La Pereza de la Maternidad

Con este título no quiero decir que me de pereza ser madre, siéndolo estoy encantada y ojalá lo fuera por lo menos dos veces más jejejej, sino que el post que el otro día le leí a mi queridísima compañera Sonia de La mamá de Álvaro, me hizo pensar sobre las cosas que cambian cuando somos madres y que a veces nos resistimos a aceptarlo, de eso trata su post, si no la conocéis ya estáis tardando y si aun conociéndola, no habéis leído dicho post sobre La negación de la maternidad…¡no tenéis perdón porque dice verdades como puños!!! eh eh eh pero hasta que no leáis este de aquí no se cantea nadie!!!!

Yo siempre he dicho que incluso antes de convertirme en madre, ya en el embarazo, mi vida se dio la vuelta del revés, en nuestro caso el cambio ha sido brutal y es ahora, cuando UBMF va a cumplir 3 añitos cuando empezamos a sacar la cabeza para respirar y empezamos a parecernos algo más a lo que éramos antes, sé que nunca llegaremos a ese punto inicial, tampoco lo quiero ni lo pretendo. La maternidad me ha absorbido totalmente, tanto que casi dejé de ser Carolina para convertirme en la mamá de UBMF, mi propio nombre lo dice Una mamá muy feliz, así, con todas las letras jejejejej. Me ha aportado tanto que no cambio la experiencia por nada en el mundo, sin duda es la mejor época de mi vida. Si, todo esto es muy bonito (música estridente de corta el rollo…), pero hoy, de lo que os quiero hablar es de otra cara de la maternidad, de una de las cosas que más me han cambiado desde que llegó UBMF…

La Pereza de la Maternidad

La pereza de la maternidadVeréis puedo empezar diciendo que yo nunca he sido de mucho arreglarme, prefería ir resultona y cómoda, como dice UPMF, tengo mi propio estilo muy marcado y eso me gusta. Pero desde que nació UBMF, ni estilo ni porras!! ¡qué pereza! el otro día me asomé a mí armario, si, me asomé, haciendo hueco entre lo que parecían trapajos (y ahora dejo así caer con disimulo y rápidamente para que no os déis mucha cuenta) queesloquemesueloponer… y vi, allá a lo lejos, colocadita impecablemente en su percha, en la parte vic (very important clothes) del armario, junto con mis prendas olvidadas Sr. Vestidito Unsolouso y Mono Noaptoparasacarteta, una falda monísima sin estrenar ¡¡desde el invierno pasado!!. Ayyyyyy pero es que me da una pereza enorme arreglarme; ponte medias, faldita, botorras (esto no cambia vaya como vaya, es la parte buena de mi atuendo), el abrigo de las faldas y vestiditos, que no es el mismo que el de lo vaqueros, faltaría más…para luego estar todo el rato en la Plaza, viendo jugar a mi tesoro a la pelota sudando como un pollo, que encima viene y me lo dice, al cuarto grito que le pego “ven que te abroche el abrigo”, llega diciendo “mamá estoy sudandico”…y yo allí haciendo guita porque hace más frío que lavando rábanos, que me sube canillas arriba hasta el culo y llega un momento en que me liaría a chutar el balón con él y a dar carreras si no fuera por la dichosa faldita. Total, para la mayoría de las veces no quitarme ni el abrigo, vamos que si salgo en pijama no se da cuenta nadie. Sin mencionar la psicosis que me entra cada vez que UBMF decide trepar para que lo coja en brazos con el peligro de romperme las medias!!!…¡¡qué pereza me da!!

Y no hablemos de la ropa interior, me da una pereza enorme estrenar conjuntitos atrevidos y provocadores de algo…¿provocadores de qué?? si luego las catas de queso que hacemos son vistas y no vistas, como para pararse a apreciar el conjuntito de turno, que por otra parte tengo que ponerme justo antes de la degustación, se acabó la improvisación y el surgió…no los veo yo cómodos para sacarme la teta, no.

