Queriendo ser madre. La Historia de Sensi

Queriendo ser madreHoy en Queriendo ser madre nos acompaña Sensi del blog El Diario de Sensi, si no la conoces, no dejes de hacerlo, su blog es de los más variado y con mucho humor. He de decir que esta historia me ha encantado; primero porque me ha arrancado una sonrisa y después porque es un relato diferente a los de todas las semanas, es fresco, divertido… e iba a decir normal, aunque cuando la leáis os daréis cuenta de que la forma en que se enteró de que iba a ser madre fue un tanto peculiar jejejej. Además me va a permitir dejar claro a todas vosotras, a las que no os decidís a enviarme vuestra historia porque pensáis que no tiene nada de especial, que no quiero un tipo de historia en particular, quiero las vuestras, las vividas, cualquier Historia de Queriendo ser madre.

Sin más, os dejo disfrutar del Queriendo ser madre de hoy, Sensi ha titulado su Historia como…

La alegría de ser madre

Siempre he sabido que quería ser madre. Nunca he entendido a esas parejas que después de un tiempo siendo novios, llegaban a casarse y no se ponían de acuerdo en el importante hecho de tener hijos.
En todas mis relaciones, en un momento u otro, aparecía este tema de conversación que yo dejaba bien claro, quería ser madre.

Cuando conocí a mi amantísimo no nos hizo falta mucho tiempo para saber que teníamos la misma idea de familia. Tendríamos por lo menos tres hijos. Por pedir que no sea. La conversación que tuvimos en aquel entonces fue algo así:

Yo – Un hijo me parece muy poco. En mi casa éramos 4 y a mí me gusta ruido en casa.
El– Desde luego, uno no.
Yo – Y dos no está mal, pero sigo viendo la casa muy vacía con dos. Si uno no tiene ganas de jugar, el otro se aburrirá y nos dará la plasta a nosotros.
El – Cierto, dos hijos no son tantos.
Yo – Por otro lado, tres me parece un buen número. Las peleas están aseguradas y yo siempre he disfrutado mucho peleándome con mis hermanas. Y ahí nos plantamos, porque con cuatro hay que comprarse una furgoneta y no me gustan nada.
El – No, si yo con tres me doy por satisfecho.

O sea, que lo teníamos clarísimo.

Nos casamos en Diciembre y en Febrero ya estaba embarazada. “Menos mal que he estado poniendo medios para no quedarme embarazada todos estos años”, pensé, “porque la verdad es que estoy hecha una verdadera coneja”.
Siempre había tenido esa inquietud, ¿podría tener hijos sin dificultad?, ¿habría tenido sentido poner tantas precauciones para no quedarme embaraza toda mi vida?. Y tanto que si, ahora lo se.

Aunque no tenía ni idea de cuáles eran los síntomas de estar embarazada, pronto me di cuenta de que mi cuerpo no era el mismo, de que me estaba mandando señales. Algo era diferente, mis tripas, mis pensamientos, mis hormonas, yo que se.

Justo cuando tenía intención de ir al médico para descubrir si estaba embaraza, mi amantísimo tenía previsto un viaje de al menos dos semanas. El médico podría darme la noticia de mi embarazo y él no estaría para compartirla. Eso me dejó muy preocupada, cómo podría soportar no compartir con él ese momento tan importante, no me cabía en la cabeza.

Tuve una idea. Por la mañana, antes de acompañarlo al aeropuerto, guardé una muestra de pis en un bote, fuimos a una farmacia de guardia, compramos un predictor y en el coche, de camino al aeropuerto, hice el test de embarazo.

El resultado fue positivo y la alegría inmensa. No cabíamos en nosotros mismos.
Ahora ya estaba todo en orden.
Nos despedimos en el aeropuerto con un gran abrazo y con la alegría de saber que íbamos a ser padres.

Un beso a todas las madres.

Sensi.

FIN

¿¡No me digáis que no es una anécdota para recordar!? jejejejejej Bueno, hay quien de camino al aeropuerto lleva en un bote unos snack, un café…pis para hacerse la prueba de embarazo jajajajaj…¡eso es ser práctica y lo demás es tontería!

Muchas gracias Sensi por compartir tu historia con todos nosotros y por tomarte la vida con ese humor.

Y tú ¿te animas a contarnos tu historia?, no lo dudes, enviámela a mamarreir@gmail.com o déjala en el formulario de contacto del pie de página. En Cuéntame tu historia para Queriendo ser madre tienes toda la información…¡te espero!

Más historias en Queriendo ser madre.

Posts relacionados de interés

Si te ha parecido interesante, por favor, compártelo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Pin on Pinterest
Pinterest
Buffer this page
Buffer
Email this to someone
email
Print this page
Print

17 comentarios en “Queriendo ser madre. La Historia de Sensi

  1. Jajajaja vaya forma curiosa de hacerse el test. Nosotros también somos 4 hermanos y también he pensado siempre q quería tener más de un hijo. Al final lo he conseguido, un proceso con sus altibajos pero con la mejor recompensa del mundo mundial jejeje Feliz día! Muack!

  2. Madre mía camino del aeropuerto?? Jajajaj nunca se me habría ocurrido hacer algo así, pero esta claro que es mejor recibir una noticia como esa en la copañia del futuro papa.
    Me ha recordado un poco a mi porque en mi casa también éramos cuatro hermanos y por esa misma razón yo sabia q no quería solo un hijo.
    Un abrazo grande a las dos.

    • Desde luego Sensi es una chica práctica y con recursos jejejej.
      Pues yo todo lo contrario, quiero tener más hijos porque estoy más sola que la una!!

Deja un comentario

Responsable » Carolina Vargas Alarcón.
Finalidad » Enviarte nuevos contenidos.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de Mamá Ríe) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa. (https://www.webempresa.com/aviso-legal.html).
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.