Queriendo ser madre. La historia de Lucía (I)

Queriendo ser madre, La Historia de LucíaHoy en Queriendo ser madre, es Lucía quien nos cuenta su historia. Todas las historias que he compartido hasta ahora y en general todas las que me estáis enviando, son muy especiales, pero esta de hoy me ha emocionado muchísimo, sobre todo porque ha llegado en un momento en el que como sabéis estoy muy susceptible. Y es que me recuerda mucho a mi experiencia, aunque no coincidimos en el problema, en nuestro caso era por un factor masculino (Oligosperpia severa) y ella por Endometriosis, tenemos muchas cosas en común; esos años perdidos por consejos profesionales no demasiado claros, esa presión del entorno, ese tiempo esfumado con tratamientos que no funcionan, número de FIV-ICSI a las que nos hemos sometido…y sobre todo esa tenacidad y fuerza en la lucha por nuestro sueño.

Os dejo con la primera parte de esta emotiva historia…

Queriendo ser madre. La historia de Lucía (I)

Para mi todo comenzó cuando una amiga me insistió mucho que debía ir al gine, con 29 años no había ido nunca, ¿para qué? ya iría cuando decidiera tener hijos!  La verdad que he tenido reglas dolorosísimas toda mi vida, pero no le daba mas importancia. Bueno, al final acabe pidiendo cita y fui, sola, ¡¿para que ir con mi madre o mi novio?! si era una revisión…Pues aquella tarde de primavera que había planeado quedarme de compras después de la consulta se convirtió en una de las peores. En cuando acabo la eco y me senté en la mesa frente a la doctora se me cayó el mundo encima “tienes lo que llamamos quistes de chocolate” ¡¿como?! ¿eso qué es?? ¿es malo?? “malo no, solamente que para quedarse embarazada es un rollo” (estas palabras no se me olvidarán…). Intentó tranquilizarme, pero mis lagrimas estaban ya a punto (he de decir que soy muuuuuuuy llorona, por todo, alegrías, penas, emociones…). En mi vida había oído hablar de endometriosis!!!

Salí de la clínica con mis gafas de sol puestas y llorando como una magdalena hasta el parking, directa al coche para largarme y llorar en casa todo lo que pudiera. Al primero que se lo conté fue a mi novio y a mi amiga, la que me obligo a ir al gine, a mi madre nada, hasta que no la viera en persona el fin de semana, nada….

Empece con la píldora para ver si los quistes se reducían, revisiones, y nada, seguían igual. Así que a los 9 meses me operó la misma doctora, los quistes mas grandes de lo que parecían en un principio, 5 y 6 centímetros de diámetro, uno en cada ovario, pero afortunadamente no hizo falta quitar más que los dichosos quistes…..Ahora tocaba seguir con la píldora hasta que decidiera tener hijos. Ella me recomendó que lo bueno era en los 6 meses siguientes a la operación, pero era imposible, no vivíamos juntos, ninguno tenía casa propia, yo de alquiler y el donde sus padres, cada uno donde estaba su trabajo y separados por 65km, así que no era el momento…Ademas al año siguiente nos casábamos y ahí si que iríamos a por ello. Mientras tanto tocaba píldora y revisiones, todo correcto, no había rastro de quistes, yo contentísima, pensando que si no había quistes no había problema, pero no es así…. la enfermedad esta y estará ahí siempre…¡por desgracia!

Nos casamos y en cuanto volvimos de la luna de miel, a la gine nada, deje la píldora y con calma, eh? nada de agobios…. pero poco duro, a mi alrededor empezaron a aparecer barrigas de primas, amigas, conocidas, compañeras y puffff empecé a preocuparme. Iba a revisión cada seis meses y todo normal, hasta que no pasaran dos años intentándolo no se considera problema de infertilidad nos dijo…. pues nada, venga un test de ovulacion, leer en Internet, contar días y volver a contar no sea que me haya equivocado…. y nada…. pasaron los dos años….y nada…..solo había más y más embarazadas, y más y más preguntas ¿y tu para cuando? ¿no te dan envidia? mirar a ver… grgrgrgrgrgr

Análisis, pruebas, y mas pruebas y todo bien…venga, 6 meses con OMIFIN Y PROGEFIK y pasaron los 6 meses y nada de nada…. Y ahí ya nos derivó a una clínica de Reproducción Asistida, nos aconsejó dos por resultados, Recoletos en Valladolid e IVI en Madrid. Por varios motivos decidimos ir a la primera, mas cercana, los tratamientos (no las medicinas) me entran en el seguro privado que tengo a través de la empresa, y bueno, la gine no hizo especial hincapié en ninguna, dijo las dos por resultados, así que la primera.

En septiembre del pasado año, primera FIV-ICSI (viendo mi problema de endometriosis descartaron las IA, pero vamos que nosotros también la habíamos descartado antes de que lo recomendaran). 5 ovocitos maduros, de los cuales se consiguen 4 embriones, me transfieren los dos mejores (calidad A y B) y los otros dos no se logran congelar. Cita a los 15 días para la Beta, pero no hizo falta, me bajo la regla 4 días antes, me puse malísima, pero mala como hacia tiempo, como en mis tiempos de adolescente que me tenia que meter en la cama…. Normal, con tanta medicación…. en fin…Intente no venirme abajo, esa vez no me hundí tanto, llore, si, llore y mucho, muchísimo,pero…volveríamos a intentarlo.

