Queriendo ser madre. Último Capítulo: Y llegaste al fin

Ayyyy sé lo que quiero contaros, eso lo tengo clarísimo, lo que no tengo tan claro es como empezar o mejor dicho como terminar, esto de ser el último capítulo supone una gran presión y responsabilidad. Bueno, vamos a ello, total se lo estoy contando a unos amigos, verdad!?

Todo transcurría de forma normal, supongo que todo lo normal que puede transcurrir embarazadísima de 39 semanas; no tenía contracciones, no me dolía nada, lo único es que ya llevaba unos días expulsando el tapón mucoso, aunque eso no significaba nada, los calambres en la vagina me doblaban y eran cada vez más frecuentes y el bebé que a veces estiraba las piernas y me las metía en las costillas haciendo que me faltara el aire…pero por lo demás estaba muy bien, ¡incluso empezaba a dormir mejor!. Además todos se pusieron de acuerdo en decirme que aun quedaban días para conocer a mi bebé, que seguramente me pasaría de mi ffp que os recuerdo que era el 21/03/11; me lo dijeron en la última consulta, en monitores…e incluso la sabiduría popular también apuntaba a que aun quedaba tiempo, ya sabéis, que si la barriga muy alta, que si los morros deshinchados, que si la luna…

Por nuestra parte, sabíamos que por mucho que tardara, era cuestión de pocos días, ¡¿que más daba uno más o menos!?, el caso es que estábamos a las puertas de nuestro paraíso particular, ese paraíso frente al que tantas veces nos habíamos parado sin que se nos permitiera adentrarnos en él. Y notábamos mariposas en el estómago cada vez que se colaba en nuestras mentes un pensamiento fugaz de futuro, cada vez que al pasar por la habitación, nuestra mirada se adentraba en ella imaginando como sería nuestras vidas pasados unos días…ya era inevitable imaginar, fantasear, ilusionarnos…¡tantas emociones!. Sobre todo UPMF, que es bastante más impulsivo, empezó a mostrar más sus nervios y preocupación, me llamaba constantemente desde el trabajo, no quería que saliese sola…en cambio yo, no niego que también estaba expectante, pero intentaba controlar mis miedos, liberando mi mente para que no interfirieran en mi forma de vivirlo…¡había soñado durante tanto tiempo con aquellos momentos!, que tenía que afrontarlos de forma que todo fuera ideal, tenía que prepararme para esa felicidad que tanto había esperado saboreando cada segundo.

Ya estaba todo preparado; la habitación, la bolsa del bebé colocada encima de su cómoda a modo de anuncio de revista, las nuestras un poquito más escondidas porque no iban con la decoración, yo depilada, aunque pensaba en que me tendría que depilar otra vez UPMF si el niño tardaba en salir todo lo que aventuraban…me quedaba dar un repaso a la casa, que lo dejaría para el fin de semana anterior a la ffp para que no le diera tiempo a ensuciarse de nuevo y como ya os dije, podar mis plantas…para mí todo esto, llevar el control de cosas que para los demás pueden ser tonterías o no necesarias, era y es muy importante para sentirme segura y bien.

El martes 13/03/11 amaneció un día de primavera precioso, hacía sol y hasta calor, así que nada, allí que me líe a arreglar mis maceticas al solecico en el patio, sentada por supuesto y sin hacer ningún esfuerzo y después subí a casa de mi madre a comer paseando. Por la tarde-noche la temperatura seguía siendo ideal, por lo que el paseo de rutina lo alargamos un poquito más y lo disfrutamos muchísimo, siempre lo empezábamos y acabábamos en casa de mi madre y esa noche, al montarme en el coche para irnos a casa, noté como si de repente se me escapara el pipí, ya esa misma tarde tuve que cambiarme de ropa interior porque me había notado muy húmeda, pero por la noche fue más exagerado. Se lo comenté a UPMF sin darle ninguna importancia, pensé que era flujo o realmente pipí al tener la vejiga presionada y así se quedó la cosa.

