Queriendo ser madre. La Historia de Eva

La Historia de Eva

Hoy en la entrega semanal de Queriendo ser madre, La Historia de Eva…¡y que historia! de esas que se leen con un nudo en la garganta y lágrimas en los ojos pero que a pesar de ello no puedes pestañear hasta acabar, de las que te enganchan desde el principio.

Es una historia de fortaleza y de lucha por conseguir el sueño de ser madre. Es una historia inacabada con un final feliz escrito.

Listos para emocionaros!? Os dejo con ella…

Queriendo ser madre.La Historia de Eva

Mi  historia no va de la alegría de ser madre, la mía no va de la sensación cuando le ves la  carita y lo feliz que te hace cuando te mira con esos ojitos… yo, solo lucho por ello, creo que  hace tiempo mi vida se quedo vacía por este sentimiento, en mis sueños siempre hay un bebe  entre mis brazos que no para de mirarme, aunque nunca logro verle la carita.

Cuando todo esto comenzó, yo misma me autoconvencía diciendo… bueno, el año que viene  será mejor, seguro en unos meses esto se acaba, nunca ha sido así. Cuando me lo propuse de verdad, comencé a leer y he de decir que jamás hubiera pensado que hubiera tanta gente como yo, deseando cumplir un sueño que nunca llega.

Cuando me hice la primera inseminación, cierto es que había algo dentro de mi que me decía que no lo iba a lograr, a mi me detectaron una infertilidad de origen desconocido, creo que es una manera de engañar a la gente para que prueben otros métodos, nunca creí que hubiera algo desconocido en mi cuerpo que no me dejara quedar embarazada, mas adelante me he dado toda la razón, nuestra querida seguridad social le importa un pimiento si eres madre o no, juegan con los sentimientos de la gente, se ríen en tu cara y después de un tiempo te dicen que lo tuyo no tiene solución.

En la segunda inseminación ya nada era igual, todo empezó a fallar, me estuvieron pinchando aun sabiendo que mi cuerpo no respondía a esa medicación, que nada iba bien, pero claro… a ellos que mas les da, no?

Pasaron dos años sin hacer nada, con mi marido trabajando muy lejos y con ello la imposibilidad de seguir probando… me dedique a ir al gim para cubrir esos pensamientos, para soltar toda esa rabia que llevaba dentro…

Llego el momento, mi marido volvió y decidimos seguir, probar las otras dos inseminaciones que todavía me cubría la seguridad social . Cuando llego el día, fui sola, total, solo iba a revisión y recoger la medicación… nada mas entrar por la puerta  me dicen que llevo mucho tiempo intentándolo, que paso directamente a FIV , yo nerviosa, intento explicarles que mi marido ha estado fuera, que este tiempo he estado sola, así que ni siquiera se probo con relaciones….  Sin escucharme, me dice que hace tiempo los análisis salieron un poco alterados y que para que me va a explicar si yo no entiendo de eso…si, si, con esas palabras… me levanté, y con una crisis de ansiedad enorme me metí en mi coche y me puse a llorar desesperada, no podía hacer nada.. por que no me lo dijeron antes??

después de todo este tiempo me mandan la prueba de antimulleriana, os podéis imaginar todo lo que estuve investigando hasta la siguiente fecha para recoger los resultados…Dicen que las mujeres tenemos como un sexto sentido para detectar todo, pues eso me pasaba a mi, sabia que la prueba no iba a salir bien, después de mas de un mes para saber la respuesta, llega el día, volví a ir sola, se que lo hice mal, pero sabéis?? Creo que ese día ya no había mas palos que darme, era como que podías hacerme lo que quisieras que ya nada mas podía dolerme…

Entro por la puerta y antes de sentarme, así, tal cual de pie, me dice que los resultados eran pésimos que ser madre me seria imposible, que jamás iba a poder quedar embarazada.. asentí con la cabeza y mientras me daba la vuelta para irme, me dice que me busque alguna clínica y pregunte por la ovodonacion…imaginaros… de mi boca no salió ni una palabra, solo abrí la puerta y me fui, me subí en el coche sin articular palabra, sin un gesto ni una lagrima… llegue a mi casa y espere que llegara mi marido…. Solo a su lado pude llorar, solo a su pude desahogarme, lloramos sin parar, con la esperanza de que disponíamos de algo de dinero para poder ir a la clínica, eso era lo que me mantenía de pie cada día.

En un par de semanas fuimos a IVI, el trato inmejorable, me explicaron con todo detalle todo, hasta me propuso probarlo con mis ovulos… yo por supuesto no quiero pasarlo mal, quiero algo seguro, así que sin darle vueltas hemos optado por la ovodonación.

Ese día sali de la clínica como si me hubieran hecho el mayor regalo del mundo, ahora espero que me llamen para comenzar, y lucho por que mi próxima historia sea para poder describir el sentimiento de ser madre, lucho por tener a mi bebe en mis brazos y por fin verle la carita.

Gracias a otra mujer, y si todo va bien, podre cumplir mi sueño.

FIN

Pues aquí me tienes Eva, llorando como una magdalena con tu historia. Eres una mujer luchadora que no pierde la ilusión ni esperanza de que en algún momento lo conseguirás y nada más que por eso estoy segura de que lo lograrás, porque así es como se cumplen los sueños, persiguiéndolos hasta la extenuación!!?? Ufff, no sabes lo que me ha emocionado tu historia, MUCHAS GRACIAS por compartirla con todos nosotros y no olvides que me debes ese final feliz que estás a punto de lograr ;)…MUCHA SUERTE!!

¡¿Qué os ha parecido la historia de Eva!? sin palabras, verdad!? Si pasas por aquí y te emocionas con estas historias y te ves reflejado en ellas, ¿no has pensado en contarnos la tuya? quizá te ayude a dar el paso el hecho de que con ella puedes ayudar a muchas familias que estén pasado por lo mismo que tú. En Cuéntame tu Historia para Queriendo ser Madre tienes todos los detalles…venga escríbeme a mamarreir@gmail.com ¡te esperamos!

20 comentarios en “Queriendo ser madre. La Historia de Eva”

  1. Mucha suerte mañana hermana, ánimo y mucha energia positiva. Tranquila y piensa que lo mas hermoso del mundo lleva su tiempo. Un abrazo muy fuerte valiente!!

  2. Cruzo los dedos por ella, porque tiene que tener suerte, sé que sí. Gente luchadora como ella se merecen también cumplir su sueño. Aixx,que panzón a llorar.
    MUAS!

  3. Gracias a todas por vuestras palabras de ánimo, y gracias a mamá ríe por darme la oportunidad de contar mi historia.
    Mañana comienza mi camino, prometo luchar por llegar a la meta y compartirlo con todas aquellas que luchamos y hemos luchado por este sueño. Un abrazo.

  4. Ojalá ahora todo vaya bien pero desde luego que poca humanidad y poca empatía tienen algunos médicos, es vergonzoso. Un besito y a por ello, espero que muy printo estemos leyendo la continuación de la historia, con un final muy feliz, claro.

    • Ay sí y en estos casos en los que estamos hechas polvo…Eso, que me lo ha prometido, el final feliz me lo tiene que contar.

Deja un comentario

Responsable » Carolina Vargas Alarcón.
Finalidad » Enviarte nuevos contenidos.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de Mamá Ríe) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa. (https://www.webempresa.com/aviso-legal.html).
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.