La maternidad te llena…de bolsos, planes y manchas.

Esta semana me había abandonado un poco la musa y también la santa siesta de mi tesoro, además de algún problemilla familiar. El caso es que no sabía que escribir, ni tenía tiempo de pensarlo siquiera, pero hojeando una revista, vi esta frase “La Maternidad te llena…” (no me hagáis mucho caso, porque la verdad es que la revista en cuestión pasaba por allí y la cogí sin más, pero creo que es el título de un capitulo de una serie).
 

No me digáis que desde que sóis madres esas tres palabras no forman una parte muy importante de vuestras vidas y de la maternidad? y las que aun no lo sois ya os acordaréis, ya…

 
La maternidad te llena de bolsosEn el caso de los bolsos, ¡me tienen agobiadísima! (tono susurro: si mi madre o Un papá muy feliz leyeran esto, pensarían que se me está yendo la cabeza, shhhh). Siempre me han encantado los bolsos, no puedo remediarlo. De pequeña, Una abuela muy feliz, estaba muy preocupada porque pensaba que mi brazo izquierdo se me quedaría pegado al tronco de llevar siempre debajo su monedero…ahora que lo pienso… ¿me vendrá de ahí la tendinitis de codo?. Conforme fui creciendo y llegando a la “edad del pavo” me gustaba presumir de un bolso con cada modelito, eran de los que no cabían nada, tipo bandolera, ¡que recuerdos! aun tengo la marca del quemado en el cuello del roce del cordón. En mi época universitaria, siempre llevaba una mochila con prácticamente mi vida dentro, lo que hizo que al acabar la carrera y al desprenderme de ese lastre, aborreciera por completo llevar bolso… ja, pero no comprarlos, ¡he ahí la cuestión!. ¡Si es que me encantan los bolsos! por cada uno que me compro ya tengo preparada antes la excusa perfecta del por qué no lo llevo, ¡si es que odio llevarlos!. 
Al final del embarazo, ¡cómo disfruté colocando la bolsa del hospital!, lo sacaba y metía todo una y otra vez y allí estaba preparada más de un mes antes… y allí se quedó mientras yo iba para el hospital, esta vez ni excusa me dio tiempo a preparar
Ahora con mi bebé muy feliz no puedo salir sin bolsoS, si SSSS, que más bien son maletas, bueno, ¿¡que os voy a contar?!; generalmente llevo el bolso de Un bebé muy feliz con pañales, una mudita extra o dos, otro par de zapatos por si pierde alguno, dos botellitas de agua por si se vacía una encima, de ahí la segunda muda extra, pañuelos, algún juguete, la bandolera, mei-trona, barrita de arnidol…, otro bolso con mi monedero, mi móvil, las gafas de sol, pañuelos, llaves, cartera del papi, cámara de fotos, barrita de arnidol (si, otra otra), otra botellita de agua, más pañales y toallitas… Y ya si vamos a comer fuera ¡parecemos vendedores de enciclopedias con tanto bolso!, llevamos otro bolso con la comida, babero, cubiertos, galletas, yogures, fruta, toallitas y pañales (de esto no falta, caca puede hacer a destajo que no me faltan provisiones…nunca se sabe). Mi vecino cuando nos ve salir, me pregunta si me tiene que regar las plantas durante las vacaciones…
La maternidad te llena de planesA pesar de ser muy calculadora y metódica, siempre he pensado que no hay mejor forma de fastidiar algo que planearlo. Pero con la maternidad, ¡no puedes dejar nada a la improvisación! Mis amigos por fin han entendido que ya no nos pueden llamar diciendo –”os esperamos en tal sitio”, y en un plis allí nos plantábamos, ahora necesitamos mínimo 24 horas de antelación…para preparar, entre otras cosas, tanto bolso. Y ya no solo salir, hasta para las necesidades más básicas como es ir a hacer pipí tengo que buscar un hueco y planear la manera más adecuada de llevarlo a cabo, que luego al niño le da por, quién dice andar, dice aprender otra cosa, y me pilla desprevenida…a ver a ver justo después de la fruta cuando mi tesoro aun permanece en la trona, localizado e inmóvil me puedo escapar un segundo y hacerlo en la intimidad y sin sobresaltos. Y para otros menesteres a los que hay que dedicarle más tiempo, pues ya tendría que esperar el fin de semana que papi se puede hacer cargo un mo-men-ti-to, ¡vamos, digo yo!.
 
