¡Papá Noel te has lucido!

Aunque me une cierta amistad con Papá Noel, siempre he sido más de RRMM; a mí jamás, ni de pequeña ni de grande me ha llegado ningún regalo el día de Navidad, todos los traían Los Reyes el día 6, más que nada porque creo que soy más vieja que el barbudo de rojo…o al menos en mis tiempos (uy esto suena a que soy muy vieeeeeeeejaaaaaa) no existía…¿Qué al día siguiente tenía que ir al colegio? pues si, y me aguantaba y jugaba con mis recién estrenados juguetes por la tarde cuando salía…digo esto porque no entiendo que se ponga como excusa el que se acaban las vacaciones y los niños no pueden disfrutar de los juguetes, ¿es que antes no nos gustaba jugar? ¡pues igual que ahora! y como niños que éramos disfrutábamos de los juguetes en cualquier momento y sabíamos que eso era así…o si no ¿por que no cambiamos todos los cumpleaños al verano? pues porque los niños crecen sabiendo que al día siguiente de su cumple hay cole, eso es así, y que tendrán que jugar por la tarde o en el momento en que puedan. ¡¡Estas americanadas comerciales aprovechándose de la ilusión de los más pequeños…!!!!
 
Todo este rollo para contaros que ¡hoy a casa ha venido Papá Noel en contra de mi voluntad! Llevaban los regalos debajo del árbol unos días (más bien estaban de adorno con unos papeles preciosísimos) a la espera de que llegaran Los Reyes Magos de Oriente, pero Un papá muy impacientemente feliz todos los días me decía -“teníamos que abrirle alguno para Navidad” (había 3), ¡jolín, pues no parecía que le molestaban los regalos ahí puestos! ¡ni que los tuviera que tener en brazos!. Total que después de desayunar, me ha invadido el espíritu maternal de fotodemitesoroabriendolosregalos y he accedido a darle uno de los tres, el más pequeño (imitación a una tablet con fichas para aprender los números, palabras…).

Mientras que Un bebé muy feliz rasgaba el precioso papel verde, papá estaba grabando la escena y animando -“alaaaaa mira que bonito…¿qué será?” y mamá ayudando a abrir el regalo a la vez que también repetía animada  insistentemente -“¡a mi no me saques con estas pintas!” (mezcla de Cruela de Vil con la bata dálmata y la espeluzná de mi vecina de enfrente).


Una vez destapado el regalo, hecho el test de resistencia del papel y echada la primera visual a la caja, Un bebé muy feliz se ha dispuesto a tirarlo para atrás…si, como suena, ¡lo ha voleado sin ni siquiera saber que era! ¡¡uyy parece ser que no le ha gustado…!!de forma inmediata se ha dirigido al árbol, ha empezado a correr de un lado para otro mirando los regalos y gritando -” TETA, TETA, TETAAAAAA”.


Ni sucedáneos de tablets, ni leches en vinagre…Mi bebé muy feliz quería una teta de repuesto, ¡vaya a ser que se acaben las que tiene! ¡¡Papá Noel te has lucío!! si no sabes regalar, ¡¿pa qué te has metío?!


PD: Sus Majestades Los Reyes Magos de Oriente ¿tendrán tetas para traer? Será cuestión de escribir la carta de nuevo, ¡aun estamos a tiempo!!

 

 

 

24 comentarios en “¡Papá Noel te has lucido!”

    • Holaaaaaaaaaa!!! pues como ya te he dicho antes bienvenida, me alegra que te haya gustado y que me sigas…mañana sin falta me paso por tu blog a darme una vueltecita…Un bebé muy feliz me reclama…ya sabes!!!

      Besos felices y gracias por seguirme!!!

  1. Jajaja! Que rico tu niño!!!! Claro, que mejor regalo que unas tetas de repuesto?
    En mi casa siempre hemos sido de olentzero, es decir, en navidad pero yo tampoco entiendo la moda por jugar más. Con la ilusión que hace llevar los nuevos regalos al cole!!!

Deja un comentario

Responsable » Carolina Vargas Alarcón.
Finalidad » Enviarte nuevos contenidos.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de Mamá Ríe) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa. (https://www.webempresa.com/aviso-legal.html).
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.