Unas vacaciones muy felices.

La noche anterior no acordamos ninguna hora de salida, nos iríamos en unos de los despertares de UBMF, sobre las 7 de la mañana, pero se despertó a eso de las 5:30, yo ya no pude volverme a dormir y me levanté. Estaba todo preparado, solo quedaba la nevera y hacer la leche de mi tesoro, a las 6:10 estábamos en camino. UBMF fue muy tranquilo y aunque le costó volverse a dormir, cuando lo hizo, no despertó hasta que llegamos. Sobre las 11 de la mañana estábamos en el hotel, pensábamos que tardaríamos más, pero el hecho de que UBMF fuera durmiendo agilizó el viaje y solo paramos una vez para estirar las piernas.

El primer problema surgió cuando no nos entregaron la habitación hasta después de comer…uffff después de varias visitas a recepción con cabreo in crescendo, la mala contestación del calvo recepcionista (no tengo nada en contra de los calvos, es más en casa tengo uno al que adoro), UBMF que estaba insoportable con la fijación que le entró con la fuentecita del hall y las puertas que se abren y cierran automáticamente cantando “mercado-o-na mercadona”…¡no nos pueden sacar del pueblo!, que nos iban a echar del hotel antes de entrar por quemar el motorcillo de las puertecitas, UPMF calentándome con su pachorra típica en estas situaciones, el hambre que teníamos, el cansancio…parece que algo me dijo ” Carolina, no te cueles de lista, métete la lengua donde te quepa y tranquilízate, mira la copia de la reserva y te darás cuenta que el check-in es a partir de las ….dooooooooossssssssssssssss!!!???? con mis once orejas cachas fui de nuevo a recepción a agradecer el ofrecimiento de comer mientras nos entregaban la habitación que aquel agradable señor calvo me había hecho.

Todo los sapos y culebras que había soltado por mi viperina boquita se volvieron flores cuando subimos a la habitación, ¡me encantó!; dos camas juntas de 1.50, cocina totalmente equipada, una terraza amplísima ¡con tendedero!, un baño grandísimo, un salón completamente amueblado con sofá cama…hasta aquí más o menos lo común a todos los aparthoteles que había estado, pero lo que más me gustó es que el dormitorio lo tenía independiente y adecuadamente insonorizado, así que UPMF se podía quedar viendo la tele mientras nosotros dormíamos plácidamente a oscuras y en silencio. Además, el bufet estaba bastante bien, tenía dos piscinas ¡y no faltaban hamacas!, chiringuito en el que ponían tapas, animación diurna y nocturna para mayores y pequeños, sala recreativa para los niños y puerta de acceso a la playa…¡¿qué más podía pedir!?.

En cuanto deshice el equipaje (por decirlo de forma suave, aunque parecía que había llegado un autobús de japoneses, cuando en realidad era UFMF con la casa…y el váter muy feliz a cuestas…¡pa vernos!) y lo colocamos todo, empezamos a sentirnos como en nuestra propia casa y a adaptarnos a la nueva rutina vacacional. Esta era: nos levantábamos cuando estábamos cansados de dormir (unos más que otros, yo hace siglos que no me canso de dormir, y no es porque no quiera), lo que hacía que no llegáramos a tiempo al desayuno del hotel por lo que salíamos fuera a comernos una tostadita de jamón y queso ummmmmm, después piscina con cervecita y tapita antes de comer, comida en bufet, que la verdad estaba bastante bien y muy variada, siesta, merienda, playa a eso de las 6, ducha, paseo, cena fuera del hotel y vuelta a dormir…¡lo que se dice unas vacaciones!

Uno de los días quedamos en un centro comercial con una de mis queridísimas Mamás de marzo 2012; E. me encantó conoceros en persona a ti a mi preciosa nueri, pasamos una tarde estupenda. Y otra tarde volvimos a comprar unas cositas de cara al invierno y nos hinchamos de chucherías, jejejej, UBMF me miraba con cara de “mi madre se ha vuelto loca, ¡me anima a que coma gusanitos!”

Sin duda, el que más ha disfrutado ha sido él, lo que le gustaba jugar con otros niños en la piscina, cómo se rebozaba en arena en la playa y saltaba las olas en la orilla…por él hubiera estado todo el día a remojo, hemos hecho castillos, embalses, se ha hinchado de helados…En cuanto a la comida, he descubierto que es cierto eso de que en vacaciones comen más…¡a veces hasta me asustaba, ¿cómo podía tragar tanto? y a todas horas!!!. También he descubierto que no es cierto que en vacaciones duerman mejor, el sueño es otro cantar, me pasé las noches en ” esto hasta que se acostumbre”…pues parece ser que se acostumbró el último día, que durmió del tirón hasta las 7 de la mañana, aunque si es cierto, que dentro de su tónica habitual de despertares, durmió mejor, incluso hubo veces que se dormía sin la teta y su sueño era bastante menos ligero.

