Blog » Maternidad y Crianza » Amor de verano, breve pero intenso

Amor de verano, breve pero intenso

Un amor de los que no se olvidan, de los que dejan huella, de los que marcan para siempre. Tan intenso cómo breve. Mi rubio este año ha vivido su primer amor de verano.

Mi rubio este año ha vivido su primer amor de verano

Apenas hemos salido en estos 6 meses, pero estas últimas dos o tres semanas, que también ha aflojado el calor, hemos estado yendo a la plaza con el patinete.

Allí conoció a dos hermanas, Emma y Carmen el primer día, y allí se han estado viendo día sí y día no durante este último tiempo.

Emma tiene 6 años, para él la niña más guapa del universo, de pelo rubio y ojos grandes. Ojos que se les iluminaban a ambos cuando veían llegar al otro por el callejón.

Nunca había visto a mi rubio así y mira que tiene pasión por su mejor amiga del cole.

No dejaba de hablar de ella, se arreglaba para que lo viera guapo-«mamá, ¿crees que a Emma le gustará esta camiseta?». El día que tocaba cita, estaba nervioso e ilusionado.

El otro día mientras jugaba en la bañera, él habla mucho solo, le oí decir, como si le estuviera contando confidencias a alguien-«…estoy enamorado de Emma». Ay por dios, ¡me dio tanta ternura! que casi voy corriendo a comérmelo a besos, pero preferí no interrumpir su intimidad de pensamientos en voz alta.

Se pasaban dos horas juntos; jugaban, hablaban, reían, compartían confidencias…jejejej, daba gusto verlos disfrutar juntos.

Esta niña no sabe el bien que le ha hecho a mi rubio. Después de tanto tiempo sin contacto con ningún niño/a, sin jugar con nadie y sin compartir con nadie de su edad. Y a estas edades la amistad entre iguales es muy importante.

Pero un día ella no apareció.

Mi rubio estuvo un buen rato sentado sin dejar de mirar al callejón esperándola.

Yo le decía que igual Emma se había marchado ya del pueblo y el pobre mío me decía-«mamá, cómo se va a ir sin despedirse de mí».

Por mucho que se diga que un amor de verano es una relación pasajera que solo dura unas semanas y en la que no se asume el compromiso de mantener contacto más allá de las vacaciones, mi rubio no la olvida, para él ha sido mucho más.

Aun me pide día sí y día no ir a la plaza esperando que ella aparezca por el callejón. Y aunque ya con el cole y demás rutinas es complicado, le he prometido ir los fines de semana por si ella vuelve al pueblo de visita y se acerca por la plaza.

Quizá algún día aparezca, quizá no o igual aunque vuelva, ya se han olvidado.

Ayyyy los amores de verano ¿por qué son tan intensos?.

Me pregunto ¿habrá sentido verdadero amor? ¿Habrá notado mariposas en el estómago? ¿Lo recordará para siempre?

Contenido relacionado sobre Maternidad y Crianza

Responsable » Carolina Vargas Alarcón.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Al enviar un comentario, este se mostrará en la página mientras no nos indiques lo contrario. Tu e-mail y tu IP se almacenan internamente para prevenir el Spam y en caso de ser preciso contactarte en relación a tu comentario, pero no se mostrarán. Tus datos no serán cedidos ni usados para otro fin sin tu consentimiento salvo que exista una obligación legal. Puedes leer más en la Política de Privacidad.
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos en contacto@mamarie.com.

Deja un comentario