La maternidad te llena de manchasY por último las manchas…ay las manchas…¡amargan la existencia!. Empezamos con los escapes caquiles, que para hacerlo tan tímidamente, disimulando, por el filillo del body…¡échale nudillos para sacarla! Y luego con ese miedo que te meten en el cuerpo…
 
 
-“nooooo, la ropa de bebé solo se lava a mano, con jaboncito neutro”-dice la sabiduría popular de nudillos sollados.
-a lo que pregunto temerosa -“¿y entonces suaviz…?????”
-“nooooooooo, jamás!!!!!!!!!!!”- exclama la sabiduría popular echándose manos a la cabeza. 
Como para preguntarle por la lejía…¡directamente me exorcizan!.
Pero progresivamente los escapes van siendo directamente proporcionales a la materia en cuestión, y si seguimos con el “jaboncito neutro” (léase con rintintín haciendo hincapié en cada sílaba)…mal asunto, ni te molestes, directamente tira la prenda.
Cuando llegaron las manchas de la alimentación complementaria, le planté cara a esas descaradas que me desafiaban continuamente, ¡no hay producto en el mercado que no haya probado! cualquier día se me desintegra la ropa o directamente explota la lavadora…ahora, que me queda todo como un jaspe.
En cuanto a mi ropa, desde aquí hago un llamamiento a los fabricantes de pantalones provocadores de suelas de bebés andarines, señores pónganle ustedes ya la mancha correspondiente a la suela del zapato del bebé, total parece que la traen de serie, yo ya salgo de casa con ella puesta, y aun así siempre que me pisa parece que fuera la primera vez, ¡me llevo el disgusto!, debería dejar de ponerme este tipo de pantalón, no???
 

Uyy que tarde, os dejo que hoy es lunes, empecemos la semana con buen pie, voy a ponerme mi vestido impoluto de manchas of course, colgarme mi coñazo de maleta bolso y me voy que he hecho planes con mi tesoro…osea!!

Posts relacionados de interés

Si te ha parecido interesante, por favor, compártelo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Pin on Pinterest
Pinterest
Buffer this page
Buffer
Email this to someone
email
Print this page
Print

43 comentarios en “La maternidad te llena…de bolsos, planes y manchas.

  1. Madre mía, me has impresionado con todo lo que llevas para tú cachorro en el bolso!!! Yo, con Currito también era así, pero cuando nació Currita no sé muy bien que pasó pero me empecé a liberar de toooodo. Llevaba mi bolso con mis cosas, toallitas, 2 pañales y un chupete. Y tira!! Muy mal, muy mal.
    Y las manchas, recuerdo especialmente la de el hombro. Siempre tenía una. Por mucho trapito que pusiera entre la boquita del cachorro de turno y mi ropa, siempre, siempre se manchaba..
    beso!

  2. JAJAJAJAJA como nos parecemossss!!! Me encantan los bolsos pero ODIO llevarlos, me parecen incomodosimos.

    y de las manchas??? Ni hablamos, con niños siempre vas manchada!!! Siempre! Es horrible jajajaja !!!

    me encanta leerte!!

    Un besote!

  3. jajajajajjajajajja, la madre que te trajo!!! jjajajjajajaj
    Con lo del vecino ofreciéndose a regarte las plantas ya he tenido mi primer ataque de risa, y así hasta terminar. jejejejejjejejjejej
    Una pregunta ¿solo haces aguas mayores los fines de semana? curiosa que es una ….

    • Holaaaaaaaaaa Arantxa!!!! pues has llegado a un buen lugar, no??? aquí se está calentito, jejjeej. Cotillea, cotillea…deja que tenga un rato y voy a tu blog a ponértelo patas arriba cotilleando a tope.

      Gracias por comentarrrrrrrrrrrrrrrr ¡qué me gusta un comentario!

      Besosssssssss felices

  4. jajajajajaaj me encantas mama muy feliz!!! A mi tampoco me entusiasman los bolsos muchas veces los dejo en casa, creo que eso cambiara cuando vaya a ser mama… jajaj creo no lo se… pero de momento déjame soñar :p

    Un besazo!!! ♥♥

  5. Yo también he sido una fanática de los bolsos y desde que nació la bichilla los tengo abandonados y sólo voy a todas partes con el bolso del carrito ¡qué cosa más poco fashion! Bueno y la de heriditas que tengo en los nudillos y por toda la mano por frotar la ropita de la zángana ¡anda que no escuecen! Yo que hasta ahora creo que no había frotado un trapo en mi vida (vergüenza me debería de dar haber sido tan mal ama de casa hasta ahora…). Ya me he planteado más de una vez deshacerme de algún que otro body completo por tal de no pasarme el día fritando manchas de caca reseca.

    • Los blosos de los carritos son feos de coj…uyyyy que aquí no se puede tachar…de narices, pero bueno, visto lo visto, son muy apañaos para llevar de todo.

      Nenaaaaaaaa pásate ya a la lavadoraaaaaaaaaaa, que te quedas, o sin manos, o sin bodys, jajajajaj.

      Besossssssssss

  6. Me ha causado muchisima gracia!!! Con el lavado he de confesarte que yo lave la primer semana a mano y luego todo a la lavadora! es solo la ropa del peque, pero todo a la lavadora… y las muselinas, gasas y mantas… buen esas soy peor! la pongo con nuestras cosas! asi huelen rico! es que al principio todo con el jabon del lagarto! pero la ropa no olia tan rica y el olor ese de regurgitado es asqueroso! (si, incluso el de mi principe! he de decir que huele mal!) asi que ahora a la lavadora con suavizante, ariel y la pastilla para la cal!…Y los bolsos es un tema… nosotros tenemos un solo coche pequeño… asi que el niño y sus trastos ocupan todo el coche y mi marido y yo llevamos un bolso mediano cada uno con las cosas justas! y yo he optado por dejar de llevar el bolso con mis cosas y ahora llevo dos monedas de euro, un tarjetero con la tarjeta, DNI y carnet de conducir, telefono y las llaves. Asi de triste… con la cantidad de bolsos que tengo! incluso en la ultima epocan del embarazo me compre algunos pequeños pensando que me servirian… ilusa de mi!… lo mejor ha sido en una boda que lleve un sobre grande y en el tenia un pañal, unas toallitas! Nada de maquillaje o cosas asi!

    • A mí me pasó igual, empecé lavando a mano, con jaboncito neutro…ayyy pero las manchas se cachondeaban de mí!!! Así que a la lavadora…con jabón normal y a veces con quita manchas…

      Los bolsos es un mundo, yo también tengo muchísimos bolsos…ahí en el armario!!!!

      Gracias por pasarte. Besossssss

    • Jajajajajja, tendrás que hacer de tripas corazón y dejar de lado algunas cosillas tuyas y hacer hueco para pañales, botellitas de agua, mudas para toda la familia….jejejej y a tus labios cuando se les vaya el color pues que le den…jajajajajaj porque no tendrás hueco ni para una barrita de labios… ayyyyyyyyyyyyyy

  7. Jaja, me encanta!!!
    Nosotros también cuándo salimos a comer parece que nos vamos de vacaciones, madre mía la de cosas que hay que llevar…
    Pero yo bolso…. SIEMPRE, me encantan, y me gusta muchísimo llevarlos. Además que me he dejado buena parte de mis sueldos en ellos asique no voy a guardarlos en el armario hasta que los peques sean mayores de edad… me niego!
    Voy a confesarte que una de las cosas que me echa para atrás del porteo es… cómo llevo mi bolso? jaja

  8. Madre mía y yo que pensaba que llevaba cosas en el bolso! jajajajaj que barbaridad!
    tu eres lo siguiente a prevenida, a ti no te pilla desprevenida nada, lo tienes todo!
    Lo de la ropa, al principio con la primera, pecaba de lavar con detergente especial, sin lejía, sin suavizante…cuando vi que las manchas me sacaban la lengua dije, que porras! a la lavadora como la de nosotros! hombre ya..
    Y lo de ser puntuales, creeme que da igual que tengas 2 u 8 años, no lo conseguirás nunca! Siempre pasará algo, algo se olvida, que quiere hacer esto,lo otro, que no encuentra,que no la vale…ainss.. que cruz!
    Me ha encantado tu post! me he reído un montón 🙂
    Feliz día!!!