Me da pereza y mucha, arreglarme el pelo, ya os lo decía en el post de la semana pasada, mi pelo es estropajo y tardar más rato en alisármelo que lo que tardamos en estar de vuelta en casa…qué coraje me da oye!!! vamos que ceno y todo que parece que me han metío un palo por el culo para no despeinarme, qué tengo que lucir melena aunque sea comiendo salchichón y en pijama en casa. Cada vez que me lavo el pelo, me lío la toalla en la cabeza y mi tesoro me dice “qué guapa estás mamá”, me dan ganas de salir así a la calle…marcando tendencia!!

Y no digamos ya maquillarme, que no solía hacerlo, pero desde que soy madre…y el problema no es maquillarme, sino desmaquillarme, tengo que elegir entre lavarme los dientes o quitarme la pintura…la mayoría de las veces me he entregado a Morfeo (por calificarlo de alguna forma) de lo más mona, pero ni así lo conquisto,  ya paso!!!

Y luego pienso-¿para que me voy a arreglar tanto con la pereza que me da? ya no es como antes que íbamos a sitios donde una se lucía; bares de tapitas, pubs de copitas, cine y luego a cenar, alternando con amigos, compañeros de trabajo…pero si ahora salimos a horas intempestivas, tenía yo una pena pensando que el pueblo ya no es lo que era porque nunca hay ni un alma por la calle!!! claro a las 6 de la tarde ¿quién va a haber?¿qué luce una a esas horas? si me pongo mi ropa de fiesta para salir al parque con UBMF en lugar de parecer que estoy allí con mi hijo, parece que estoy buscando otra cosa!!! ¡¡si tenemos que esperar a que abran los bares para tomarnos algo!!, que parece que estamos desesperados…no, los que no somos, o más bien, no estamos como antes, ¡somos nosotros!

Bueno os voy dejando, que me da una pereza seguir escribiendo para que ahora se despierte el rubio y no me deje terminar el post para publicarlo…

Y vosotros, os da pereza todo esto que os cuento? alguna otra cosa que añadir? hay muchas más cosas, pero la pereza me puede y además temo que a vosotros os de pereza leerme jejejeje

Posts relacionados de interés

Si te ha parecido interesante, por favor, compártelo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Pin on Pinterest
Pinterest
Buffer this page
Buffer
Email this to someone
email
Print this page
Print

46 comentarios en “La Pereza de la Maternidad

  1. Hola!

    Yo estoy en esa etapa de short y tenis. Practicando el gateo con mi hija “Poli” (de cariño). Nos tumbamos al piso y monto la vigilancia.

    Adiós peinados de salón, llevo meses sin hacerme mi keratina, sin pintarme las uñas, cero maquillaje (a pura cara lavada), pero al terminar el día y ver a mi angelita durmiendo es la mayor dicha del mundo.

    Saludos

  2. Me siento taaaan identificada…. Que vamos, creo que poco más puedo añadir ya.
    La verdad es que nunca he sido demasiado coqueta, pero es que comparado con antes ahora soy lo más tirado del planeta. Moño todo el día, ropa extra cómoda y nada mínimamente estética… Vamos que a veces me miro y alucino.
    Un saludo!

  3. Uy pues si que te entiendo y me pasa !!! Y lo de la ropa pues la verdad es que para que ponerme vestiditos o blusas que luego no pueda dar la le le (teta) además que ni vamos a lugares que lo requiera jejeje

    • He ahí la cuestión que creo que los sitios que frecuentmos han cambiado y como que no me veo yo con la indumentaria de antes, además de que no voy cómoda y no me apetece…qué pereza!!!

