22 meses

 

Siempre digo lo mismo, pero es que es la verdad, nos hemos plantado en los 22 meses casi sin darnos cuenta, ¡parece que fue ayer mismo cuando le vi por primera vez!
 
Aunque ya nos vamos conociendo casi a la perfección, en esta etapa es imposible que no me sorprenda con algo nuevo cada día. Y eso es lo emocionante de la maternidad; para él cada día es distinto y hace que yo me enfrente a la vida diaria con espectación, ilusión y entusiasmo.
 
Un bebé muy feliz es un niño muy despierto y se le ve tan feliz, que solo de eso me podría alimentar. ¡Es increíble como puede aprender tantas cosas en tan poco tiempo!
 
Uno de los aspectos en los que he notado un mayor avance es en el lenguaje; habla hasta por los codos, emula conversaciones y está largos ratos hablando, aunque también es cierto que entiende más de lo que dice. Todo lo repite, todo lo cotidiano para él lo identifica perfectamente, y aunque lo normal es que sean palabras sueltas, cada vez más las enlaza para hacer una frase con sentido “¿papá ta?” (¿dónde está papá?).
 
Le encanta cantar, sabe muchas canciones y la parte que no se sabe la tararea con nanana o tititi o simplemente se la inventa, jajajajja, ¡me parto de risa cantando con él!. Le entretienen mucho los libros y sus juegos favoritos son pintar con papá y los de construcción. También le encanta estar con los animales en el campo con la abuela.


Sabe las vocales, y las lagunas que tenía en el abecedario las ha completado, ¡ya se lo sabe enterito!, además no solo lo dice de carrerilla sino que conoce las letras escritas por separado y desordenadas. Reconoce su nombre cuando lo ve escrito y también diferencia entre rojo, azul y verde. Contando llega hasta el 14, aunque solo identifica los números sueltos escritos hasta el 10, además sabe contar con los dedos y también objetos o cosas.


En cuanto a la alimentación, ya come de todo, cada día experimentando con sabores nuevos. La comida la hace o a trocitos, que ya sabe el solito con el tenedor, o chafada, según lo que sea. Le encanta la fruta, se la doy entera o en trozos grandes para que él la muerda, el melón le chifla, aunque lo llama pepino, que es lo que más le gusta de todo. Aun le faltan los cuatro colmillos, cuestión de tiempo, supongo. Sigue con su teta a todas horas…¡¡¡¡a to-das ho-ras!!!!

 
¡¡Ayyyyyy el sueño!!Sigue despertándose muchísimo; suele hacer un primer sueño de 3 horas y a partir de ahí se despierta cada 2…esto las buenas noches ¡os podéis imaginar las malas! os las describo en tres palabras: teta, teta, teta…¡¡menos mal que colechamos!!!
 
Es un niño muy cariñoso, rozando lo pelotilla, jejejje. Cuando quiere algo o le regaño empieza a lanzar besos al aire hasta que lo cojo o le doy lo que quiera. También me da besos cuando se despierta por la mañana rodeándome el cuello con sus bracitos y cuando le digo que tengo pupa. Por cierto, ya sabe perfectamente que es pupa y cuando se hace daño me señala dónde diciendo “pupa pupa”…¡esto es un alivio para mí! 
 
Es muy sociable, y aunque al principio le cuesta, sobre todo si es un igual, si el otro es mayor y le incita a jugar con él, sin problema comienza a interactuar.
 
Ahora estamos en plena época de las rabietas, considerando que es una etapa normal y fundamental del desarrollo, las estamos afrontando de forma respetuosa y comprensiva, sabiendo que pronto pasarán y será solo una anécdota.
 
