiene dos añitos, pero no se si es peor que piensen que lo tengo desnutrido. La verdad es que le pega más decir -“y a usted que le importa señora”, pero me ha salido diplomático y cuando le preguntan por la edad dice -“ocho”, jejejejje, ¡que iluso!, ya se quitará, ya.



Desde que acabó el verano hasta ahora, cada vez más, vamos dejando atrás al bebé y me voy encontrando con un niño. Físicamente está más alto, no lo he medido hace un siglo…¡me cuesta la misma vida vestirlo, como para medirlo!! pero eso se nota, se va dando cabezazos con cosas a las que antes no llegaba (vaya medida objetiva, jejejej). Y en cuanto al peso… es inversamente proporcional al tiempo que aguanto con él en brazos antes de que me de tendinitis en los codos y muñecas, aunque aun no ha perdido del todo la figura de buda y las morcillas en los muslacos…¡pedorretas profesiones salen ahí!.
Ya come de todo y hemos dejado los purés, come sólido a trocitos o bocados, también depende de la comida se lo chafo con el tenedor. Sigue con la teta, y nada de solo para dormir o de postre…¡sigue con la teta, pero bien!. Lo de dormir, regular, ya sabéis…¡gracias al colecho lo llevamos bastante mejor!.

Fue tardón en andar, pero empezó con paso firme y digo que quiere recuperar el tiempo perdido porque va corriendo a todos lados, no se que prisa tiene…es superactivo, no para en todo el día, pero también se entretiene mucho jugando en su habitación solito mientras yo coloco o simplemente me siento a observarle.

Entiende todo lo que se le dice, aunque al final hace lo que le sale de los huevos al niño. Me paso el día en función repetidora “nonononononononono” y él me mira desafiante, se ríe de mediolado y es “si” por sus santos…

Aun a riesgo de parecer pedante y “mamápueselmiomás” o una LMC (la madre comparadora) como las catalogan mis compis de NBNB, y dejando claro que esta entrada está dedicada a él y este blog es de su madre que está aquí para echarle todas las flores de mundo…..ahhhhh he dicho, tengo que decir que estoy alucinada del ritmo de aprendizaje de Un bebé muy feliz. En cuestión de días su vocabulario se ha multiplicado de forma increíble, no se de donde se saca palabras que yo no he estado dándole que te pego para que las diga, palabras que ha oído un par de veces… y luego hay cosas cotidianas  (atención a Un papá muy feliz si estás leyendo esto ciérralo inmediatamente, puede herir tu sensibilidad) como “papa” (aishhhhhhh puedo percibir el daño provocado) que jamás la ha pronunciado (a esto tengo que dedicarle una entrada en compensación). Se sabe canciones y cuando no se sabe la letra la tararea con nanana. Hace meses que conoce las vocales y cuenta hasta diez, esto si es verdad que es a base de repetición a modo de juego y canciones. Bueno y ya alucino…¡ dice casi todo el abecedario!, le encanta la “ashe” (h) y la “meme” (m), jejejje, ¡me lo como!
Es un niño muy cariñoso, rozando  lo pelotillas, sobre todo conmigo, todo el día dándome besos…cuando quiere que lo coja, que le de teta, que salgamos a la calle…

Para mi todo esto es nuevo, nunca he tenido niños alrededor, no sabía como se desarrollaba un bebé ni que lo hacia a esta velocidad y tan pronto. Estoy impresionada, todo el día babeando y superorgullosa de él, ¡me hace Una mamá muy feliz!.

Posts relacionados de interés

Si te ha parecido interesante, por favor, compártelo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Pin on Pinterest
Pinterest
Buffer this page
Buffer
Email this to someone
email
Print this page
Print

6 comentarios en “20 meses

  1. Oye, que entrada tan preciosa ¡y que felicidad de niño! Increible como crecen, yo ahora que tiene 13 meses la veo aprendiendo cosas por días, no me creo que en nada de tiempo vaya a estar interactuando conmigo como una niña grande… ufff ¡si era un bebé hace nada! Me ha encantado tu entrada, voy a cotillear un poco por aquí tambien 😀

    • Holaaaaaaa!!!!!!!! si, es increible, además ha sido en nada de tiempo, va por días…cada día me sorprende con algo nuevo!!!! es emocionante!!!!!!

      !3 meses???? uffff ya verás ahora empieza lo bueno…

      Cotillea cotillea, yo también me voy a churretear a tu casa, jajajajaj.

      Mil gracias por venir y por comentar, espero que no se quede en una anécdota y vuelvas.

      Besetes.

Deja un comentario

Responsable » Carolina Vargas Alarcón.
Finalidad » Enviarte nuevos contenidos.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de Mamá Ríe) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa. (https://www.webempresa.com/aviso-legal.html).
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.