Yo tengo el mando…

¡¡¡Mirad lo que tengo!!!! ¿¿Como, qué no conocéis el super mando?? No, no tiene nada que ver con el huevo vibrador de la Srta Ruthenmeyer, que como sabéis no me ha tocado a mí…ahora que lo miro, muy poco discreto para ser de un huevo, no?. ¡Ja! pero mi supermando no tiene nada que envidiarle; ha hecho que sea todo mucho más relajado y divertido, además de convertir muchos momentos de tensión entre los dos en algo más placentero, ya me hubiera gustado a mí haberlo descubierto antes y que este mando hiciera vibrar algo dentro de mí…¡para mi disfrute, vamos!.

 
Porque vibrar, lo que es vibrar, cuando es accionado, todo mi cuerpo comienza a moverse; arriba-abajo, arriba-abajo…¡vamos, con ritmo!…así que ¡¿si se puede llamar vibrar al temblorcillo de las tetorras en suspensión chocando contra el michelín, que parecen que me están haciendo palmas en plena faena!? pues si…vibra!!! Pero no solo eso, cuando lo acciona, mi cuerpo se deja llevar, mis piernas se mueven solas, los brazos empiezan a agitarse, la cintura a girar y la cabeza a dar sacudidas de un lado a otro…¡¡hasta los ojos y la boca parecen desencajárseme!! uffffff que momento…¿para que quiero yo un gimnasio? ¡si esto debe quemar más que siete horas…corriendo!
 
¡Lo que hace la desesperación!, en vista de que Gladiator no ha venido a ocupar su puesto de cambiador de pañales profesional, qué no he encontrado armaduras porque dicen que eso ya no está de moda…¡no son madres!, y que no es plan de dejar a Un bebé muy feliz con la caca hasta las orejas, con la obsesión que yo tengo con ellas, hasta que Un papá, a partir de ese momento no tan feliz, llegara a casa, pues en uno de los cambios de pañal, cuando el enemigo ya había sacado todas sus armas de debajo de su culo y la batalla ya prácticamente estaba perdida para mí, como pude, inmovilicé la catapulta a punto de lanzar un proyectil, me limpié los ojos afectados por las armas de gases tóxicos, y a lo lejos, lo divisé..¡allí estaba mi salvación!.


He de reconocer que al principio no fui muy consciente de lo que tenía en mis manos, lo cogí, como podía haber cogido un bote cualquiera (la versatilidad de los botes me da para otro post), pero al lanzárselo a mi enemigo me di cuenta de su potencial. 


El enemigo, que es ver un botón y se vuelve loco, empezó a darle y a darle, y a mirar por todos lados, esperando que algo comenzara a funcionar. ¡¡¡¡Ohhhhh noooooooo!!!! ese mando estaba en el montón de los juguetes para guardar!!!!!! y allí no funcionaba nadaaaa!!!. Lo que parecía una remontada en esta guerra, se convirtió en una sola batalla ganada y mi enemigo volvía a hacerse con el poder.


Necesitaba tiempo para llegar y volar el polvorín que tenía bajoculo y poder limpiar la zona. Así que, una de las veces que apretó el botón, moví un poco la cabeza y una sonrisa picara de mamáestohasidotuperdición se esbozó en su carita. Pues nada, allí estuve (imaginación musical ON) “bailandooooooo, nino nino, me pasé el rato bailandoooo, mientras el pañal fuí cambiandoooo, lleno de caca y pipíiiiiiiii….nino nonino noni noniii”, en lo que se convirtió en el cambio de pañal más largo de la historia de Un bebé muy feliz y desde entonces, voy a ritmo de botón de mando…(imaginación musical ON) “tengo los codos desencajadossssss y el cuello tengo muy afectadoooooooo, he quedao reventá, pero al menos la caca controláaaaaaaaaaaaaaaa.”


