Para “El Niño” mucha…caca???

Seguro que los Reyes Magos vienen cargados de regalos para todos. Pues yo con esta entrada vengo a traeros suerte, a ver si también cae algo en la lotería de “El Niño”. Hoy además de Una mamá muy feliz soy un pelín guarriqui. Os hablo de un tema muy presente en la maternidad: las cacas…¡a ver si ahora lo vais a negar y me vais a poner cara de asco!

Dicen que los niños vienen con un pan bajo el brazo, si, ¡y un plastón bajo el culo! El primer regalito que nuestro tesoro traía, ya tenía nombre…zassssss, ¡¡a la camiseta del papi!! Jajaja ¡qué cara!, ¡para haberlo grabado! no sabía ni por donde le había venido, yo me libré gracias a la cesárea, casi me muero de la risa, le suplicaba al papá –“¡cállate por dios, no relates, no me describas nada que se me abre la raja, cállateeeeee!.

Así, sin paños calientes, conocimos al supersónico explosivo meconio, bueno nosotros y el personal de limpieza del hospital porque la onda expansiva alcanzó también al armario y a la cama de al lado,¡menos mal que no había nadie! Fue a las pocas horas de nacer y a traición; destapar el pañal y… pumba ¡¿cómo un cuerpo tan chico, con un chupetoncillo de na que le había dado a la teta, pudo echar eso, con esa presión y a esa velocidad?! literalmente se vació. Y el papi presumiendo de que iba a ser él quién le cambiara el primer pañal…jajaj ¡y el que recibiera el primer perdigonazo!. Aunque lo del meconio es más bien fama; es muy feo, si y muy desagradable de color…pero luego no huele ni nada. El papi quedó traumatizado y el que se cagaba era él a la hora de cambiar un pañal a partir de entonces. 



En pocas horas pasamos de la bestia negra, a la caca mostacera de sobrecillo del mcdonald; amarilla y totalmente líquida, propia del bebé de teta. Esta es a la que más cariño cogí ya que hacía su aparición 10-12 veces al día, por la parte corta, eh? y ¡ay el día que no llegaba a 8! gabinete de crisis; llamando a las abuelas, a la vecina que tenía un nieto de la misma edad, a mi queridísima amiga a la que no veía desde el instituto y que ya era hora de llamar y de paso preguntarle cuanto y como cagaba su bebé…llamadme histérica ¡oye que mi tesoro había hecho dos cacas menos, la situación lo merecía!!!!

Meses después seguimos acordándonos de dicho condimento, pero ya de la de restaurante fino que te ponen en cuenco y se sirve con cucharilla, un tanto grumosa; ¡mas de una vez me he mirado la teta para ver de que color era mi leche y si la echaba ya con galletas!. A esta la admiraba por su valentía; siempre acompañada de un pedete de aguachirri y desafiando a todo filillo de body que se encontraba a su paso, hasta llegar al pantalón blanco de mamá, y por supuesto siempre nos pillaba cuando estábamos fuera de casa. Yo ya se lo decía a mi tesoro –“hijo baja la sensibilidad del esfínter para que el pedete se quede en lo que es, aire y no pase a estado sólido…o más bien líquido” En ese tiempo recuerdo llevar casi una maleta con mudas para todos cuando salíamos de casa. En ocasiones me reía satisfecha cuando después del estruendo, mi pantalón y el filillo del body estaban impolutos…-”¡jajajajaj por fin le he puesto límites!”(risa maléfica con eco)…¡y una m…caca, a estas no había quién las controlara!, próximo destino, salida por la parte de atrás hacia la nuca, en estas ocasiones ni con muda extra, directamente teníamos que salir corriendo a la bañera de cabeza.

Llegaron los purés y con ellos 2 o 3 días de estreñimiento…nos echábamos a suertes el cambio de pañal, ¡a ver a quien le tocaba el gordo! ¡no quería ni imaginarme cómo sería la nueva modalidad!!! Tras un supositorio hizo su aparición y allí estábamos todos disfrutando del momento de fiesta y algarabía-“por fin, mi tesoro ha hecho una caca de niño mayor” ja, no sabía lo que me deparaba el futuro.