A la mañana siguiente, de nuevo tuve que cambiarme un par de veces de ropa interior porque me sentía mojada, aunque yo no notaba escaparse nada. Se lo  comenté a mis queridas Mamis de Marzo que me aconsejaron que me fuera para el hospital inmeditamente ya que podía ser rotura de bolsa…¡la primera vez que oía eso refiriéndose a mí!, pero ya no volvió a pasar y decidí esperar a que llegara UPMF a comer. Cuando se lo comenté se asustó muchísimo y quedamos en que en cuanto fuera la hora, llamaría al ginecólogo para ver lo que me decía. Dormí la siesta plácidamente, pensaréis que soy una sinsangre, pero es que yo me encontraba muy bien y me imaginaba que en el momento en que rompes la bolsa se hace un charco en el suelo y además empezaban las contracciones…yo no tenía ni contracciones y ¡¡quería mi charco!!!

Sobre las cinco de la tarde llamé a la consulta y le expliqué a mi ginecólogo lo que me estaba pasando, sus palabras fueron “vete para el hospital para que te miren, seguramente no sea más que flujo y te manden para casa de nuevo, pero así os quedáis tranquilos, además hace muy buena tarde, podéis daros un paseo y hacer las últimas compras”. Con las mismas llamé a UPMF para que se viniera del trabajo y mientras llegaba yo me duché y vestí tranquilamente. Desde el coche llamé a mi madre a la que tuve que tranquilizar y convencer para que no se viniera, total solo iba a que me miraran…¡yo estaba genial!

Llegamos al hospital y me planté en el mostrador de urgencias sin saber ni que decir, aunque me bastó con enseñar la barriga y pedir que me viera un ginecólogo para que inmeditamente me llamaran. Lo primero fue pasar por monitores para comprobar que el bebé estaba bien, temía que me dejaran sola, pero en esta ocasión UPMF me acompañó en todo momento. Estuvimos un ratito en una sala pequeñísima monitorizada y comprobando como nuestro tesoro latía con fuerza y yo no tenía ninguna contracción. Una vez el ginecólogo de urgencias acababa sus quehaceres, me dirigía a su consulta para que me viera y le comenté lo que me estaba pasando. Mientras me hacía un test para comprobar si mis perdidas eran líquido amniótico, me regañaba diciéndome que no tenía que haber esperando tanto, que solemos acudir a urgencias simplemente cuando nos apetece ver al bebé y con cosas como esa, realmente importantes, lo dejamos pasar. Casi nos da un infarto cuando oímos “sin duda es líquido amniótico, tienes una fisura en la bolsa, si dices que llevas perdiendo desde ayer, este niño tiene que nacer esta noche, a lo más tardar mañana por la mañana, así que te vamos a inducir el parto”…

¡Pepeperooooo si yo no estaba de parto! joooooo que había colocado empapadores en todas partes para estar preparada y ahora me iban a inducir el parto por una mierda de fisura en la bolsa¡¡yo quería mi charco!¡quería contrar minutos entre contracción y contracción mientras decidíamos si irnos al hospital o esperar un poco más!¡quería avisar a UPMF de madrugada! pues no, nada más lejos de la realidad, salimos de casa pensando que me hacía pipí, decidida a echar una tarde de compras y dispuesta a volver a casa para ponerme de parto como dios manda…¿os podéis imaginar como nos quedamos!? si seguro que si, porque cualquier persona normal es lo que se hubiera esperado, pero nosotros…nosotros nos quedamos petrificados. Lo primero que me vino a la mente fue nuestras mochilas y mi preciosa bolsa maternal encima de la cómoda, qué bonita quedaba allí, pero cuanta falta nos hacían en ese instante y es que no me dejaron ni vestirme, en la misma consulta me dieron un camisón y a UPMF los papeles del ingreso para que fuera gestionándolo, mientras yo iba descalza y con el culo al aire hacia la habitación.