 En diciembre a por la segunda….. esta vez aumentaríamos la dosis, a ver si conseguimos mas y todos de mejor calidad, mucha medicación, muchos pinchazos, muchas comeduras de cabeza….pero allí estábamos de nuevo, a por elloooooooooooo!!!!!!!! No me gusta la Navidad, me pone triste, nostálgica, no se… pero quería pensar que ese año si, ese año me gustaría, Papa Noel (que soy más de Reyes y no de EL) me tenia que traer algo, si, ese año si, y me empezaría a gustar la Navidad.. (digo eso porque tenía la Beta el día 26). Esta vez solo se obtuvieron 3 maduros de los cuales fecundaron dos, calidad D, vamos que peor que la vez anterior…Por supuesto me transfirieron los dos. Y el día 22, si el día de la Lotería, me bajo la regla, estando en el trabajo y sola, ahí si que me derrumbé, cada cliente que venia y me decía lo de “Feliz Navidad”, tenia que hacer un esfuerzo para no llorar, ganas continuas de llorar, todo el rato, mientras iba en el coche de camino a casa, en casa, en todos lados….

Y llego la Nochebuena, fatal, lo pase muy mal sentada a la mesa, viendo como todos estaban contentos, y hablaban del próximo bebé que nos traería mi cuñada este año, deseando que acabara la cena, la Navidad y todo!!!!!!El día de Navidad de camino a nuestra casa, me pase la hora y media que dura el viaje llorando, llorando sin hacer ruido mientras mi pobre marido (es que es un sol) conducía y yo callada y llorando, llorando de rabia de no tener lo que quería y encima no haber disfrutado de mi familia …. en fin….Esta vez fue la que peor….

 A finales de Enero, para hacer todo un poco mas cruel…. me tendría que bajar la regla, y nada, no me bajaba…. yo ilusiones cero, deje pasar unos días y nada, decidí que si a la semana no me había bajado me haría la prueba. Yo no tenia ningún síntoma, pero bueno…. me la hice, y negativo. Yo la verdad que ni me inmuté porque ya tenia las esperanzas perdidas, pero ver la cara de mi marido me mato…. el pensaba que si, que habría ocurrido el milagro…. pero nada…Así que llame a la clínica y me dieron cita para consulta y ver lo que pasaba, nada, estaba a punto de bajarme, me recetaron progesterona y en dos días aquí la tenia. Me dijeron que si quería volver a intentarlo deberíamos esperar al mes siguiente, que todo volviera a la normalidad, así que venga.. a esperar que bajara en febrero…

 …continuará

Si, ya lo sé, uffff vaya historia, verdad!!?? pues si os ha enganchado y emocionado esta primera parte, ¡preparaos para el desenlace la semana que viene!

¡GRACIAS LUCÍA!

Y tú ¿te animas a contarnos tu historia?, no lo dudes, enviámela a mamarreir@gmail.com seguro que otras muchas chicas se ven reflejada en ella, es una forma de ayudarles. En Cuéntame tu historia para Queriendo ser madre tienes toda la información…¡te espero!

Y si queréis leer más Historias de Queriendo ser madre, incluida la mía, pincha en el enlace o arriba en la pestaña de la izquierda.

Posts relacionados de interés

Si te ha parecido interesante, por favor, compártelo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Pin on Pinterest
Pinterest
Buffer this page
Buffer
Email this to someone
email
Print this page
Print

16 comentarios en “Queriendo ser madre. La historia de Lucía (I)

  1. Esos doctores y sus formas para dar noticias. Yo al igual que Lucía, nunca había ido al al ginecólogo y fui cuando quería buscar al bebé a hacer las pruebas de rigor y lo que él me dijo fue que tengo un sopo en el corazón y que su recomendación era no embarazarme hasta que un cardiólogo lo aprobara. Claro, vas muy ilusionada a que te digan que todo está bien y puedes comenzar en cualquier momento y te salen con eso!! Así que ahí voy yo a buscarme un cardiólogo, mil análisis y valioso tiempo en espera. Al final el cardiólogo me dijo que sí tengo un soplo, por fin entendí porque no puedo correr sin sentir que se me va la vida y subo las escaleras como si tuviera 70 a mis escasos 30 y tantos; peeeero que puedo hacer vida normal y tener los bebés que quiera, solo tomando todo con calma. Es horrible que te maten las ilusiones así en la primera visita.

    Gracias por compartir tu historia Lucía, saber que no estamos solas y que hay verdaderas historias de lucha, inspiradoras; la verdad reconforta.

    Espero con ganas esa segunda parte.

    • Qué barbaridad! Al final no era nada, pero el disgusto te lo llevaste.
      Por eso quiero conocer vuestras historias porque sé que con ellas se puede ayudar a muchas personas que se vea reflejadas en ellas.

    • Ya te lo digo yo Gema, se hace muy duro, lo que pasa, que luego lo consigues y se olvida y hay locas como yo que quieren repetir…ainsssss

  2. Emoción???
    Estoy aquí, en la recepción, en mi trabajo, pensando que no entre nadie, porque se me han saltado las lágrimas y no podía para de llorar.

    Es una historia dura, pero seguro que ese final feliz lo tuvieron, y tu también lo tendrás, ya lo verás.

    Besotes!!!!!

Deja un comentario