Desde que empezó a comer trozos, como dice el refrán, que en esta ocasión si lo describe a la perfección “como come el mulo, caga el culo” y como dice el papi –“niño esta caca ya es de water y de limpiarse el culo uno solo”. Son moldeables y adquieren formas curiosas dependiendo de la postura del bebé. Estas son peligrosas, tienen vida propia y ansia de libertad, al mínimo descuido escapan rodando cambiador abajo. Para cambiar estas cacas hay que inmovilizar muy bien al bebé y tener a punto todos los reflejos. El otro día con la bregacina, mi tesoro metió el pie en el pastelón y…¡caaaaaca volante perfectamente identificada! por mucho que me eché hacia atrás estilo mátrix, no la pude esquivar, menos mal que la herida no fue mortal, solo me alcanzó en el hombro.

Ahora ya hablamos de delicatessen que nos entran por la vista, de infinidad de texturas y colores; caca de acelgas, caca de pescado, de la panzá de galletas que se dio ayer…y controlamos al segundo el organismo de Un bebé muy feliz…viene tardando un día y medio en echar lo que entra..¡perfectamente identificable!.


Con lo que si estamos más tranquilos es con sus horas de hacer caca, ya es muy difícil que haga fuera de casa…exceptoooooooo en casa de Una abuela muy feliz, todas las tardes deja allí el mandao, o o o, en su defecto, en cualquier lugar donde haya un sillón detrás del que esconderse y/o el filo de una mesa al que agarrarse para apretar…¡¡cómo divise estos elementos…estamos perdidos!!!

Este será el siguiente paso.

Y lo que da de si una caca, es nuestro tema de conversación preferido:

-saludo de papá cuando viene del trabajo “nena ¿ha cagao el niño?” 
-si, dos veces 
-pero, ¿de cuales? (ahora somos expertos en cacas) 
-y ahí estoy yo ¡¡¡describiendo una cacaaaaaaaa con todo lujo de detalles!!!!!!!
Y echamos nuestros raticos de charla alrededor del cambiador admirando y comentando al detalle la proeza de nuestro tesoro con orgullo, como si de un título universitario se tratara. A nosotros nos ha unido un montón como pareja…

…y nos ha separado un abismo del resto de los mortales “no padres”. Estamos tranquilamente tomando unas cañitas inmersos en nuestro universo familiar y olvidamos que alrededor hay personas inmunes al virus de la paternidad disfrutando también de una velada tranquila. A esto que miro a mi tesoro y lo veo colorao con un tomate, tirando a morado, apretando ¡ñññ! ¡mfprr!, con los ojos fuera de las órbitas e inclinándose un poquito hacia un lado dejando cámara de aire entre culo y pañal para lo que está por salir. Nunca me he parado a contar, pero empezamos a repetir de forma compulsiva la palabra …para deleite de los demás asistentes:
-(yo al papi) “el niño está haciendo caca” 
-(el papi a mí)“¿es que no había hecho caca
todavía? 

-si, ha hecho caca está mañana, pero míralo como aprieta agarrado a esa mesa. 
-bueno, pues entonces esta caca es de
las (descripción detallada mientras engulle la tapa que acompaña a la cervecita). 

-(yo a mi tesoro)Hijo, ¿te has hecho caca? si?,
ca-ca arggg ca-ca, caaaaaa-caaaa… 

El ambiente empieza a hacerse irrespirable…¡ya le hemos dado la comida a más de uno!

Aishh hasta asuntos tan escatológicos como estos forman parte del maravilloso mundo de la maternidad, en el que en este momento me siento inmersa, ¡tan, tan agustito! que soy Una mamá muy feliz.

Antes de acabar pido disculpas si he podido herir la sensibilidad de algún lector, sobre todo a los no afectados aun por la fiebre maternal y todavía si os toca la lotería,supongo que no me lo tendréis en cuenta. 


¡¡¡¡Mucha…cacaaaaaa!!!!!

Posts relacionados de interés

Si te ha parecido interesante, por favor, compártelo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Pin on Pinterest
Pinterest
Buffer this page
Buffer
Email this to someone
email
Print this page
Print

22 comentarios en “Para “El Niño” mucha…caca???