La verdad es que ni recuerdo, ni noté la ausencia de UPMF, debió tardar un suspiro, pero la siguiente imagen que tengo de él es mirándome desde arriba porque ya estaba yo postrada, por no decir atada, en una cama con la vía para el antibiótico y la oxitocina en un brazo, el tensiómetro en el otro y por si me daba la tentación de escapar las dos correas de monitorización en la barriga…¡tal y como lo había soñado! (léase con ironía).

Llamé a mi madre para contarle que sería abuela en unas horas y se empeñaba en venir, me costó muchísimo convencerla de que no lo hiciera porque según la matrona “iba para largo” y no la iban a dejar entrar, era una tontería que pasara la noche sola en la sala de espera, prometí llamarla con tiempo.

Para que os situéis, eran las ocho de la tarde del día 14/03/11, no pasó ni una hora cuando los nervios se apoderaron de mí y no soportaba seguir allí tumbada, me hacía pipí, me dolían los riñones una barbaridad, perdí la cuenta de las veces que tuvieron que desconectarme de todo para que pudiera ir al baño, se empeñaban en ponerme una cuña pero yo lo que quería era levantarme. Una de las veces que fui al baño empecé a sangrar, inmediatamente lo comunicamos y me dijeron que era normal, poco a poco empezaron los dolores, la oxitocina empezaba hacer efecto. UPMF no apartaba la vista del monitor y me avisaba de cuando vendría una contracción, por el momento eran soportables, pero el dolor iba aumentando, no sé si era mejor saberlo o que me pillara de sorpresa.

Empezaron los tactos en el silencio de la noche, pero la dilatación se hacía de rogar, cada vez aumentaban más la dosis la oxitocina y el dolor aumentaba con ella. De madrugada empezaba a ser insoportable, UNMF no paraba de moverse, el corazón de latir con fuerza…y yo estaba muy cansada. De fondo solo oía suspiros de chicas que alumbraban a sus bebes sin apenas esfuerzo y yo no podía parar de quejarme, de gritar, de retorcerme de dolor. Tenía hambre, tenía sed, sueño…sobre las seis y media de la madrugada recuerdo que me dormí un instante entre contracción y contracción, agotada, pero el despertar fue peor…¡el dolor era insoportable!. Intentaba recordar y mantener el ritmo de respiraciones, pero solo me acordaba de mi madre que siempre me decía “quien te diga que no duele, te miente, son dolores para reventar”.

Llegó el cambio de turno y estuvieron un buen rato olvidados de mí, hasta que UPMF no pudo soportar verme más como estaba, según dice me veía muy mal, descompuesta, como si estuviera enferma…y fue a la sala de médicos, en la que estaban desayunando tranquilamente y le pidió al ginecólogo que por favor viniera a verme. Inmediatamente me hizo un tacto y…¡había dilatado un centímetro, un centímetro en toda una noche de dolor!. Y aquí acabó todo…

Eran las ocho y media de la mañana cuando me retiraron la oxitocina y empezaron a prepararme para una cesárea. ¡Si viérais lo que lloré cuando me dijeron que no iba a ser parto natural! Me dio una pena enorme; yo quería que UPMF viviera el momento más importante y más esperado de nuestras vidas junto a mí, quería estar con mi bebé desde el primer momento, quería darle el pecho desde el segundo uno, quería abrazarle en cuanto me lo pusieran en mi pecho…

Recuerdo el llanto contenido de UPMF cuando me dijo “ahora nos vemos” mientras me daba un beso y se abrían las puertas del largo pasillo hasta el quirófano, recuerdo no pensar en nada, solo quería que pasara el tiempo y el destino me colocara junto a lo que más deseaba; mi hijo…ya era cuestión de minutos.

Ya en el quirófano, rodeada de personal, me pincharon la epidural y comenzó la intervención. Miré el reloj eran las nueve y dos minutos de la mañana del día 15/03/11. Junto al anestesista en mi cabecera pude ver todo lo que me hacían a través del reflejo del foco; cortes, gasas empapadas de sangre…y empecé a vomitar. De repente oí “aquí está tu hijo Carolina” y empecé a llorar muy emocionada y también preocupada, fueron décimas de segundo, pero necesitaba saber si estaba bien, hasta que el anestesista me dijo “no te preocupes, aunque no haya llorado, sale saludando moviendo sus manitas”.  Miré el reloj, eran las nueve y diecisiete cuando 3,220Kg y 50cm de amor llegaron para llenarme el corazón.

