Queriendo ser madre. La historia de Ana Isabel II

La Historia de Ana Isabel

Vuelve La Historia de Ana Isabel a Queriendo ser madre. Recordad que la semana pasada nos contaba como a sus problemas de ovarios poliquísticos, se une una Trompa obstruida, más factor masculino de infertilidad. Todo ello hacía que viera muy complicado el lograr quedarse embarazada.

En esta segunda parte menciona puntos muy importantes y que estoy segura que quienes habéis pasado por ello estaréis de acuerdo. El desgaste que supone, tanto a nivel de pareja como en tu vida general, el que un embarazo no llegue. Y el tiempo pasa y pasa y llega un momento en que te das cuenta de que solo vives para ello…y en cierto modo, eso te consume por dentro.

A tu alrededor hay embarazos por todas partes y tu, porqué negarlo, sientes envidia, mucha envidia. Y lo peor es que te sientes mal por ello.

El vivirlo en soledad, ya lo comentaba el otro día, todo esto es aun más difícil porque el tema de la infertilidad es un tabú hoy en día. Bueno os dejo que la leáis:

La Historia de Ana Isabel II

Con las pruebas hechas, fuimos a pedir cita en el ginecólogo y nos dieron para esa misma semana. Cuando fuimos a consulta solo teníamos un objetivo; que nos metieran en la lista de reproducción asistida, ya que el problema no se iba a ir por si solo. Y menos mal que dimos con este ginecólogo, en cuanto vio las pruebas no tuvo ninguna duda, de cabeza a reproducción asistida. Incluso nos dijo “yo directamente te haría una fecundación in vitro creo que es lo mejor”, pero bueno eso lo tienen que decidir los médicos.

Todo esto que cuento es un poco mecánico ¿por qué digo esto? porque realmente lo que falta es la esencia, los sentimientos. Durante el año que estuvimos buscando el embarazo hubo de todo; dias buenos y días malos, ganas de hacer el amor y ganas de dejarlo. Realmente esto va consumiendo a la pareja, cuando empiezas y no hay presiones todo es divertido, te acuestas con tu pareja con una ilusión nueva, sin anticonceptivos de por medio deseando que no te venga la regla en el próximo mes. Pero cuando ves que va pasando el tiempo y no llega el embarazo, la ilusión ya no es la misma, incluso la hora de hacer el amor en los días fértiles es un coñazo porque no consigues tus objetivos, etc.

Vas viendo que gente a tu alrededor consigue el embarazo sin ningún esfuerzo, incluso embarazos no deseados debido a un descuido y tu ni te acercas a esa meta. Tampoco puedes hablar abiertamente con todo el mundo, en nuestro caso yo se lo conte a mis padres y a mis hermanas que estábamos de pruebas, porque necesitaba desahogarme con alguien porque a mi marido ya lo tenía mareado de darle vueltas a las cosas. Y gracias también a los blogs que encontre leyendo historias de personas que pasan por lo mismo que estabamos pasando nosotros, unos que lo consiguen antes, otros que tardan más…

En uno de esos blogs leí que cuando una pareja intenta conseguir el embarazo y se detecta cual es el problema no hay que culparse el que lo tiene sino que es un problema de ambos hay que estar unidos porque el camino que nos espera es duro con golpes realmente fuertes y si tu acompañante no es el adecuado no llegareis juntos al destino. Cuando lo leí no sabia a que se referia hasta que lo medite y realmente es así somos un equipo y el problema es de los dos da igual cual de los dos tenga las dificultades porque para llegar a la meta somos los dos.

En estos momentos estábamos en la lista para que nos llamaran (febrero) y no sabíamos cuanto iban a tardar. Se lo pregunte al ginecólogo y no supo decirnos, así que por lo que había leído en otros blogs, mínimo 6 meses (quien espera desespera) . Mientras estuvimos viendo por privado pero se nos salía de nuestro presupuesto… no quedaba otra que esperar a la seguridad social.

Pues cual fue nuestra sorpresa que en abril recibo la famosa llamada!!!! Ohhh que alegría, estábamos muy contentos, era una clínica privada concertada con la seguridad social a 60 km de nuestro pueblo. Empezaba nuestra nueva  aventura, a ver como nos iba.

La verdad es que tuvimos mucha suerte, aunque pasaron dos años hasta que llegamos al tratamiento, es un tiempo corto en este proceso.

Llegamos a la clínica, ellos ya tenían nuestros informes de la seguridad social. Lo primero fue examinarme y a mi marido pedirle un nuevo semiograma para ver que tal los espermatozoides.

La verdad es que ya pasamos a otra fase del tema, ya vamos a una clínica privada y siempre es el mismo ginecólogo que nos atiende (no hay que contar dos cientas veces la misma historia). En cuanto nos ve dice que vamos directos a FIV, y la verdad que es un respiro porque lo que no quería es dar tumbos de un lado a otro, así vamos en línea recta a por el premio (jaja).

Íbamos a empezar el tratamiento en junio pero debido a un fallo de la Seguridad Social, en unos análisis específicos, nos retrasamos y no pudimos empezar, así que al final fuimos en julio para hablar con él, agosto cierra la clínica y nos dice que si me viene el periodo para el 1 de septiembre, empezaríamos.

Ese año (2015) nos vamos de vacaciones para cargar pilas para a ver si es verdad que en septiembre empezábamos ( a mi la regla me tenía que venir el 28 de agosto y el médico me dijo que a ver si se retrasaba para el 1 de septiembre, por pedir que no quede) pues al final se me retrasa y me viene el 2 de septiembre…EMPEZAMOS LA ESTIMULACIÓN.

…continuará

No os imagináis el subidón que da cuando por fin te dicen que vas a empezar un tratamiento. Es como si llegaras a la meta tras tanta espera, tanta decepción…y aunque queda tanto por delante, no eres consciente, lo importante es que casi casi puedes tocar tu sueño con los dedos, que para bien o para mal sientes que estás haciendo algo por conseguirlo. Ainnnsss qué recuerdos!

¿Qué os ha parecido? Alguna de vosotras se ha sentido identificada con La Historia de Ana Isabel!?

Ya sabéis que podéis mandarme vuestras historias a mamarreir@gmail.com o si lo preferís en un mensaje privado de Facebook o en el formulario del pie de página…nos vemos 😉

Posts relacionados de interés

Si te ha parecido interesante, por favor, compártelo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Pin on Pinterest
Pinterest
Buffer this page
Buffer
Email this to someone
email
Print this page
Print

7 comentarios en “Queriendo ser madre. La historia de Ana Isabel II

  1. Nos suena mucho la historia, la nuestra al final tuvo un final genial, ya tiene 6 añitos, y aunque despues no vino hermanito, estamos locos con el. Las mujeres que se quedan a la primera o sin esfuerzo no da en la suerte que tienen. Ánimo y fuerza a todas las que estén en esa misma situación. Saludos!!!

  2. aixxxx, que nervios!!! La verdad es que hay momentos realmente duros. Tengo una amiga que le costó mucho quedarse embarazada y tener gente a su lado que la apoyábamos incondicionalmente y sobre todo, que la escuchábamos cuando lo necesitaba fue lo que le dio fuerzas para continuar.
    Saludos

Deja un comentario

Responsable » Carolina Vargas Alarcón.
Finalidad » Enviarte nuevos contenidos.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de Mamá Ríe) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa. (https://www.webempresa.com/aviso-legal.html).
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.