  4. A mí más que pereza, que el tiempo lo aprovecho para otras cosas. Pero de vez en cuando me tuneo. A mí modo, que no era ni será de ir mega arreglada sino mona de ropa y con un poquito de rímel, raya en el ojo y colorete. El problema es que mis toneladas de ropa chulísima no me entran… Pero estoy deseando volver a mi talla para disfrutarla de nuevo. Lo bueno de esto, que como es sota, caballo y rey, porquee he comprado lo justo paa sobrevivir y no acostumbrarme a ser una gordi, es súper fácil preparar la ropa !! Jajaja. Como hay poco donde elegir.
    Pero a poquito que se hace se ve una más mona merece la pena.
    Un besito

    • Jajajajaja me encanta lo de tunearse! Eso hice yo al principio, solo me compré un par de cosas y aguanté unos meses hasta que pude ponerme toda mi ropa o casi, alguna cosilla sigue esperando mmmmm

  5. A mi no me da ni para comentar mis blogs favoritos, como el de UMMF 🙂 Pues de lo que me acuerdo más estos días es de cuando iba al gimnasio yo sola vs. lo que supone ir a matronatación con la peque… dónde han quedado mis ratos de jacuzzi? Y la sauna turca? Y la sauna normal con mi supermascarilla de 10 minutos para el pelo y la correspondiente para la cara? Ahora sólo me da tiempo de lavarme el pelo (gracias otras mamás que cuidais a Celia mientras me lavo el pelo con un champú y me visto) y pasarme una crema por la cara y las tetas… más allá no llego:)
    Muchos besos!!

    • Ups gracias por la parte que me toca jejeje, si te veo muy perdida, si.

      Qué tienes tiempo de pasarte una crema por las tetas!!!?? pero de qué te quejas muchachaaaaaaaaa!!!?? de vicioooooooo jajajajajajajaj. Más allá no llego dice, mis tetas si que están en el más allá…

  6. Jajaja como cambiamos, yo antes siempre iba monísima dentro de mi estilo para salir hasta a por el pan, ahora me da una pereza pintarme, arreglarme y hasta depilarme. Lo del sexo ya es un mundo, cuando hay ganas no se puede, cuando se puede hay mucho sueño. ¡Como cambiamos al ser mamás! Un besazo

    • Pues eso, igual que yo, dentro de mi estilo, no me faltaba detalle, pero ahora…ayyyyyyy ahora, no soy ni mi sobra!!!

      Besosssssss

  7. Ay, que te leo y parece que estoy leyendo mi propia mente. A mi me da pereza todo lo que pones… e incluso más. Arreglarme, maquillarme, ropa interior sexy… todo. Y con lo de las medias tienes más razón que una santa, alguna vez que osé ponerme falda, temí seriamente tener que volver a casa con las piernas sin depilar al aire… porque por supuesto de depilarse ya ni hablamos… En fin…

    • Me imagino en tu situación y me canso nada más pensarlo!!! Pues a mi las medias en invierno me encantan y a veces hago el esfuerzo pero acabo agotada de la tensión teniendo cuidado de que no se rompan…anda yaaaaaaaaa

  8. Yo antes me maquillaba, lo justo, lápiz negro, sombra negra un poco de pintalabios y a correr. Y ahora pues no sé ni donde está el lápiz de ojos, lo único que me pongo es un poco de BBcream porque con lo blanca que soy si voy a cara lavada parezco un vampiro y para de contar, bastante que me lavo los dientes y me depilo cuando surge…
    Llevo el pelo muy corto, bueno ahora parece que llevo un casco porque me lo tengo que cortar y nunca veo el momento (pereza), así que no me suelo peinar y la ropa me pongo lo primero que pillo. Menos mal que a mi me gusta vestir simple y cómoda y no tengo ni un vestido, ni un zapato de tacón, si los tuviera estarían aburridos en el armario.
    Te digo que para bajar al perro llevo debajo del abrigo el pijama, no llevo ni sujetador de la pereza que me da vestirme, espero que nunca pase nada o me quede encerrada en el ascensor jajaja.
    Algún día nos volveremos a desperezar, lo sé, mientras es lo que hay, pereza infinita.
    Besote

    • Jajajajaj mira que quedan feos los pelos cortos cuando van creciendo…yo lo he tenido corto mucho tiempo!!!