Mientras me cosían se lo llevaron, y tras unos minutos, mi matrona  lo trajo liado en una mantita con los ojos de par en par…¡dios mío era lo más bello que jamás había visto!, nunca olvidaré esa mirada, esos ojitos se abrieron para robarme el alma, solo le pude dar un besito, pero desde ese preciso instante supe que mi vida tenía sentido, viviría para amarlo con todo mi ser.

Me tuvieron dos horas en la sala de recuperación, separada de mi tesoro, dos horas interminables en las que no hacía nada más que pensar que mi hijo me necesitaba, que tendría hambre, que quería oír mi voz, notarme, sentirme, que quizás no podría darle el pecho…hasta que por fin me llevaron a planta. Recuerdo entrar por la puerta de la habitación y ver a mí madre con mi hijo en brazos. Mi madre, ayyyy mi madre, ella que sabía de mi afán por darle el pecho, introdujo su dedito en su boca para así estimularle la succión y en cuanto llegué me dijo entre lágrimas de emoción “hija este niño está hambriento”, cuando por fin lo pude abrazar, cuando lo tuve entre mis brazos un mundo de sensaciones y emociones se abrió ante mí, fue algo indescriptible…era mi hijo, al que acababa de conocer y ya se había convertido en lo más importante de mi vida. Mi madre me desabrochó el camisón y en un segundo mi bebé estaba mamando…¡no podía parar de llorar! ¡me sentía tan feliz!

No quería apartar la mirada de mi bebé, me parecía increible ¡¿cuántas veces había soñado con ese momento?! ¿¡cuánto habíamos luchado por ello!? no soy capaz de describir eso tan grande que sentí en aquellos momentos, solo sé que fue algo especial, algo jamás vivido, cómo un pellizco en lo más profundo de mi alma, cómo si algo me creciera por dentro…no sé, no sé como explicarlo, fue tranquilidad, paz, sosiego…fue ALGO MÁS QUE AMOR…jamás hubiera pensado que se podía amar de esta manera.

Y Llegaste al fin, el 15/03/11 pude ver cumplido mi sueño y mucho más; me convertí en otra persona, una persona que daría la vida por mi hijo sin dudarlo, que vive por y para protegerlo, por su bienestar, por su felicidad. Desde ese día soy inmensamente feliz porque tengo junto a mí a lo que más quiero en esta vida…lo tengo a él…

Y llegaste al fin…y llegaste al fin con tu carita de angel,
no olvidaré lo que sentí al abrazarte …

Peinas el aire con tu aroma de bebe
que amedida que pasaba el tiempo deseabamos tener
las noches se iluminan solo con poder llegarte a ver
ofreciendo una sonrisa a las estrellas que te vieron nacer

(Letra Peinas el Aire de la Caja de Pandora)

…continuará


 Solo quería añadir algo:

Agradecer a todos los que habéis estado ahí, semana a semana, siendo capaces de captar lo que quería contaros con mi historia, hasta el punto de poneros en mi piel y emocionaros conmigo. Deciros que aquí no acaba nada, este rinconcito sigue con otras historias que me trageron esa nueva etapa, además, esto es un punto y seguido, no os vayáis muy lejos…si véis, he puesto el “continuará de siempre” jejeje

Por otra parte y aunque no soy de dar consejos si me gustaría decir que…casi media vida me he pasado Queriendo ser madre y aunque el camino no ha sido fácil, la recompensa es tan, tan inmensa, que volvería a recorrerlo sin duda…¡ha merecido tanto la pena! A quienes estén en mi situación, solo decirles “no dejéis escapar vuestro sueño, luchad por él, arriesgarlo todo…solo así lograréis verlo cumplido”

Felicidades a las mamás felices que tienen a sus hijos junto a ellas y a las que lo son de mente y corazón. Mil gracias a todos los hijos que han hecho posible tantísima felicidad.