Hasta aquí el desarrollo del que podría ser cualquier bebé de 22 meses… Y ahora llega la madre…Una mamá muy feliz. Aishhhhhh yo cualquier día me lo voy a comer, cuando por la mañana se despierta tan pegadito a mí y me mira con esos ojazos y me abraza diciendo “ayyyyy” y de seguido “mamá potitito teta” (mamá un poquito de teta)…pues ya es que no puedo ni levantarme porque me entra un pavazo maternal que me flaquean hasta las piernas. Me encanta disfrutar de nuestro ratito de por las noches en el sofá, nos hacemos “misico” el uno al otro y se queda hasta traspuesto de la risa que le da…¡¡aishhhhh esperad que me limpio la baba!! Soy feliz simplemente con sentarme a observarlo; cómo se mueve, cómo gesticula, cómo juega, cómo aprende…y no quiero perderme ni un solo detalle, ¡crece tan rápido! ¡me paso el día babeando por él!
 
Ya mismo cumple 2 añitos, ¡cómo pasa el tiempo!¡parece que fue ayer cuando por primera vez lo tuve en mis brazos! 


TE QUIERO MI VIDA








Posts relacionados de interés

Si te ha parecido interesante, por favor, compártelo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Pin on Pinterest
Pinterest
Buffer this page
Buffer
Email this to someone
email
Print this page
Print

30 comentarios en “22 meses

  1. Aaaah, no, no, no. Yo tengo envidia (sana, ¿eh?), pero no por eso voy a dejar de venir por aquí, ¡vamos!. Ni mijita, jaja. Si desaparezco es por falta de tiempo, no por otra cosa ;). Que yo aprendo de los blogs de las mamás, aunque no tenga bebé. Así me voy informando de vuestros consejos para cuando los tenga 🙂

    ¡Besos!

  2. ¡Qué bonitoooooooooooo! es muy despierto y buenísimo, salvando esas nochecitas toledanas (que no sé cómo habeis aguantado tantos meses con esos horarios. Ya nos darás el truco para aguantar el día siguiente más fresca que una rosa). Me encanta este niño y aunque sólo lo hemos visto de espaldas, debe ser un pequeñín precioso. Normal que estés orgullosa de tu hijo. ¡Cómo para no estarlo!

    ¡Besos!

    PD: Me pasa lo que a queridobebédospuntos, muero de envidia sana y quiero uno ya!!!! Jajaja

    • Es precioso, claro que voy a decir yo!!! bueno por las noches no tanto…jajajaj

      Oyeeeeee de aquí no se va ni perri, voy a pasar lista en todas las entradas, qué es eso de no vengo porque me da envidia…canalizad la envidia en lo que tenéis que canalizarla y al lioooooooooo…que esto no sale solooooooooo….jajajajaj

    • Hombre ya esta bien que pida un poquito…aunque le doy un muchito!!!! es que propuse hace tiempo no darle de madrugada, ayyyyyyy pero no puedo y entonces le decía buenoooooo pero un poquito nada más…y ahora es él que me lo pide así.

      Si, tú ríete…pero tú también tienes ya el “pavazo maternal” lo que pasa es que no te has parado a observarte…cuando miras a la bichilla en la cuna o en brazos congela tu expresión y visualizala, jajajajaj…ese es el “pavazo maternal”!!!!

  3. Menudo portento es un bebé muy feliz!!! Dentro de dos meses, será ya un niño muy feliz!! Me encanta la fase en la que chapurrean todo lo que escuchan, y cantan. Son geniales a estas edades!!

  4. Ainss el momento despertar, en mi caso es mas bien el momento acostar, me abraza el cuello con sus brazitos y dice “mami beso” y ahí ya me compra y vuelta a jugar otra vez, lo que me cuesta ponerme seria para que se duerma!!jajaja

  5. Ay mi yerno que resalao!! Si es que nos quedamos atontaitas observándoles, así se me pasan a mí los días de rápido. Siempre digo que todas las etapas tienen algo mágico, me dijeron que aprovechara los mimos de la mayor que se le pasarían enseguida (soy muy de achucharlas) y ahí la tienes con siete añazos y las panzás de achuchones que nos damos jejeje. Aprovechalo, disfrutalo y seguir taan felices o si se puede más. Besinossss.
    Miner.