    • Aishhhhhhhh si, creo que me paso de prevenida, como dice mi madre “más vale un por si acaso, que un quién pensara”
      Eso mepasó a mi con la ropa, al principio todo a mano, con detergente que no sirve para nada…anda yaaaaaaaa
      Ayyyyyyy lo de la puntualidad lo llevo fatal, eso de que siempre surge algo a última hora…

      Me alegra que te haya gustado. Feliz día!!!

  9. ¡Ay qué carcajadas! Me has alegrado el lunes jajaja!
    Yo también ando con varias bolsas arriba y abajo, es lo normal en mamás de niños pequeños… Lo noté mucho cuando la mayor llegó a los 3-4 años, que mis bultos se habían reducido mucho y ya podía salir de casa con un bolso casi normal.. Pero ahora con el peque, vuelta a las bolsacas jaja!

  10. Mira, estoy con el tema de lavado! Porque me han regalado ropa usada y hay cositas con manchas. No sé si usar lejía o no… o si suavizante… tienes que hacernos un post con tu método! Nos irá de perlas a las becarias 🙂

    • Ya he dicho más arriba a Gestando que yo ponía las lavadoras normales, hombre lejía no usaba al principio y si posteriormente la he usado, le doy varios lavados después sin lejia.

      Ahora ya lavo la ropa como la nuestra.

      Ya contaré ya, jejejej

  11. Me estoy agobiando!!! jajaja, yo también salía cargada con un superbolso con ropa para monstruita por si se manchaba, ropa para mi…, ahora no salgo con ninguna y si se mancha, pues ya tengo la oportunidad para comprarle ropa nueva 🙂

  12. Me duele la espalda de pensar en lo que llevas dentro del bolso…Jajajajjaa. Yo también llevo muchas cosas dentro y la mayoría ni las uso.
    Lo de la ropa del bebé es verdad, digo yo que alguna vez habrá que poner algún producto más fuerte…No cuando son bebés, pero cuando son mayores, si se manchan de chocolate o algo así…eso no sale con detergente suave, ¿no?.

    Total, que me he reido un rato leyéndote, como siempre!!! Besos!!

    • Yo tampoco suelo usar lo que llevo en el bolso, la operación pañal la superé hace tiempo, jajajajaj

      Yo desde el principio lo lavé todo en la lavadora, igual que la nuestra…es verdad que había cosas que lavaba a mano pero porque no daba abasto a poner lavadoras y tenía que lavar algún body en el bidé. Si las peores manchas son las de caca de muy bebés…esas a base de echarle nudillos y algunas ni así.

      Besossssssss

  13. jajaja! me encanta como cuentas las cosas, y sí yo también soy la loca de los bolsos. Recuerdo los de bandolera en mi adolescencia y uno precioso que me compré de una parada hippy que apestaba a cerdo literalmente, pero que yo adoraba. Ya se lo he dicho a mi marido, ¡necesitamos más armarios! tendremos que plantearnos cambiarnos de casa, ya no me caben los bolsos jajaja!

    • Hija a veces tal y como me vienen ahí que las suelto!!!
      Jajjajajaj yo tenía una mochila de esas de piel, buahhhhhh que cada vez que la cogía, porque me encantaba, iba dando arcadas del pestazo a caca que echaba, jajajaj

      Claro tenéis que mudaros, los bolsos necesitan su espacio…jajajaj

  14. jajaja…. qué nos vamos a contar!! parece que te mudas constantemente cuando tienes que hacer una mochila!! Yo debo decir que soy una dejada y para dar una vueltecita de una hora sólo llevo agua y alguna toallita en mi bolso. Si salgo un poco más llevo una intermedia con pañales y algún body. Y si ya voy a comer fuera pues la otra más grande (hay otra aún más grande por si paso todo el día fuera jaja). Todavía peco de desorganizada pero es que me agobia llevar de todo!! y más en invierno que si no pierdo una manopla se la traga el saco del carro…. En fin, algo más aprendemos cada día. Un abrazo!

Deja un comentario