Ahora ya si, ahora ya domino la técnica, así que cuando veo venir por el horizonte al enemigo, o simplemente lo huelo, cojo mi mando, y cinta en frente y calentadores en pantorrillas, al más puro estillo de Eva Nasarre, (imaginación musical ON) “bailoooooooo todooooooo el díaaaaaaa, cambiooooo con alegríaaaa…” 


Ayyyyyyyyy lo que hay que hacer para que cosas tan cotidianas, como es un cambio de pañal, se hagan más llevaderas y que no se produzcan berrinches, llantos y malos ratos perfectamente evitables para ambos. 


Y vosotras, ¿le echáis imaginación al asunto, para repartir sonrisas?
 

27 comentarios en “Yo tengo el mando…

    • ” El aburrimiento es el acto de perder un momento de tu vida” y yo no estoy dispuesta a perder ni un segundo y menos con mi tesoro…hay que sacar partido a las situaciones para pintar sonrisas!!!

      Siempre hay un juguete nuevo, es verdad…

  1. ¡¡estamos locos!! y yo pensando de qué estará escribiendo esta mujer hoy… digo me hace una reunión tupper sex o algo! jajaj. Ais… si es que nos volvemos expertas en cacas y pañales… Yo un día le doy un bote de crema, otro rato las toallitas, un juguete…. y siempre cantando y tenniéndola tumbada el menor rato posible!!! Que digo yo que estarán más agusto con el culo limpio….pero ellos son rebeldes!! jajaja siemplemente genial! cómo de todo consigues escribir algo con humor. ASí me tienes, fiel a tus post

    • Es lo único que me falta…hacer reuniones tuppersex!!!!

      Yo todos los días le explico, “mamá te quita el pañal que no tarda nada, te quedas limpito y podemos jugar” pues nada no lo entiende y al final una hora para quitar una caca…aishhhhhhhhh.

      Pues a mi me encanta haceros reir…mejor verlo por este lado verdad??? no todo van a ser penas!!!

      Y uno y dos y tres…vamos sígueme!!! jajajaj

  2. Pues yo no he terminado de enterarme de qué es el mando… Deben ser los “viruses” que me tienen amamonada. Es un mando de esos que dicen que te hacen hacer ejercicio??

    Sea como sea, sí que estáis entretenidos vosotros cambiando pañales xD xD

    ¡Besos!

    • Einggggg?????? tú estás muy mal…..

      Es un mando de un camión, pero como el camión no tenía pilas…cuando se lo dí a mi bebé para entretenerlo y así poder cambiarle el pañal, pues tuve que inventar que lo que encendía y manejaba con el mando era a mí…me hacía bailar!!!

      Ea ya he destripao el post…léetelo otra vez anda!!! jajajaj

      Besos y mírate esos virus que muy mallllllllll.

  3. Jajaja yo tengo un estilo parecido que acaba derivando en una esoecie de fiebre del sábado noche y Bombón saltando y dándolo todo encima del cambiador una vez eliminada el arama de intoxicación masiva jajaja saludos

  4. Pues chica si el mando te funciona… genial.
    A nosotros últimamente nos funcionan los botes de crema, pero claro… no sé que es peor, porque si consigue abrirlos luego hay que limpiarle la cara…

    • Hijaaaaaaa hay situaciones en las que tienes que hacer “malabares” e inventar si no quieres morir en el intento, jajajjaja. No imaginas a J. con calentadores???jajajaj y con cinta en el pelo si??? jajajj…ay me partooooooooo…te aseguro que lo verás en circunstancias más cómicas.

      Esto de la paternidad/maternidad no tiene desperdicio.

  5. jajjaaj, que divertido no??. Yo hace mucho ya que no cambio pañales, y los últimos que cambié ya sabes como iban… por lo que no tenía una técnica como la tuya, entre 3 personas como para ponerse a bailar,jaaajjaaja.
    Que original eres!!
    Un abrazo

¡Me harás muy feliz si me dejas tu comentario!

Responsable » Carolina Vargas Alarcón.
Finalidad » Enviarte nuevos contenidos.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de Mamá Ríe) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa. (https://www.webempresa.com/aviso-legal.html).
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

A %d blogueros les gusta esto: