Con la mosca detrás de la oreja


No lo puedo evitar, estoy obsesionada, es algo que incluso me ha llegado a quitar el sueño, si, léase textualmente, me ha quitado el poco sueño que algunas noches puedo conciliar.

(Música de rememorando el pasado)Ya cuando me quedé embarazada, nooooo espera (música chirriante de corta el rollo), incluso antes, (ahora si, música de aquellos maravillosos años e imaginación en blanco y negro) remontémonos a cuando se iba forjando en mi mente la posibilidad de formar una familia con quien es hoy Un papá muy feliz. Que si, que aunque dicen que el amor es ciego, que cuando estás enamorada no ves defecto alguno en el otro, bla bla bla, a ver, antes de que la imaginación vuele, quiero aclarar, que el chico siempre me ha parecido y me parece muy atractivo…cuanto menos es mi tipo, bueno y las orejas grandes en un adulto no parecen tan grandes, pero he reconocer que las tiene un pelín…como que le van frenando.

Claro, una cosa es que la que es tu pareja, en aquellos principios, tenga los órganos auditivos un poco despegaos, que ya viene así de serie y yo ya no podía hacer nada…ummm ay si hubiera podido… y otra cosa es que el tiempo va pasando y ves que ¡se puede convertir en el padre de tus hijos!,  ¡que ya es otro cantar porque son sangre de tu sangre!… y claro, de la suya, ¡ahí está el peligro, por culpa de Mendel!

Con la mosca detrás de la oreja
Ahora si, estando ya embarazada, todas las noches tenía un momento de intimidad en el que le hablaba a mi tesoro tocándome la barriga y le repetía una y otra vez –“a ver si te vas a pillar las orejas dobladas con tanto movimiento” “ tesoro mío, las orejas y la nariz (de la que hablaré otro día, me da para otra entrada) de mamá, sácalas de mamá”,que no es por nada pero las tengo muy bien puestas. En la eco 4D ¡yo quería verle las orejas! y el pesado del ginecólogo; que si mira los huevecillos, que si la cola…¡a las orejas hombre, enfoca a las orejas!.
 
Por fin llegó el día de poder verle la cara a mi tesoro, al ser cesárea, solo me lo enseñaron un momentito, liado en una toalla mientras que me cosían, hasta que me subieron a la
habitación y allí lo tenía Una abuela muy feliz en brazos preparada para dármelo (pensaréis, ¿pues donde estaba el padre?, eso me da también para otra entrada). Un momento inolvidable (música de entrega de nieto a hija y cámara lenta),  la abuela y yo llorando a moco tendío y…-¿qué? ¿qué es eso? ¿por qué ya no oigo la música en mi cabeza? ¡qué mala madre…no puede ser que yo esté…¿en este momento?!!!! ¡que vuelva la música!, ah, pero si no soy yo,¡esa voz no está en mi cabeza! madre míaaaaaa…pero…si, es mi madre repitiendo mientras que me da a mi hijo como una histérica –“las tiene chiquitillas y pegaditas” “mira, míralo ”- parece ser que no era la única a la que le preocupaba el tema. Lo curioso es que conforme iban llegando visitas y aun sin dar muchas explicaciones casi todos decían –“uy que orejillas más bonicas” y a continuación mirada a Un papá, en esta ocasión, no tan feliz y sí con cara de circunstancia.
 
Tuve una época muy buena en la que me relajé bastante con el tema, claro mi tesoro aun no se movía y le tenía las orejillas completamente controladas. A veces surgía algún que otro momento estresante cuando Un papá muy feliz lo ponía sobre su pecho y lo que podía ser una idílica imagen padre-hijo, se convertía en una imagen de madre energúmena chillando… en silencio-¡la oreja, que se la has pillao doblá!, pero solo con gestos para no perturbar la paz de Un bebé muy feliz, así que la que casi acaba con las orejas hechas un churro soy yo de tantos tirones y escenificaciones con las mías para que el papi lo pillara.

Pero pronto se acabó lo bueno, ¡crecen tan rápido! ¡y se mueven tanto!. En esa época fue cuando empecé a desarrollar mi insomnio inicial…; yo lo echaba a la cuna con las orejas tan colocaicas y era acostarme yo y ¡empezaba a mover la cabeza como si la tuviera a rosca! Cuando estaba sin oírlo cinco minutillos me levantaba otra vez a colocárselas…¡qué trajín! a veces incluso lo he despertado, así que decidí no levantarme y eso de que “ojos que no ven, corazón que no siente”… mentira, casi mordiendo las sábanas con ojos de loca y sudando de los nervios repetía compulsivamente –“duérmete, las tiene bien”

No tardamos en colechar toda la noche, así que las tengo más cerca para en un momento dado, cuando veo una postura algo extraña, no dudo en meter el dedillo y estirar la oreja afectada y así yo poder doblar la mía tranquilamente al menos durante un ratito.