      Mírala en pijama para bajar al perro, llevarás las bragas limpias y nuevas!!!??…como dicen las madres jejejejej

  9. Y tanto que da pereza… Yo siempre iba arreglada y últimamente mucho menos, así que me lo he puesto como propósito del año y lo voy cumpliendo. En mi caso, me arreglo para ir al trabajo. Últimamente con tacón y todo, para volver a acostumbrarme. Por la tarde vuelvo a la ropa de batalla para ir al parque o estar en casa, eso es así. Pero si encima no trabajara, iba a ir siempre en chándal… Ufff

    • Mira, al menos vas al trabajo, pero yo hay días que no me quito el chandal y que cada vez me da más pereza oyeeeeeeee, eso digo yo ufffffff

  10. Confieso que yo he tenido tentaciones de ir al supermercado en vaqueros y con la sudadera del pijama bajo el abrigo, por pereza y porque nadie se daría cuenta. Pero luego me asalta el recuerdo de mi madre, y empiezo a pensar que seguro que me pilla un coche o me pasa algo que obliga a que me lleven al hospital y todo el mundo descubra que he salido con estas pintas de casa. y por eso me controlo. Las medias y las faldas me dan una pereza infinita. Sólo me gustan los vestidos para ir de boda. El secador de pelo: pereza también. Y nunca me he maquillado (vamos, para arreglarme me pinto la raya del ojo porque ni siquiera tengo maquillaje en casa). Pereza ¡mucha! Es un vicio malo.

    • No pasa nada, mientras lleves las bragas limpias y nuevas jajajajajaj. Pues entonces como yo, por no tener ni maquillaje tengo, pereza hasta de comprarlo ayyyyyyyyyy

  11. Yo voy a necesitar otra vida para descansar de esta. Es que no me da, no me da. Y claro por si me sobrase tiempo cada vez me meto en más cosas. La lista de asuntos pendientes la he mandado a encuadernar, nada cutre en rústico cuero tapa dura, va por el quinto volumen. Tengo que pintar las paredes donde el chiquillo expresó su vocación de artista mural con rotus, salir a correr, arreglar el blog que es un desastre y no me lee ni Dios, arreglar el enchufe que se sale, ordenar papeleo, limpiar el coche por dentro y por fuera, sacar más tiempo para jugar con el niño, aprender a tocar un poco la guitarra eléctrica que le construí, adelgazar y ponerme en forma que tenemos boda en mayo, sacar un rato para leer los dos libros que tengo a medias, acabar de cocinar las pechugas que he dejado marinando esta mañana, encontrar la fórmula mágica para sin quitarle tiempo a los abuelos, tengamos tiempo para nosotros, ir al museo de Bellas Artes de Bilbao algún miércoles que es gratis, ordenar el armario, empezar con el ingles (el idioma se entiende), avisar al administrador que los de la obra del portal al picar la roza han tirado 13 baldosas de mi cocina, respirar profundamente por la nariz y expulsar el aire lentamente por la boca menos el viernes que tengo que ir con el niño a la piscina y lo de respirar va al revés, dibujar algo y besar más a mi chica.
    Yo no me dejo estas barbas por moda o por hipterismo, es que no tengo tiempo de afeitarme y me he acostumbrado a llevarlas.
    Por lo demás voy bien!
    Un abrazo

    • Ayyyyyyy qué agobio me ha entrao leyéndote!!!! pero espera, que le has fabricado una guitarra electrica a tu hijo!!!?? cómo los has hecho!!??

      Y lo que no puedes dejar es lo de besar a tu chica, me ha emocionado!!!, lo de las barbas puede esperar…

      Me alegro que vayas bien jejejej y mira has tenido tiempo de pasarte por aquí y te lo agradezco, te devuelvo la visita…en cuanto pueda jajajajaj

      Besosssssssss

  12. Pereza de leerte nada de nada porque hija que razón tienes. Uff yo si que he cambiado. Antes de los niños no me bajaba de mis tacones de aguja ni para ir al parque de atracciones. Es mas, todo el embarazo de Alejandra me lo pase entaconada, creo que hasta fui a parir con tacones. Es que yo antes muerta que sencilla, jajajaj
    Pero luego poco a poco la cosa fue cambiando porque claro en el parque como que no pega mucho ir con taconazo y maquillaje perfecto.
    Asi que pasé casi de un extremo a otro. Ahora he conseguido un termino medio y por la mañana para ir a trabajar me pongo mona y tacones y me maquillo un poquito, no mucho, pero cuando salgo de trabajar, cambio el look por completo y me planto mis convers y a correr.
    Vaya si nos cambia la maternidad, pero para mi merece la pena cada segundo que he vivido con mis peques.