78 comentarios en “Queriendo ser madre. Último Capítulo: Y llegaste al fin”

  1. Tú sabes la panzada que me he dado a leer, desde el primer capítulo hasta el último, se me han caído hasta las lágrimas. Me alegro muchísimo que todo fuera bien. Sabía el final porque te leo desde que comencé mi blog y sabía que tenías un peque, pero nunca había leído tu historia porque cuando comencé a seguirte ya la habías escrito. Enhorabuena por los hombres de tu vida,mambos fuertes y valientes. Besos.

    • Ayyyyyyy qué me vas a aborrecer jajajajajaj. Pero pa que te pegas esas panzás!? 😉
      Me alegro mucho que te haya gustado, cuando tenga el libro te lo dedico. ;*****

  2. Hola UMMF!!! Sabes que aunque te lea un poco más tarde, la emoción es la misma!!! Que historia tan hermosa has compartido, definitivamente que es muy esperanzadora y qué final tan hermoso… Bueno, no final, sino el comienzo de otra travesía! Qué alegría poder leer este capítulo, qué hermoso, me alegro mucho por ti, por UPMF y sobretodo por UBMF que tiene unos padres tan amorosos! =)

  3. Precioso final para una historia que se merece el final feliz que soñabas. Recuerdo aquellos días, decirte que te fueras para el hospital y de pronto, estar unos días sin saber de ti… Todas aventurábamos que estarías conociendo a UBMF y así fue!!!.
    Muchos besazos a los tres

  4. Ayyyyy…vale….ya….hoy si que lloro…los pelos de punta….aguantando todo el post y con la frase de tu mami “éste bebé esta hambriento” zas…..lloro al canto..si es que parece que lo he vivido contigo…que emoción…enhorabuena por todos esos momentos y por compartirlos con nosotras…gracias

  5. Qué bonito!!! Si te sirve de consuelo, yo tampoco tuve mi charquito, jajajaja. Pero lo importante son esos ojazos que te miran, eso sí que lo tuve (aunque como tú, y sin cesárea, dos horas después). Un precioso relato. Mil besicos

  6. Si ya sabía yo que merecería la pena esperar a tener un rato tranquilo para leerte!! Qué final más precioso, me has puesto los pelos de punta y los ojos como dos charcos!!
    Te entiendo perfectamente cuando explicas la sensación que tuvisteis al deciros que te provocarían el parto, yo con el primero me pasó igual, parto inducido por rotura de bolsa desde hacía dos días, pero lo importante es que todo se olvida en cuanto le ves la cara. Ayyy Carol cómo me ha emocionado acompañarte en este relato, durante todo este tiempo en el que nos has hecho partícipe de tu historia preciosa.
    Deseo con toda mi alma que algún día cercano nos puedas contar otra bonita historia sobre cómo has vuelto a ser mamá.
    Un besazo.

    • Nadaaaaaaaaa que la que te has empeñao en que me acueste con los ojos encharcaos has sido tú!!!

      Muchas gracias por estar ahí y ojalá algún día pueda empezar otra historia y que la compartáis conmigo, mis amigas!!!

      Besosssssssss

  7. Te leí el domingo y pensé que te había comentado, pero ya veo que no, seria por la emoción, porque me emocioné, lloré y reviví momentos del parto de SB que fueron similares.

    Cuanto os ha costado llegar hasta ese momento en el que UBMF forma parte tangible y abrazable de vuestras vidas, aunque haya sido duro merece tanto la pena. Gracias por contarnos vuestra historia y hacernos partícipes. Aunque esta historia haya acabado te sigo por aquí en tus nuevas aventuras que seguro que tendrán Un Final Muy Feliz.
    Besote.

    • Ahora mismo te quito la falta jejejej

      Ni te imaginas, la misma vida me ha costado, pero lo volvería hacer mil veces.