Pero no todo fue tan bueno, tres días antes de la vuelta, tuvimos que acudir al médico por unas ronchas que le salieron a UBMF en la cara interna de los muslos, pensé que era escocido, pero al día siguiente las tenía por todas las piernas y también en brazos, la dra descartó varicela e intoxicación alimentaria y nos comentó que podía ser por el cloro de la piscina, el cesped…y ahí añado yo, ya sabéis las madres, más entendidas que cualquier médico, fue del sol, el calor y la humedad que allí había…nos mandó un antihistamínico y cristalmina…al día siguiente cuando fuimos a la playa se el quitó casi por completo, pero a la piscina dejamos de ir. Yo también tuve lo mío, estuve dos días que el váter era mi mejor amigo sobre todo por las noches, en estos momentos es cuando me percaté que mi tesoro tenía un sueño más pesado.

Ahhh hice los deberes blogueriles tomando la foto para el #retobikini… entre otras muchas, de las cuales os dejo esta de aquí abajo, una de las pocas de UFMF al completo y creo que salimos bastante favorecidos jejejej.

famivacaciones Hemos disfrutado mucho en familia, los unos de los otros; he visto a UPMF relajado, a padre e hijo cómplices en sus juegos, sonreír a mi tesoro constantemente, me he emocionado con situaciones que durante tanto tiempo había deseado que pasaran y por fin las he vivido…¡han sido unas vacaciones inolvidables!

Posts relacionados de interés

Si te ha parecido interesante, por favor, compártelo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Pin on Pinterest
Pinterest
Buffer this page
Buffer
Email this to someone
email
Print this page
Print

36 comentarios en “Unas vacaciones muy felices.

  1. Después del estrés que produce hacer maletas, deshacer maletas, emprender viajes y cosas varias como la del recepcionista… las vacaciones son lo más!!! Un merecido descanso, y un cargar pilas para el siguiente curso.

    • Premios nunca sobran, a mi me encantan recibirlos y más este de mano de un blog amigo.

      Gracias, ya lo he recogido.

      Besossssssss

  2. ¡¡¡Qué gusto da leerte!!! Madre mía, en un futuro me pido unas vacaciones así, por favor. Me alegro tanto que os lo pasárais tan bien… Yo sólo he estado muy desconectada, no me daba la vida para estar tirada en el sofá, jeje.

    • Si, la verdad es que es una buena foto, jajajajja

      La cancioncita se te mete en los sentios…la madre que la…

      Besos me alegra verde de nuevo por aquí.

  3. Me alegro que lo pasarais en grande, la verdad es que desconectar así te recarga las pilas y viene muy bien para la salud física y mental jajajaja, eso si nosotros también hemos comido hasta aburrirnos jajaj.
    Besotes

    • Bueno mi salud física se ha visto un pelín resentida con los kilacos de más que he traido jajajaj pero bueno, felices.

      Besosssssssss

  4. Olee esa familia guapa!!! 😀
    Bueno, lo que me he reido con lo de mercadooona mecardooonaa jajaja que crack de niño tienes!!
    Me alegro un montón de que la disfrutarais tanto, a pesar de la alergia y tus dolores de barriga, en general se ve que lo disfrutasteis mucho 🙂

    un besito!

    • Gracias has visto que favorecidos???!! jajajaj está obsesionado con el mercadona y las puertecitas de marras…

      Dolores de barriga!!?? una cagalera que me iba jejejej…ay pero lo pasamos tan bien!!!

      Besosssssss

  5. Bueno, bueno, bueno, me he meado de la risa con lo de las puertas del hotel jejeje, me siento completamente identificada! Redondo también nos ha hecho pasar algo de vergüenza durante estas vacaciones… supongo que ya lo contaré en detalle.
    Lo de las ronchas y tu amistad con el váter… ¿por qué será que en todas las vacaciones que se precien pasa algún detalle de estos?
    Un beso guapa!

    PD: Nos tienes que contar dónde está esa maravilla de hotel para poder soñar con ir en próximos puentes/vacaciones 🙂

    • Calla calla anoche si que me meaba yo!!! jajajajaj.
      Lo de las puertas del hotel, madre mía, que cansinicoooooooo…Unas vacaciones sin ningún achaque no son igual!!!

      Besossssssss

  6. Parece que habéis disfrutado al máximo!! Eso es lo que hay que hacer en unas buenas vacaciones, si señor.

    Hay que mal lo de las ronchas no?? El agua de mar también lo cura todo jajajaja (no me habrán repetido años esa frase…)

    Bueno ahora a quedarse con ese buen recuerdo hasta qud lleguen las próximas.

    Un saludo!

    • Totalmente, disfrutamos a no poder más.

      El agua de mar es mano de santo para todo, ya se sabe,no??? jajajaj

      Nos vamos a ir otra semanita no muy tarde.

      Besosssss

  7. Ay qué gusto de vacaciones… ¿No serás de las mías, que vemos el buffet y nos ponemos hasta arriba? Yo suelo volver con dos kilos más, pero que me quiten lo bailao.
    Qué pena lo del sarpullido, no hay vacaciones sin algún sustillo. ¡Un beso!

    • Pues si, lo soy…pico de todo, vamos guarreo sobre todo los postres, estaban buenísimos!!!!! yo tambiñen engordo, menos mal que estas vacaciones compensé un poquito con la cagalera que tuve un par de días.

      Lo del sarpulido fue un rollo, pero él no estaba mal y fue un par de días que intentamos hacer otras cosas.

      Besosssss

  8. Jajajaja me recuerdas mucho a mí! Siempre que llegamos y me dicen que la habitación no está pillo mosqueo, pero en realidad siempreeee llegamos antes, los pobres llevan razón. Me alegra leer que lo pasasteis de maravilla, quien pudiese pasarse la vida así!! Besos.

    • Jajajaj, qué son unas vacaciones sin estos pequeños contratiempos??? es verdad, llegamos antes y dando la lata jejeje. Ayyyyy qué vidorra llevaríamos!!!

      Besossssssssss

  9. Me imagino a UBMF con la cancioncita del Mercadoooonaaaa y me parto de la risa jajajajaja Desde luego da la sensación de que a pesar de los contratiempos las habéis exprimido a tope y las habéis disfrutado de lo lindo, para eso están!
    Nosotros también tuvimos un sarpullido pero por suerte no tuvimos que llevarle al pediatra, con la supervisión del abuelo médico vía whatsapp fue suficiente. Solo era el calor y la humedad 🙂
    Muasss

    • Es que le encanta el mercadona porque tiene unas puertecitas de estas…cualquier día nos hacen personas non gratas!!!

      Ayyyyyyyy qué agustito hemos estado!!! yo no me quería venir para casa…snif. Oye un abuelo médico!!!?? qué tranquilidad, no??? ves, calor y humedad jajaja

  10. Seguro que os lo pasasteis genial en esas vacaciones. A mi hija pequeña también le salieron una manchas en la piel y el doctor me dijo que probablemente era alergia a la crema solar (vaya tela) y ahora toca empezar (otra vez) con las pruebas de las alergias….
    Lo peor de de las vacaciones es al volver a casa y tener que deshacer las maletas… un auténtico rollo!
    Por suerte ya estas aquí, jejejeje!!
    Un besoooooo

    • Ayyyy yo creo que son reacciones al sol, cloro, crema solar…de todo un poco, a UBMF el año pasado también le salió pero mucho menos.

      Yo tengo depresión postvacacional y no descanso hasta no dejarlo todo lavado y colocado.

      Besossssss

  11. Me parto!!! Leo hacia lo mismo con las puertas del hotel!! Y yo también pensaba pero hijo que no venimos de un pueblo en el que no hayas visto en tu vida unas puertas de este tipo, porque me haces esto? Por qué quieres avergonzarme?? Jaja

    Lo de la reserva del hotel… A mi me paso algo parecido con el minibar en otra salida el año pasado y “mi Calvo” también me decía eso de lee atentamente la reserva… Zas en toda la boca, por protestar!

    Cuando hacemos un post de todas nuestras coincidencias?

    • Jajajajajajaj te imagino allí colorá como un tomate jajajajj.

      Si es que somos muy protestonas y a veces, muy pocas eso si, no tenemos razón.

      Venga vamos a recopilarlas..o podemos hacer como con los pueblos hermanar nuestros blogs jajajaj se nos va la cabeza…bastante tenemos con los retos.

    • Hemos salido muy guapos la verdad, jejejejje ay lo hemos pasado tan bien que yo casi lloro el día de la vuelta. Las ronchas se quedaron allí.

      Besossssssss

Deja un comentario