    • Si verdad, vosotras que sois más expertas como marigem y tú. Oleeeee que estilazo para ir a parir! Ya verás cuando cuente mi parto…igual, vamos!

      Pues eso está muy bien porque has aprendido a adaptarte, a ver si llego yo a esa etapa!

  13. Jajajajaja. A mí me pasaba pero cuando empezaron al cole retomé la costumbre de arreglarme y aunque no es lo mismo porque no podía dedicar el mismo tiempo sí que me arreglaba.
    En cambio mis fines de semana se volvieron sport total porque cuando no estábamos en el campo, en el monte o en laplaya estábamos haciendo una ruta en bici o jugando al baloncesto, así que me arreglaba un poco por semana y el finde a lo Eva Nasarre, jejejeje. Un besín y me voy a leer el post de catar el queso que me has dejado intrigada.

    • Jajajajaja pues esa es mi esperanza, a ver si cuando empiece el cole que también empiezo a trabajar esto mejora. Veo que me va a pasar como a ti, porque ya me pasa, que los findes estamos todo el día cuando no en el campo, en casa de mi madre que es igual…

      Lee lee a ver si te gusta jejejejej

  14. Jajaja en serio?? Veo que es algo común de las que todas hablais! A mi lo que me parece difícil es renunciar a mis faldas y vestidos… Ir en planos lo veo factible, hacerme una coleta en vez de dejarme el pelo suelto y peinadito también.. Pero abandonar para siempre (o durante los primeros 3años) las medias y los vestidos… 🙁 Eso y mi BBcream por las mañanas con un poco de rimmel, lo echaré de menos!!! 😉

    un besito!

    • Hombre tampoco es que los haya abandonado para siempre, a mi me encantan, sobre todo en invierno, pero me da pereza uffff mucha pereza! Echarás tantas cosas de menos! Pero obtendrás otras maravillosas!

  15. ¡A mi me da pereza hasta vivir! XD Estoy tan cansada que ya no sé qué hay debajo de estas ojeras tamaño XXXL. No cambio a mi niña por nada pero ¡ay! lo que cansa esto de la maternidad.
    Me ha divertido mucho tu post. Besos.

    • Jajajajajaj ánimo mujer! Yo tampoco cambio nada y la cosa va mejorando. Hija tal como lo dices no sé si creerme que te he divertido! Jejejej

  16. Que razón tienes, ni arreglarse, pa que , ¿para ir al parque?, maquillarse, antes lo hacía poco, ahora menos, ¿lencería fina? qué es eso que lo he olvidado…buf el pelo leonil total, y teniendo en cuenta que voy a la pelu cada seis meses más o menos…y depilarme eso pasó prácticamente a la historia, total para los pocos aquí te pillo y aquí te mato que tenemos…
    Supongo que algún día cambiará.
    Aunque yo no cambio mi vida de ahora por nada en el mundo.

    • Justo es lo que pienso, pa qué? para estar helada en el parque y acabar con lompies pa cortármelos por los tobillos?! Jajajajaj me parto…ánimo mujer! Te imagino como la del anuncio de Frenadol jajajajaja

      Yo tampoco cambio mi pereza por nada.