      Muchas gracias a tí por estar ahí. Claro que si, espero que te quedes por aquí.

      Besosssssss

  8. Ayyyyy q llorardera, q bonita tu historia, te he visualizado en esos últimos momentos del embarazo y primeros con UBMF. Ahora mismo no puedo decir mucho más, sólo q muchas gracias por compartir tu historia con nosotros q ha sido un camino largo y muy duro pero al final ha tenido su recompensa. Feliz día! Muack!

    • Gracias a tí por estar ahí siempre la primera, emocionándote conmigo, llorando con mi historia aun sabiendo el final.

      Muchas gracias. Besossssssss

  9. Que bonito … es increible que incluso sabiendo que el final seria este consigas emocionar tanto al leerlo…es un moment. inolvidable cuando les vemos por primera vez. UBMF era precioso!

    muchos besitos

    • Eso es lo que me ha emocionado de esta historia de vuestros comentarios, que aun sabiendo el final os habéis emocionado conmigo como si estuviera ocurriendo en ese momento. Gracias!!

      Besosssssss

  10. Que ternurita de bebé! Que lindo Carol, gracias por compartirlo con nosotras. Una historia de superación, de lucha, de recompensas!! Tener ese tesoro entre tus brazos, ver su carita, sus gestos, todooo vale la pena.

    Un abrazo, besos y toda la energía positiva del universo para que sigan siendo una familia muy feliz!

    • Muchas gracias!!! Mi rubio precioso… ainssssss

      Desde luego que mereció la pena todo lo pasado, tenía que ser él, mi tesoro y tenía que ser en ese momento.

      Muchas gracias amiga!!!

  11. Madre mía,un paquete de pañuelos he gastado!!! Si ya lo sabia yo que me pasaría esto. Yo creo que no podrías haberlo contado de otra manera. Miles de recuerdos me traes a mi mente…y es que ese momento mágico… Como yo digo “es lo mejor que nos ha pasado y nos pasara el resto de nuestra vida.”tantas cosas me gustaría decirte… En fin,que suerte tengo al conocerte. GRACIAS. Besos

    • Jajajjaaj no será pa tanto!!! desde luego que si, es lo mejor que me ha pasado en la vida…y espero que no se quede ahí jejejej

      Gracias por estar ahí!!! Besossssssss

  12. Aiiiii al final llego y llore!!!! Y aunque no saliera como tu desearas fue lo mas importante de toda tu vida!!! Gracias por contarnos tu historia y a ver hecho seguramente mas fuerte a algunas personas.
    Muaks!! Tenéis un niño preciosisimo!!!

    • Jajajajja ayyyyy qué sensible eres!!! claro que si lo que menos importaba a esas alturas es como fue el parto, lo importante es que mi bebé está conmigo.

      Gracias a ti por leerla. Besosssssss

  13. Te leo con lágrimas en los ojos, qué bonito cierre a esta tremenda serie de posts 🙂 Fue cesárea, pero leyéndote creo que fue una cesárea bonita, y después de tanto sufrimiento con la oxitocina… Sé muy bien lo que duele la oxitocina, es terrible e insoportable.
    Qué gustito que se enganchara tan rápido al pecho. Ha sido un placer leerte y que abrieras así tu corazón. Un beso enorme

    • Gracias por emocionarte conmigo!! Si fue cesárea pero no estuvo mal del todo, tengo pendiente contaros otra versión del parto, con más detalles y anécdotas de UPMF…

      Uy la oxitocina es terrible y luego no me sirvió de nada.

      Ser enganchó de momento, fue increible, gracias a mi madre.

      Gracias por seguirme siempre. Besossssssss

  14. Enhorabuena por este relato tan emocionante!! Me siento tan identificada contigo…
    El camino es muy duro pero la recompensa es tan grande que merece la pena. Gracias por compartirlo.
    Y si, esto llorando en la oficina. Espero que no me vea nadie, jajaja
    Un besazo

    • Muchas gracias a ti por leerlo y valorarlo!!! Merece mucho la pena, mucho!!!