  1. Para mi no hay mayor satisfacción que verla hacer caca…pero sin llorar, que la pobre es estreñida y lo pasa fatal. Ahora debe tener una fisurita interna, o algo así porque se pone mala con solo intentar cambiar el pañal 🙁

  2. Ay que ver como es la memoria humana, que se me había olvidado ese momento del meconio. Y el posterior de las cacas sin aviso… O los lloros por estreñimiento…
    Aún así, no me importaría repetir, jajajaja

    Besos especiales!

  3. Con un mes y medio la bichilla ha pasado de 6 cacas diarias a 1 al día o cada 2 días y la primera vez que pasó esto ya entramos en crisis por el temor a que se estriñese. Lo del olor de las ventosidades y las cacas es que no tiene nombre porque parece increíble que una criaturita así pueda fabricar excrementos tan apestosos. Un día de estos ¡nos encontrarán asfixiados alrededor del cambiador!

    • Qué pronto ha reducido cacas…qué alivio!!! Un bebé muy feliz estuvo a, por lo menos, 7 u 8 hasta los 6 meses.

      El pestazo es considerable y esto si que es verdad que no reduce…al contrario!!!! Asfixiados al rededor del cambiador…pero tan felices!!!! jajajajaj

  4. Jjajajaj, me parto contigo..he revivido cada una de las fases por la que pasan los niños en las cacas. Bueno, ya contaré un día lo del peque, eso si, no apto para escrupulosos porque la historia tiene tela.
    Es verdad eso de que nos preocupamos si no hace las cacas que debiera, sobre todo si es el primero, contamos hasta los pedos que se tiran..es verdad..jajaja.
    Venga va..me has dado pie a que haga un post sobre las cacas de mi hijo, os digo de antemano…que no es apto para todos los estómagos. Y que tardaron 6 meses en madarle al especialista…mala leche se me pone aún…
    Bueno que a todo esto…¿ha tocado algo en la lotería del Niño? ajajajaj

  5. Es verdad!!! yo reconozco que hasta ahora he sido bastante escrupulosa, me daba un asco tremendo lo de ver cambiar a un bebé, pero claro… hasta que te toca…

    Anda que no he metido veces las narices en el pañal para comprobar el olor… quién me ha visto y quién me ve!!!
    Y las conversaciones… ya hizo caca el niño?, pero bien?… jaja ya lo ves tan normal, pero claro, si tienes al lado a alguien que no tiene niños te mira con cara de… y esta loca?? jaja

    • A mi me pasaba igual, e incluso ahora sigue sin gustarme cambiar pañales, lo que pasa que como tú dices…no me queda otra!!! menos mal que Un papá muy feliz es super profesional (como dice él) cambiando pañales.

      Es verdad y nos conocemos los olores a la perfección…¡uy tiene la tripilla mal!! o ¡ esta caca necesita más naranja!! jajajajajja

      Lo que yo digo…inmersos en un universo paternal!!!

  6. Jajajajajajjajjaja, jajajajajajjajaja, tú vas a acabar con la confianza del Sr Pichón de que se ha casado con una mujer cuerda, porque las carcajadas leyendo el post han hecho que me pregunte ¿estás bien?
    La madre que te parió (con perdón), que hasta escribiendo sobre cacas en todos sus formas haces que me quede pegada a la pantalla leyendo, ajjajajjajajajjajajaja

    Como dice Rural, las que tenemos mascotas estamos acostumbradas también a mirar las cacas, a preocuparnos si están estreñidos, y a contar luego a la pareja cuando te ha tocado sacarlo a la calle cuántas veces ha hecho caca, así que me imagino que nosotros también seremos de largas conversaciones escatológicas.
    Cuando voy con Bilma por la calle y se pone a hacer caca en una acera, yo me quedo mirándola pensando “muy bien” y luego me agacho y la recojo con la bolsa. Aveces la gente me mira, bueno la miran a ella como pensando “joder con el perro cagando aquí al lado mía” pero que se atrevan a decirme algo, que me los como con patatas. Su mamá le recoge la caca, ata la bolsa y la tira a la papelera, y no la limpia el culo porque no se deja jajajajajjajajja

    Oye por cierto ¿que es el meconio?

    • Pon al habla al Sr Pichón….a ver muy Sr mío, lo que usted tiene que hacer es sentarse con su mujer a leer mis entradas y divertirse junto a ella. El temita no es solo del interés de las féminas, usted también me puede seguir, todas mis entradas muestran al detalle información que pueden resultar muy de su interes para su futuro y si no pues simplemente léame verá que su mujer está muy cuerda, además vale millones y sabe apreciar lo que lee :P. Un saludo feliz Sr Pichón.

      Jajajajaj La madre que me parió es peor que yo!!! jajajaj Ya le he dicho a Rural que no tiene nada que ver, las cacas de un bebé, bueno del propio son gloria bendita como dicen las abuelas…pero vamos huelen a mier…

      Ay chica el otro día mi tesoro se puso a hacer caca en un restaurante al lado de una pareja que estaba cenando, lque apuro!!! a culpa la tuvieron ellos porque dejaron la silla de al lado libre para que él se agarrara…

      Buah y cuando lo cambias en el baño, tienen que precintarlo y ponerlo en cuarentena…allí no hay quien entre!!!

      El meconio es la primera caca que hacen después de nacer en la que echan todo lo que han estado comiendo dentro de tí. Es negro, pegajoso…parece petroleo!!!! el echarlo es signo de que su sistema digestivo funciona bien…

    • Mensaje recibido por el Sr. Pichón. Dice que quiere seguir pensando que quiere ser padre, y no quiere leer nada sobre cacas que le puedan hacer cambiar de opinión, porque su hijo no va a hacer esas cosas (jajajajjajajajjaaj), y que él no va a cambiar pañales, él solo quiere llevarle a jugar al fútbol (alucina).

      Uiss cuantas cosas aprendo, (aparte de reirme) eso del meconio no tenía ni idea ¿que desagradable, no? ¿eso es lo que le calló encima a un papa muy feliz? aggggg

      Totalmente de acuerdo, la culpa es de la pareja que dejó la silla libre, a partir de ahora lo tendré muy en cuanto y NUNCA dejaré la silla libre cuando vaya a cenar con el Sr Pichón, mensaje recibido.

  7. jajaja me troncho! ya he pasado por varias etapas, todavía no hemos empezado con la sólida pero seguiré de cerca la evolución. Es verdad que podemos pasarnos el día hablando de cacas. En mi caso como también tenemos perro y estuvo malita pues hablábamos de las cacas de ambas así que…pa lo que hemos quedado!!

  8. Ya veo lo que me espera jejeje Aunque ya conocía por alguna amiga-mamá que esto es el pan nuestro de cada día. Ella hasta con fotos a todo color para contrastar y todo! Supongo que para los que tenemos mascotas y estamos también pendientes de sus temas escatológicos es más llevadero que para alguien que se lo encuentra así de repente… no? (Eso espero!)

    • Jajajajaj bueno mira que pensé en poner las fotos!!!!

      Yo siempre he tenido mascota y muchas, he estado muy familiarizada con el tema…peeeeeroooo el universo caquil de una familia no tiene punto de comparación!!!! esa felicidad, ese orgullo de ver como hasta la caca de tu bebé evoluciona con él…bueno, ya lo verás todo lo que venga de tu hijo es es bonito y digno de admiración…aunque sea una caca!!!

  9. Jajaja la archiconocida cara de premio. Nosotros hasta le pillamos una vez en una foto y vamos orgullosos con ella en el teléfono.
    Pobre los no padres que se encuentran cerca en esos momentos… Nunca sabrán apreciar ese hedor, la alegría de ver esa cara tan peculiar y el gesto.

    Siempre consigues sacarme una risa jejeje.
    Suerte para el niño y que vayan muy bien los reyes!!!

Deja un comentario

Responsable » Carolina Vargas Alarcón.
Finalidad » Enviarte nuevos contenidos.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de Mamá Ríe) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa. (https://www.webempresa.com/aviso-legal.html).
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.