Bueno y ya voy a cortar el rollo ¡que hay que ver lo que dan de si unas orejas!…me refiero por su puesto al relato, que las de mi tesoro se siguen manteniendo perfectísimas. Ah y antes de acabar, me gustaría dejar claro que estas son historias de una maternidad muy feliz y un tanto exagerada…lo digo por la parte que le toca a Un papá muy feliz.

13 comentarios en “Con la mosca detrás de la oreja”

  1. Jajaja hasta en las orejas se parecen los clones!!!!!
    A mi me pasó lo mismo..pernsando en la herencia que podrían tener los peques. La Pitufina se libró. ..pero en Pitufin…ay el Pitufin… cabeza y orejas de su padre. .jajajjaaaj
    Que le vamos a hacer….dejarle el pelo largo! !
    Jajaja un besazo!

    • Jajajajaj pues eso, si es que son clones!!! no me digas que Pitufín ha salido al padre!!?? jajaj bueno tampoco están tan mal, no!!?? anda seguro que es un niño guapísimo…pues eso melena al viento!!

      Besossssssss

  2. Jajaja, madre mía, las orejas y en mi caso un dedo del pie, el dedo corazón, ese que está al lado del gordo y que el papa lo tiene más laaarrrgggooo!!!antes de q naciera M yo decía lo primero que haré después de saber lo que es será mirarle los pies, que si es niña y tiene ese “dedo de ete “no se como se le quedarán las sandalias ni los zapatitos de niña. Tengo que decir que tiene los pies cómo su padre!!!ea, la genética ésta.

    • Hola María, gracias por comentar.
      Verás es que ha sido un trabajo muy dificil y meticuloso, y me imagino despistarme una noche y amanecer con el Principe Carlos de Inglaterra al lado y no no no…he de llevar un mantenimento, jajajja…¡no lo puedo evitar y es que veo el futuro en su padre!

      Besetes y lo dicho espero que vuelvas.

  3. Que gracia lo de las orejas! Que yo estoy igual! mi marido viene de una familia con orejas gigantes… creo que debe ser familia cercana a Dumbo o un humano mas evolucionado con posibilidades de volar! porque madre mia las orejas que tiene el tio! Como si eso no fuera poco tiene una nariz de tucan enorme! mi madre que quiere ser buena dice que tiene una nariz interesante! Claro que cuando le mostre de la eco 4d, donde el medico se la paso diciendo que graciosa la nariz de mi hijo (el medico decia que graciosa para no decir gigantesca!) no opuso ninguna resistencia a que dejemos de crear un fondo para la universidad para que sea el fondo de la cirugia plastica! jajajaja! para mi sera perfecto sea como sea mi pequeño! pero oye! que yo le pedi y le re pedi que coga mi nariz!… pero por lo visto no ha sido el caso….
    Pero lo peor de lo peor es que tendre que escuchar a mi suegra decirme lo parecido que es a su familia mi hijo!!! (claro! la nariz gigantesca viene de su familia!)…

    • Jajajajajaj me parto…oye será una cosa como que viene en pack nariz-orejas,es que suelen coincidir. Y tu madre una bendita,eh??? Mi madre le dice a Un papá muy feliz cuando se resfria que tiene que estar fatal porque tiene afectada la mayor parte de su cuerpo.

      No te preocupes por la eco, suelen ser exageradas, yo ahí ya le vi mi nariz pero a lo grande…que no se yo cual hubiese sido más fea…
      Sea como sea para nosotras son los más guapos del mundo y que nadie diga lo contrario!!! Y yo también tengo que escuchar a mi suegra continuamente decir que es igualito a mi…pero con retintineo y el morro torcido de la rabia por no parecerse a su hijo.

      Voy a visitarte ahora mismo.Gracias por pasarte por aquí y espero que repitas y repitas,jajjaja. Besetes.

    • jajajajja, ayyyy las madres…pues imagínate, a esa definición se unió la mirada asesina al yerno cuando se trató de su nieto…¡menos mal que sacó las mias!

      Si, como ya hablé del momento del parto y otros temas en Felizenbrazos, voy a ir retomandolos,haciendo arreglillos e incluyendo más detalles,jejejejeje.

      Gracias por pasarte por aquí. Besetes.

Deja un comentario

Responsable » Carolina Vargas Alarcón.
Finalidad » Enviarte nuevos contenidos.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de Mamá Ríe) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa. (https://www.webempresa.com/aviso-legal.html).
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.