    • Jajjajaja, los días vuelan…y con la boca abierta!!!! Achucho yo a mi madre con más de 7 jajajajajaj, y eso que soy más bien arisca….

      Es verdad, hay que disfrutar los segundos…

      Besos repartios entre la nuera, la cuñada y la consuegra, jajajajajj…ala

    • Es emocionante!!!!! cómo pueden aprender todo lo que aprenden en tan poco tiempo!!!!

      Ayyyyyy pero tu Juan está para comérselo también…cada edad tiene lo suyo, verdad????

      Si está bastante mejor, gracias por interesarte.

      Besos felices y babosos jejejej

  6. No te ha pasado a ti que llevas meses diciendo “esque ahora esta para comérselo” cuándo piensas que ya no pueden ser mas graciosos, mas “tesoros” como yo le digo te sorprenden y claro que pueden!!!
    ainss que no se acabe nunca esta edad!!

    • Desde que nació…bueno no un poquillo después que de recien nacidos son un rollo, no paro de decir que pena que crezca, esta es la mejor edad, y como tú dices “ahora está para comérselo” y menos mal que no nos los comemos porque ahora están…jajajajaj. Creo que para nosotras siempre va a ser así…

      ¿tú también le dices tesoro? jajajajja

      Nunca se va a acabar esta edad…siempre van a estar para comérselos…bueno cuando sean púberes no…

  7. Me acabo de enamorar de un bebé muy feliz, así que después de todo lo que has contado de él ¡¡ “Si quiero”!!

    Si a mi me levanta una preciosidad así, rodeándome el cuello con sus brazos y dándome besos, creo que moriría de amor, creo no, lo tengo claro (tengo el vello de punta de los brazos). Creo que voy a tener que dejar de leerte, porque aumentas mis ganas maternales y eso noooooo es buenooo!!

  8. Casi me lo como yoooo según los describes!!! Yo también me identifico con los momentos del despertar, son maravillosos. Aunque la mía tiene 8 meses se despierta con sornisas y mimos. Me da caricias y me mira como enamorada y juguetona!! a seguir asíii. ánimo

    • Ayyyyyy si es qué es para comérselos!!!!!!! Tu coquito tiene ya una edad preciosa también…Es genial el colecho, eh????. Ellos ahora mismo están enamorados de nosotras!!!!

      A disfrutar de esos momentos. Besossssssss

  9. Se me cae la baba hasta a mi con lo que cuentas… así que imagina! Me lo veo tirando besos… será pelotilla jajaja
    Alucino de veras con lo del abecedario. Pensé que eso sería mucho más adelante, no tan pequeñitos!
    Felicidades al ojazos!

    • Ayyyyyyyy ya lo verás…estás a punto de vivir la mejor etapa de tu vida…al menos para mí lo etá siendo!!!!

      Es un pelotilla zalamero, cuando le regaño empieza a decir fuerte y seguido mamamamamam y a tirar besos…claro y tengo que parar y comérmelo a besos yo a él…

      Yo no se si es pronto para que lo sepa, pero el caso es que lo sabe hace ya un par de meses.

      Gracias guapa!!!!

  10. Ainss, si es que efectivamente se nos cae la baba con nuestros peques.
    Tu hijo está muy espabilado y se nota que es un bebe muy feliz :))
    El tiempo pasa volando, en nada ya verás las cosas que hace, son todo sorpresas. Los mios ya no son bebes, pero igual me sorprenden todos los días con algo.
    Disfrútalo, y espachúrralo entre tus brazos siempre que puedas.
    Feliz día guapa!!

    • Ya te digo, yo todo el día babeando. Al menos intento todos los días que sea muy feliz y parece que lo voy consiguiendo, jejejej

      Ayyyyyy me da una pena que pase todo tan rápido!!! pero también estoy deseando de que sea un poquito mayor para disfrutar con él de otras cosas.

      Espachurrao lo tengo, jajajaja

      Besos y gracias por comentar.

Deja un comentario