Y así se presenta la vuelta tras las vacaciones

Ya son varios años los que llevamos de amistad vosotros y yo y ya me conocéis un poquito como para saber que para mí el año siempre ha empezado en septiembre. Fijaros que hasta creo que es más lógico. Coincide con el nuevo curso escolar, algunos años son cambios enormes, un volver a empezar. Coincide cuando en realidad comienza un nuevo año para mí, estoy a unos días de mi cumple. Climátológicamente hablando, parece como que pega más un cambio; del calor al frío, de ropa, de rutinas…Y bueno, es una vuelta tras las vacaciones, ese largo (para unos más que para otros) periodo en el que hemos descansado, disfrutado (unos más que otros)…como preparándonos para una nueva etapa que comienza.

Aun así, después de todos estos años (una ya no vuelve a cumplir los cuarenta) empezando mi nuevo año particular, sigo sin acostumbrarme. Vamos, que para mí la vuelta tras las vacaciones es un suplicio…cuesta cuesta. ¿¡No sé si quedaría muy exagerado decir que prácticamente me amarga el verano?!

¿Vosotros no sentíais ese cosquilleo constante y molesto los días (en mi caso como digo, semanas) antes de que empezara el curso? Para mí era casi una enfermedad, pero enfermedad de irme por la patilla de los nervios. Y cuando acabé los estudios me enganché con los nervios del trabajo…ayyy esa vuelta tras las vacaciones en el trabajo…no sé yo que es peor. Sí, siempre me ha costado un pelín volver a coger el ritmo.

Pensaréis, ¿y ahora de qué se queja esta si ni estudia ni trabaja? (bueno, tampoco te cueles que eso es un decir, de las dos cosas, y mucho jejeje) ¿si no hay vuelta que valga? No, mía no, pero llevo desde el 23 de junio que le dieron las vacaciones del cole a mi rubio pensando en su vuelta. Y sí, ya he empezado a irme por la patilla.

Ya es el tercer año, lo sé, ¿y qué? aun así no puedo bajar la guardia. El año pasado me confié y la primera semana de octubre fue peor que todo el primer año junto. Así que no sé cómo se presenta este año ni cómo se lo va a tomar mi tesoro, yo por si acaso ya me he cogido mis nervios y mis nostalgias.

Y mis kilos…esa es la virtud más bonita que tengo, la boca como un buzón en el que todo entra cuando estoy nerviosa o inestable (inestable emocionalmente porque lo que es físicamente me he puesto que no me mueve ni un vendaval). Ya os podéis imaginar la ilusión con la que afronto los cambios climatológicos de mi nuevo año…¡tengo que renovar enterico de armario! y el bolsillo no está para exigirle mucho.

Veis, lo que llevo bien son los años. Hombre mi cosilla tengo ahí enganchá cuando pienso que se me acaba el tiempo para tener otro hijo, pero por lo demás…¡estoy estupenda!

Y siguiendo con esta parte positivoptimista del post y bloguerilmente hablando…estoy super ilusionada con mi Crea y Gestiona tu Blog, creo que me va a ir muy bien. Aprovecho para hacerme un poquito de publi y pediros que os paséis, ahora estoy regalando una guía muy chula y socorrida para hacer unos posts de escándalo.

Y no creáis que porque esté más centrada en mi nuevo proyecto voy a abandonar mi mamá ríe…¡ni loca!. Ahora que está en el mejor momento, que casi se me mantiene solo y no me da ruido alguno. Además, le estoy haciendo unos arreglillos que le van a venir muy bien.

Pues así se presenta mi vuelta; un poco decaidilla, triste, ilusionada, con ganas de que pasen un poco rápido estos primeros días del año nuevo, cansada…Porque luego como es que ha sido una mi…de verano, pues una no ha tenido esa cosa de decir “he cogido fuerzas pa 7 inviernos que me echen”. Al contrario, nos han llovido problemas por todos lados, lo que tenemos es un desgaste físico y mental que lo que necesitamos es 7 veranos para recuperarnos (a poder ser en las Islas Seychelles).

El único consuelo que me queda es que mi rubio ha sido feliz y lo hemos pasado genial en nuestro paraíso particular.

Vuelta tras las vacaciones en nuestro paraíso particular
¿A caso tiene nuestro piscinorro (como le dice mi rubio) algo que envidiar a las Seychelles?

Ayyy qué bien sienta un post de estos desahogativos de vez en cuando. Ahora os toca a vosotros ¿cómo se presenta vuestra vuelta tras las vacaciones?

 

12 comentarios en “Y así se presenta la vuelta tras las vacaciones

  1. Ayyy, pues yo estoy igual. Para mi el año también empieza en septiembre y que me cuesta. Tenemos unos horarios de locos, y me queda una semana para intentar que mi angelito se acueste a las 11 en vez de a las 2.
    Yo odio la vuelta. Me pongo mala solo de pensarlo. Lo único bueno que tiene septiembre es que me da por el blog, jaja

    • Yo también odio la vuelta, bueno odio los cambios en general…y este año no está siendo nada fácil.
      Jajajaj pues fíjate, a mí me da el agobio y casi que aborrezco el blog, bueno, los blogs, que ahora por si no tenía bastante con uno tengo dos…

  2. Pues ycpor ahora lo llevó regu también. Pero reconozco que necesitamos nuestra particular vuelta a la normalidad. Mañana me toca a mi mi pequeño desahogo. Por cierto tengo pendiente un mail de consulta y consejo ( no pienses mal jejej). A ver si me centro y los coloco y te lo mando al crea y gestiona

  3. Ánimo!! que te nos agobias antes de tiempo!
    Y por supuesto, vuestro piscinorro no le envidia nada a las Seychelles; lo a gustito que estáis ahí metidos con los calores que hace en tu tierra. Eso es el paraíso, seguro!

    • Uffff están siendo unos días durillos…bueno, qué te voy a contar!? Es verdad, tan agustico en nuestra casica…y sin gastarnos un duro jajajajajaj

  4. Carol, lo que te cuesta a ti la vuelta al cole del peque¡¡¡ Venga ánimo.
    Espero que todos esos problemas que dices, no hayan sido muy gordos.
    Ya sabes que espero con ansia tus post de Crea y Gestiona, y que por aqui también me paso todo lo que puedo.
    Un abrazo gordo

  5. Yo vuelvo al revés que tú. Igual la semana que viene me daré de cabezazos contra una pared, pero por ahora, estoy encantada con septiembre. Mi bichilla se levanta ya diciendo que quiere ir al colegio ¡espero que sea cierto! Y que en P4 no exista el periodo de adaptación del horror que tuvo el año pasado. Con los kilos ya me he puesto en serio desde hoy (ay, señor). Por cierto ¡que no sabía nada de tu nueva aventura blogueril! Me pasaré a bichear por allí, claro.

    • ¿Qué tal todo? Pues al final no ha sido para tanto la vuelta al cole, al contrario, muy bien. Pero septiembre, jolín con septiembre lo difícil que nos lo está poniendo.

      ¿Qué no sabías tu de mi nuevo blog? Pues ya te quiero ver allí la próxima vez que pase lista, eh?

¡Seré aun más feliz si me dejas tu comentario!

A %d blogueros les gusta esto: