Queriendo ser madre. La Historia de Shay

La Historia de Shay
La Historia de Shay

Ainssss me emociono y todo, hoy nos acompaña en Queriendo ser madre Shay. Y pensaréis, ¿quién es Shay? pues para vosotros, hasta ahora mismo, una mujer anónima pero tremendamente generosa por compartir su historia con todos nosotros.

Para mí Shay es una amiga, mí amiga cariñosa y atenta que me ha acompañado en uno lo los momentos más importantes de mi vida, es de esas personas que aunque no las conozcas físicamente, sabes que están ahí siempre y las sientes cerca.

Cuando leáis la Historia de Shay os daréis cuenta que es una mujer luchadora y perseverante. A pesar de padecer SOP y todas las adversidades, no paró hasta conseguir ser madre.

Queriendo ser madre. La Historia de Shay

Te cuento mi historia y cómo (en mi caso único y exclusivo) logré mi embarazo luego de 8 largos años de intentos y lágrimas.

Para empezar, me casé a los 22 años, toda mi adolescencia padecí de periodos irregulares, pero nunca me preocupé por eso. Cuando me casé fui por primera vez al ginecólogo y me dio la noticia más triste de mi vida, me dijo que padecía SOP luego de enviarme a hacer unas pruebas y hacerme un sonograma vaginal, me mostró los quistes y me dijo que sería sumamente difícil para mi (casi imposible) quedarme embarazada sin ayuda médica.

Busqué una segunda opinión porque el tratamiento que me recomendó este médico fue entrar a una cirugía y removerme los quistes, comenzar tratamiento de fertilidad al instante y quedarme embarazada. Yo para entonces estaba muy confundida.

Fui donde otro médico que además de rehacer todas las pruebas me envió hacer un sonograma y me explicó que mi útero era de tamaño perfecto y todo estaba en su lugar, excepto los quistes y que pasaba largos periodos sin ver regla y cuando me venía podía estar sobre un mes sangrando. Me dijo que si no quería bebé en aquel momento que podía comenzar a tomar pastillas anticonceptivas para “regular periodo”.

Comencé a tomarlas y me sentía horrible y luego de varios meses las dejé, desde entonces tenía relaciones sin protección, buscando que ese milagro se diera solo, pero nada! regresaron las reglas irregulares, la caída del cabello, el estrés de ver todo esto me hacía comer más y más dulces.

Un día buscando alternativas para bajar de peso, fui donde un médico adaptógeno, el me explicó lo que NUNCA nadie me dijo. Que necesitaba hacerme pruebas de azúcar en sangre y resistencia a la insulina. Me hice las pruebas y “bingo”! estaba pre-diabética, en un rango que casi se me podía decir que era diabética tipo 2. Me dijo que no lograba embarazo por mi resistencia a la insulina y que solo bajando de peso lograría que mi sistema se regulara solo y comenzara a ovular, pero mientras tanto, ya que estaba muy preocupado me recetó la famosa metformina. Comencé a tomarla y los síntomas fueron horribles, sobre todo las nauseas, no las toleré por más de dos meses y decidí (sin avisarle al médico) que ya no iba a tomarlas más.

Busqué información sobre la diabetes tipo 2. Me compré una máquina de medir la glucosa en sangre y comencé a comer como diabética y cada vez que desayunaba, almorzaba o cenaba (antes y después) me tomaba la muestra. Los resultados no eran nada buenos, así que comencé a cambiar todas las harinas y arroz que consumía a granos 100% integral. Sorpresa! me saciaban más y aunque seguía marcando alto el número luego de comer, ya no era tan alto como antes. Comencé a caminar , primero comencé con 15 minutos y perdía el aire, luego seguí hasta alcanzar la media hora, pero habían pasado unos meses y solo bajé 2 kilos, así que decidí buscar una ayuda y encontré un producto, que me ayudó a bajar de peso mucho más rápido, combinado con mi dieta y ejercicios todos los días.

Para marzo 2011 me bajó la regla sola, para mi fue algo horrible porque el dolor de sentir los quistes desprendiéndose y saliendo de mi cuerpo literalmente me mataba, pero me llegó mi regla luego de varios meses sin verla y yo estaba contenta porque fue gracias a mi esfuerzo. En abril 2011 mi regla vino puntual y sola nuevamente. En junio ya yo era otra persona, llena de energía, dinamismo, con indices de glucosa en sangre (después de comer) en rangos super normales.

En julio luego de cuatro meses y haber perdido 18 kilos de repente me estanqué (según yo) así que comencé a hacer más ejercicios y nada, NO BAJABA! Vi una “regla” de 2 dias manchando un poco de sangre y luego marrón y yo dije que mal!!! yo estoy haciendo todo bien!!!! por que el SOP otra vez me está apareciendo y quitando mi regla? En agosto no vi la regla nuevamente y mi esposo me pregunta, no estarás embarazada? y le digo “embrazada yo???” NO CREO, no tengo el alma para ver otro negativo en una prueba. Aún así fue y me compró una prueba. Oriné en el palito y salió una línea muy finita (casi no se veia) y le dije viste!!! NEGATIVO!!! El me dice vamos a comprar una digital porque la prueba dice que aunque no se vea mucho es positivo. Fui a comprar la digital y POSITIVO!

Saqué cita con mi ginecólogo me dijo vamos a hacerte un sonograma y ahí estaba mi habichuelita. Tenía 8 semanas y yo ni cuenta me di pensando que ya no tenia regla por el SOP. Durante todo mi embarazo fui bien cuidadosa con mi dieta y gracias a Dios no me dio nada. Ni diabetes gestacional, ni hipertensión, ni retuve líquidos. Mi hijo nació a las 39 semanas, en término y con medidas y peso apropiados. Una salud excelente.

FIN

¿¡Qué os ha parecido la Historia de Shay!? Este tipo de vivencias me encanta compartirlas porque se que pueden ayudar a muchas mujeres a luchar por su sueño. El SOP es un trastorno muy extendido y ya hemos visto con muchas historias que no es impedimento para quedarse embarazada, basta con tener un buen control y seguir los consejos de un especialista.

¡Me quedo sin historias! no sé si tendré para los jueves que quedan hasta empezar de nuevo la mía jejeje y una vez que cierre sección no la vuelvo a abrir, no digáis que no os aviso. Así que venga anímate a enviarme la tuya, estaremos encantados de leerla. Puedes enviarla a mamarreir@gmail.com, al formulario del pie de página o mediante un mensaje al mi cuenta de Facebook…la espero!!

Si te ha gustado, ¡compártelo!Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Pin on Pinterest0Buffer this pageEmail this to someone

16 comentarios en “Queriendo ser madre. La Historia de Shay

  1. Gracias bonita por publicar mi historia. Espero que con ella todas esas mujeres que creen que no pueden ser madres por el SOP tengan esperanza. Besote!

  2. Cada vez que leo estas historias, puedo imaginar cuando dolor se puede pasar hasta conseguir ser madre. Es increible que algo que a priori debiera ser super sencillo, a veces se complique tantísimo. No me imagino 8 años buscando un bebe, que desesperación tuvo que pasar.
    Un abrazo fuerte para las dos.

  3. Una historia estupenda. Llena de sentimiento y sobre todo de perseverancia. Si es que con trabajo y buena letra todo se consigue. Felicidades por hacerlo posible 🙂
    Saludos

  4. Que linda historia. Está claro que al final es importante confiar en una misma. Es verdad que hay que ir al médico si es necesario y seguir sus indicaciones pero también es importante seguir nuestro instinto. Felicidades!! Un beso

    • Creo que lo importante es encontrarte bien en cuerpo y alma, a partir de ahí todo es más fácil incluso si se necesita ayuda médica.

  5. Hola!!!! Qué bonita historia!!!! Me ha gustado mucho como ha ido explicando los cambios de alimentación, que empezó a comer en grano, a caminar…es muy esperanzador.
    Un besito.

    • A mí también me llamó mucho la atención cuando la leí, lo bien que hizo todo. Hay muchas mujeres con SOP y desde que conozco estas historias me doy cuenta que no es algo tan terrible, seguro que a muchas chicas con su problema les ayuda leer historias con final feliz.

    • Es verdad, yo siempre digo que el que quiere algo ha de esforzarse y todo esfuerzo tiene su recompensa, cuando no se gana nada es si no apuestas.

Deja un comentario