      Ayyyyyy llorando el la oficina jejejejej.

      Oye te animas a contarme tu historia!!??

      Besossssssss

  15. Jo!!! ya estoy con la lagrimilla!!! solo recordar como fue el mío me emociono. La verdad es que es una pena, que al final, con todo lo que pasaste, terminara en cesárea. Aixxxx.
    Yo en esto no me puedo quejar, mi parto fue de 2 horas y media. Exprés como dijo mi médico. 🙂 🙂
    El problema es que se llevaron a mi pequeña dos horas y yo quería hacer el piel con piel y darle de mamar y nada. Hasta las 5.30 nada de nada. :(:(

    Saludos y felicidades!!!!

    • Bueno, llegado ese momento lo de menos es la cesárea, lo peor es la separación pero bueno lo estoy compensando día a día jaja

      Besossssssss

  16. Feliz día de la madre!!! Siento decir con lagrimas en los ojos que me da pena que esto llegue al final. Era un historia de superación semana tras semana, pero el final feliz merece la pena. Un bsito.

    • Gracias!!! a mí también me da penilla, pero esto tuvo un final gracias a dios, un maravilloso final!!!

      Besossssssssss

  17. Te había escrito un comentario precioso y larguísimo pero ha desaparecido. Resumiendo, te decía que me ha encantado leer tu historia, muchas veces ha sido muy dura y lo he pasado mal (ni me imagino como lo debéis haber pasado vosotros) pero este final ha valido la pena. Ha sido, y sigue siendo, una historia de amor preciosa y este capítulo tan emotivo es la guinda perfecta para este pastel

    • Jooooo ooo, yo quiero mi comentario precioso!!! Bueno este también es muy bonito. Muchas gracias por tus palabra y gracias por estar por aquí y por allá siempre. Besosssssssssss amiga

  18. Lo leí anoche y luego olvidé pasarme. Increíble, y muy emocionante haber compartido contigo este año leyendo tu historia. ¿Ahora que voy a hacer yo? jajaa. Esa canción me encanta, la usé para hacer un video de esos con las fotos del niño desde el embarazo hasta los 2 años 😉

  19. Madre mia,que lagrimas se me caen,me has emocionado de verdad! un relato precioso,que recuerdos tan preciosos y me has hecho revivir a mi los mios ainss;me ha encantado leerte desde el principio,creo que nunca he llorado leyendo un blog,pues ya es la primera vez…
    Feliz día de la madre preciosa.
    Por cierto yo tambien estuve en el foro de CN en el de mamis Abril 2012 jeje 😉
    Besos

    • Ayyyy qué bonitas palabras! Muchas gracias a ti por seguir mi historia y tener tal sensibilidad para llorar leyéndola incluso sabiendo el final.

      Yo estuve en un foro y después hicimos un grupo de facebook…somos grandes amigas!

  20. Vaya si me he emocionado. Tengo un nudo en la garganta. Que momentos tan emocionantes. Es lo mas bonito del mundo, indescriptible. Me ha encantado compartir tu historia. Ha sido genial vivir contigo y revivir un millón de emociones. Un abrazo y feliz día de la madre.

  21. ¡El parto, por fin! Cada vez que leo historias de partos me dala sensación de que muy pocas logran tener exactamente el que quieren. El tuyo acabó en cesárea, el mío tuvo que ser inducido porque si no, a día de hoy creo que seguiría preñadita… Y lo de no poder pasear por el gotero de oxitocina… en fin, que menos mal que la recompensa merece mucho la pena y que al final, aunque se nos quede alguna espinita clavada, lo bueno es que llegan sanitos y completos a este mundo. ¡Se me ha acabado el culebrón! Pero espero que otras mamás se hayan animado a colaborar en tu sección y pueda seguir adelante. y Por cierto ¡Feliz Día de laMadre!