  17. Totalmente. Pereza y hasta vaguería. Porque hay veces que te puedes permitir el tiempo de arreglarte (para otros) y no lo haces, porque prefieres pasar 5 minutos más bajo el agua caliente de la ducha, jijiji

  18. Ay, qué identificada me siento con muchas cosas… ¿Medias, dices? Desde el segundo trimestre del embarazo han desaparecido de mi vida. Ni en una boda que tuve de siete meses me las puse, dije pa’ qué… si total hace calorcito. Y ahora… lo primero que he hecho es comprarme un abrigo del Decathlon en plan deportivo, pero puedo llevarlo con todo para no congelarme dando paseos. Vaqueros, leggins y unas botas altas planas son mi día a día. El pelo mejor ni hablamos porque, aunque lo tenía domable, ahora hay más por los suelos que por mi cabeza. Y lo de maquillarme sólo la raya del ojo, que es si no me veo rarísima. Pero sale como sale porque normalmente me la tengo que hacer con una mano, mientras en la otra sujeto casi 8 kilos de niño. ¿¿Y depilarme?? Perezón total!! Aunque esto tiene que cambiar sí o sí, que en las piernas pase pero parecer Frida Kalho pues como que no… En fin, vaya rollo te he soltado. Yo mañana en el blog también hablo de algo parecido… del cambio de identidad que conlleva ser mamá!! Un besoo

    • Ayyyyy pero a mí es que me encantan las medias, pero pienso, mejor me pongo un pantalón abrigadito que total para estar de pie en la plaza o en el parque…Jajajaja la caida del pelo es espectacular, eh? Jajajajajaj me meo! Yo a veces pienso tendré bigotón?! porque nintiempo tengo de mirar si tengo jejejej.

      Pues deseando de leerte mañana, seguro que es divertido 😉

  19. A mi lo de maquillarme nunca me ha llamado mucho la atención, un poquito si, lo justo pero nada más lo malo es que ahora si que lo necesito más, dos niños pesan y la cara lo nota.

    Ahora lo de arreglarme… Todo tiene su momento, no voy al parque con tacones evidentemente lo que he hecho ha sido comprarme más converse, más Manoletinas… Más ropa de salir con los niños pero vamos siempre más o menos mona, que sino no voy a gusto!

    • Yo tampoco suelo maquillarme a no ser que sea algo especial, ahora mucho menos, me da pereza además de no hacer las cosas bien y desmaquillarme corriendo.

      Yo tampoco es que vaya hecha un adefesio, pero me refiero a que no me arreglo como cuando salíamos antes.

  20. Te entiendo muy bien. A mí me da pereza hacer cualquier cosa que mínimamente me dé pereza! 😀 Con dos enanos no me ando con tonterías ni hago muchas concesiones. Mi tiempo es muy valioso y mis energías no las puedo malgastar en algo que me da pereza y que me va a suponer por eso el doble de gasto, jajaja!

    Eso sí, reconozco que mi vicio por los trapos sí sigue ahí, y en los últimos tiempos he vuelto a las faldas. Para la lencería fina me queda un rato, jajaja!

    Besos!

    • Jajajajajajajaj claro que si, gestión de tiempo y energía modo on. A mi también me encanta la ropa dentro de lo que yo soy, pero ya ves, se me queda sin estrenar.

      Besossss

  21. Muchas gracias por la peazo de mención. Muakkkk.
    Pues me pasa exactamente lo mismo que a ti. Solo que yo también sudo en el parque porque o estoy jugando al balón con Alvaro o corriendo detrás de él, del niño, me refiero.
    También me pasa con el pelo, con la ropa, y hasta con depilarme, para qué si el aquí te pillo y aquí te mato es tan rápido que el marido no se da cuenta de la pelambrera? Jajaja.
    Algún día recuperaremos nuestro antiguo yo?

    • Hija la que mereces, ni más ni menos, de medias tintas nada; o te menciono o no lo hago jejejjejej. Y yo me paso el día jugando, por eso de que no me pongo vestiditos ni tacones.

      Calla calla la depilación, ni afeitándome estoy en condiciones, pero lo que tu dices, si pasamos desapercibidas jajajajaj Yo creo que el antiguo yo nunca volverá…tampoco es que lo quiera!

Deja un comentario