  22. Que preciosa entrada! Que emoción! Poder tener a tu bebe en brazos, por fin…ufff. Desde luego merece la pena tanta lucha.
    Muchísimas felicidades, que pases un feliz día de la madre.
    Seguire por aquí, esperando emocionarme cada día con tus palabrabras.
    Hoy ademas de bss te mando un fuerte abrazo!

  23. Feliz día de la madre. Es maravilloso ese momento, y como tú dices es mucho más que amor, es el amor más puro que puede existir.
    Gracias por compartir tu historia con nosotros.

  24. Ayyyy por Dios qué emoción!!!!!
    Me alegro muchísimo por ti, y aunque el parto no saliera como querías, tu bebé llego bien y es lo que importa, que está contigo y te llena la vida de alegría.
    Muy feliz día de la madre!!!!!
    Besinos.

    • Siiiiiii qué emoción!!! cómo dices lo importante es ver nuestro sueño cumplido y soy feliz por ello!!!

      Besosssss

  25. Gracias gracias por toda la serie que seguro que ayuda y empuja a más de una futura mami, porque como dices, vale la pena, claro que lo vale!!! aunque no sea todo como lo soñaste, pero es una recompensa tremenda. Feliz día de la madre!!!

    • Ojalá o al menos esa era mi intención!!! Pero en definitiva si es lo que soñé, el parto es lo de menos, lo importante es que mi sueño se cumplió.

      Gracias por acompañarme!!!

  26. Madre mía! No puedo creer que ya haya acabado, que voy a hacer ahora cada semana??? Para cuando sale el libro??
    Felicidades por este relato tan maravilloso, he llorado como una magdalena.
    Besazos y felicidades por tu día!!!

    • Hola María, me leías en la sobra, eh!!?? muchas gracias. Pues el libro no sé si me dará tiempo para antes del verano, tengo que preparar algunas cosillas, cuando lo tenga seréis los primeros en saberlo.

      Besos María te debo una visita.

  27. Qué preciosidad de relato… me tienes muy emocionada, aunque no fuera el parto soñado fue el que hizo que tu hijo viniera al mundo y eso es lo mas importante
    Un besito y gracias por compartir tu historia!

    • Muchas gracias a tí por dedicarme estas palabras. Sin duda lo que importa es que mi sueño fue cumplido.

      Besossssssss

    • Muchísimas gracias!!! no te animas a contarme tu historia!!??
      Sin duda la vida hay que disfrutarla tal y como viene, yo lo intento cada día.

      Besosssssss

  28. Y aquí estoy yo… Llorando como una condenada. Gracias por compartirlo, gracias por enseñarnos algo tan íntimo y gracias por dejarnos participar.

    Feliz Día de la Madre a ti que has luchado tanto.

    • Muchas gracias a vosotras por empatizar de esa manera conmigo aun sabiendo que es una historia pasada y conociendo el final.

      Besosssssss

  29. Qué maravilla de relato! Me he emocionado en cada párrafo y no he podido evitar sentir la angustia del momento en el te tienes que separar de UPMF al llevarte a quirófano.
    Debe ser maravilloso el primer contacto con tu hijo y así lo has contaro tú.
    Un besazo!

    • Gracias!!! la verdad es que es emocionante y aunque no fue lo que imaginaba, yo quería un parto normal para compartirlo con UPMF, lo importante es que por fin tuve a mi bebé.

      Besosssssss

  30. Llorando estoy!!!!!! Que emoción! Que recuerdos, que sensación de saber que ya le conoces. Jope..que bonito.
    Ayy sabía yo que lloraría a moco tendido. He recordado mientras te leía mis dos partos, que recuerdos.
    Enhorabuena por ser mamá, feliz día de la madre Carol :* :*

    • Muchas gracias Lydia por emocionarte conmigo, gracias por haberme acompañado…espero que lo sigas haciendo, eh!!?? y gracias por estar ahí siempre.

      Muackssssssss

Deja un comentario

Responsable » Carolina Vargas Alarcón.
Finalidad » Enviarte nuevos contenidos.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de Mamá Ríe) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa. (https://www.webempresa.com/aviso-legal.html).
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.